Entradas

Mostrando entradas de julio 23, 2011

Oremos, hermanos: EL “Credo” de la defensa

Imagen
Por: Pedro P. Domínguez Prieto

Un problema común a la hora de entrenar con armas de fuego, es el de reproducir escenarios que nos sean útiles una vez salimos del campo de tiro. Es posible mejorar nuestra rapidez, precisión, seguridad o cómo nos movemos o comunicamos, pero será muy arriesgado y de nulo valor pedagógico, el condicionar movimientos en entornos que será prácticamente imposible de encontrar en la calle.

Por ejemplo, las condiciones que nos impongan las instalaciones en las que entrenemos pueden suponer disparar solo en una dirección, o (típicamente) conocer a grosso modo la situación y dinámica de los blancos (bastará con la eexplicación o demostración del profesor, o con presenciar la práctica de un compañero que esté delante nuestro en la cola).

Asimismo, estas limitaciones pueden hacer que la situación y distancia de los blancos, de los elementos que nos deban proteger, sus líneas de movimiento/ ataque, o el “timing” sean radicalmente diferentes en el bar, el callejón o…