Entradas

Mostrando entradas de septiembre 28, 2016

EL ENEMIGO EN CASA

Por Ernesto Pérez Vera
Oye, pero qué triste tiene que resultar sentirse miserable durante el ejercicio de la profesión que uno mismo ha elegido. Debe ser muy lamentable saberse incompetente. Pero mucho más desagradable debe ser que tus propias acciones, o inacciones, te lo recuerden a diario. Parece que esto no le sucede a los afectados por el extendidísimo síndrome de Dunning-Kruger, ese que contamina y nubla la percepción de la realidad de quienes lo padecen, hasta el punto de hacerle creer a un ario teutón que es un mandinga guineano, solo porque quiere verse entre las pierna un enorme miembro viril, del todo inexistente. Llevándolo a lo mío, al terreno en el que siempre me he movido, laboralmente hablando, esto es lo que le sucede a un consumado inútil con placa y pistola, al verse a sí mismo, en el espejo interno de la mentira, como un perfecto híbrido entre el ranger Cordell Walker y el teniente Horatio Caine, aquel de la afamada teleserie norteamericana CSI Miami.
Los hay a porri…