Entradas

Mostrando entradas de diciembre 4, 2015

LA MENTIRA SE VISTE DE LARGO, ¡Y LO SABES!

Imagen
Por Ernesto Pérez Vera
Se puede ser miserable a ratos, impresentable en ocasiones y embustero de vez en cuando. Pero cuando fabricas y vendes un producto nefasto que atenta contra la seguridad de tus congéneres, siendo estos además compañeros de profesión, o eso se supone, el miserable, el impresentable y el embustero se convierten automáticamente en asquerosos peseteros emboscadores de la verdad. Amigacho, te has consagrado como lanzador de cáscaras de plátanos, arropado por no pocas siglas de sindicatos de policías. ¡Traidores!
Si tu modernísima y endiablada funda es una mierda que frena el debido avance formativo en materia de tiro policial, siendo la susodicha fundita en sí misma una evidente prueba de involución y no de evolución, tira ya la toalla y gana 4 duros menos de los previstos. No engañes más al personal, ¡sinvergüenza! No ruegues a la gente que te aprecia que mienta en las encuestas, diciendo que consumen tu vomitivo y esperpéntico producto. ¡Saboteador! La peña es noble …

COMPAÑERO MIEDO

Imagen
Por Ernesto Pérez Vera
Qué más da ser policía, soldado, vigilante de seguridad, joyero, fiscal o senador, cuando un cabrón se coloca ante ti con un arma en las manos y con la clara decisión de llevarte por delante.
No importa que, amparado por la potestad que otorga un carnet de agente de la autoridad, estés cacheando a un sospechoso y que este resuelva en su cabeza matarte, porque si te pilla por sorpresa posiblemente te vas a comportar como el soldado que recibe fuego enemigo en su tranquila garita; como el vigilante de un banco que resulta asaltado por un atracador kalacaen mano; como el joyero al que un supuesto cliente le coloca un destornillador en el cuello al grito de ¡dame la gallina con tomate!; como el fiscal al que un narcotraficante le quiere cobrar a trompazo limpio tres años de talego; y como el senador al que un empresario arruinado se le tira encima en el aparcamiento del puticlub en el que a ambos les limpian el sable… o lo que a cada uno le guste que le limpien.
Debaj…