Entradas

COMO LA VIDA MISMA: PÓLVORA, PLOMO Y SANGRE

Imagen
Por Ernesto Pérez Vera

Jorge, como siempre que entraba de servicio por la tarde, había almorzado muy temprano. Antes de las dos y media ya había recogido las llaves del coche-patrulla, el radiotransmisor y la carpeta en la que guardaba varios papeles con anotaciones de vehículos recientemente sustraídos; e igualmente las fotografías y filiaciones de tres individuos de la zona que se encontraban en requisitoria judicial, o sea, en busca y captura.

Ese día, tanto él como su compañera necesitaban un café bien cargado: la noche anterior también habían currado, pero en vez de acabar a las seis de la mañana, como les correspondía, habían finalizado el servicio varias horas más tarde. Es lo que ocurre cuando a última hora del turno se lleva a cabo una intervención con detenidos. Y es que pillaron a un menda dentro de una tienda de telefonía móvil. Como ya era habitual en la plantilla, otras unidades habían hecho oídos sordos a los requerimientos de la Sala de Transmisiones, porque nadie quería…

HABLANDO DE INSTRUIR: QUE LO HAGA QUIEN SEPA HACERLO

Imagen
Por Ernesto Pérez Vera (publicado en 2016)

Lo he dicho mil veces, porque así lo pienso: poseer un diploma de algo no necesariamente te convierte en experto de nada. Eso sí, un título podría habilitarte para ejercer de algo. Y claro, mientras no se demuestre lo contrario, el titular de la titulación es especialista en la materia, sea de lo que sea el diploma. No obstante, creo que la mayoría de las veces sí es verdad que el cirujano de turno es experto en rajar el pellejo y en extirpar lo que toque extirpar, porque así lo dice el pergamino que cuelga de la pared, que para colmo, ahí es nada, lleva el nombre del jefe del Estado. Como, de igual forma, seguro que todos los que tenemos permiso de conducción somos serios, correctos y legales conductores; buenos conocedores y respetadores de todas las normas jurídicas relacionadas con la circulación y la seguridad vial. Oye, que el permiso de conducción lo expide el Ministerio del Interior.
Pero va a ser que no. No me trago eso de que todos lo…

“EN LA LÍNEA DE FUEGO” Y LA CESTA DE NAVIDAD

Por Ernesto Pérez Vera

Este correo electrónico recibido ayer, vale más que una cesta navideña o que un jamón. No obstante, amigos, acepto cestones, jamones y hasta quesones (tono irónico).
Correo que se cita:
Hola, Ernesto. Me llamo José David y soy policía local en la provincia de Murcia. Te envío una fotografía para que me pongas cara, ya que me la tomé contigo cuando el pasado mes de abril estuviste en Bétera, Valencia. 
Lo primero que quiero hacer es felicitarte por la publicación de En la línea de fuego. Has conseguido que se me pongan los pelos de punta con cada uno de los capítulos. Todos destacan con un rico y fluido vocabulario, haciéndolo ameno en su lectura, llegando a experimentar en muchas ocasiones la ‘visión túnel’. El capítulo 11, “Hemos visto demasiadas películas”, es uno de los que desde que empiezas a leerlo hasta que lo terminas, te hace perder la noción del tiempo; ese, entre otros. No hay capítulo que subestimar, ni uno mejor que otro. ¡Qué pasada! Una obra magnífica…

CUANDO TAMBIÉN PUEDEN MATARTE A MARTILLAZOS

Imagen
Por Ernesto Pérez Vera

Somera descripción de esta fotografía tomada en 2006: cuando hacia ti camina un tío gritando que te va a matar con el martillo que lleva en la mano, mientras a la par retrocedes desenfundando tu pistola. Pero ojo, por muy rápido que camines hacia atrás, el que de frente va hacia a ti caminará más rápido que tú, pudiendo alcanzarte si no lo neutralizas de inmediato. Retroceder es un acto reflejo natural, no un síntoma de cobardía. Si no te ves atrapado por un shock traumático emocional paralizante que te impida moverte, retrocederás e incluso correrás. Como igualmente, tras todo lo anterior, un área concreta del cerebro podría recordarte que llevas un arma de fuego, que eres policía y puedes y debes utilizarla ¡ya!, antes de que un martillazo potencialmente letal impacte contra tu bóveda craneal.
Y a todo esto, aunque no lo creas, sufrirás miedo inconsciente. En un momento tan trascendental, que dura un tris, no experimentarás conscientemente la emoción del miedo. …

“CUANDO TE MATAN DE UN PLUMAZO”

Imagen
Nunca pasa nada, hasta que pasa. Seguro que algunos me habréis oído en alguna ocasión hablar (también he escrito sobre ello) del uso letal de objetos domésticos. En mis clases y disertaciones he usado ejemplos miles, incluido el bolígrafo. ¡Que levante la mano quien recuerde este ejemplo por mí frecuentemente utilizado! Pues bien, en Estella (Navarra) han agredido con un bolígrafo a un policía. La puñalada estilográfica impactó en el rostro, provocándole al funcionario lesiones graves que han requerido de puntos de sutura. Pero y si en vez de pillar el inofensivo boli un labio, una mejilla, un globo ocular o un carrillo, pilla el cuello, por cuyo interior discurren las carótidas y las yugulares… Pues eso, que nunca pasa nada hasta que te pintan la cara de color sangre, con un simple Bic. Deseo la pronta y completa recuperación del compañero herido: 

https://estellanoticias.com/2018/11/19/agrede-a-un-policia-municipal-tras-protagonizar-un-altercado-con-su-expareja/?fbclid=IwAR04CTtLltc-…

MI TITULÍTICO COMPLEJO

Imagen
Hay que ver la de vericuetos que tiene la memoria humana. Dicen los especialistas médicos que los mecanismos que hacen funcionar y disfuncionar la memoria son complejísimos. Y cierto tiene que ser, porque a mor de qué habrá venido que hoy, durante mis casi cinco horas de sueño diario, me haya acordado de las varias veces que me han interpelado sobre mi titulación académica, relacionando mi nivel académico con mi capacidad para juntar letras, que es lo que yo hago, dado que escribir y ser escritor es algo de mucha mayor enjundia.

Resulta que hoy ha brotado en mí el recuerdo de cuando me reincorporé al servicio en verano de 2008, tras haber pasado nueve meses de baja médica por aquello de la recuperación física de las secuelas producidas cuando me mataron.Aquellos meses de calor los pasé trabajando en la puerta de nuestras dependencias policiales (recaí en episodios de dolor, teniendo que tomarme más tiempo de baja), donde solo tenía que atender al público y recepcionar las llamadas entr…

LAS EXCUSAS SON COMO EL CULO, TODO EL MUNDO TIENE UNO (ALGUNOS CUENTAN CON VARIOS)

Imagen
Que cada cual lleve la pistola como quiera,como si alguno quiere llevarla sin munición, que los hay a montones, como también los hay que llevan los cargadores a mitad de carga. ¡Como si alguien quiere llevar un plátano! Pero luego, cuando no sepan ni puedan defenderse a tiempo o directamente no se defiendan, o dejen tirados a sus compañeros o a los ciudadanos en riesgo, que no busquen chivos expiatorios, como muchos hacen echándoles las culpas de su inacción a los jueces, por no o ser ellos, los propios policías, quienes no han sido capaces de hacer lo que tenían que hacer. ¡Condenas! Hacen falta unas cuantas condenas. El primer reproche penal ejemplar debería haberle caído al agente que en sede judicial reconoció, en el plenario (yo estaba allí), que no abrió fuego contra el tío que estaba matando a su binomio, para no buscarse un problemón.
Uno me dijo una vez que no se defendió, dejándose acuchillar, porque los jueces podrían habérselo follado (palabras textuales). Cuando le demostr…