EL SENTIDO COMÚN AVALADO POR EL DERECHO Y LA JUSTICIA

Por, Ernesto Pérez Vera

Imaginen que un día aparece un tonto diciendo que ya no es conveniente usar el cinturón de seguridad durante la conducción de vehículos, porque ha inventado una técnica o maniobra que permite colocárselo (el cinturón) en el instante previo a una colisión. No duden una cosa, seguro que hay borricos que llegarían a creérselo. Quiero pensar que los sensatos acabarían mandando al nefasto inventor, como poco, a tomar viento fresco.

La ridícula y falsa idea de que es más seguro y eficaz cargar el arma delante del malo, es una mentira muy gorda. Abundan los que, sin pies ni cabeza, defienden la bola anterior. Suelen ser personas no malintencionadas, pero sí engañadas por instructores ignorantes. Al camelo se agarran con fuerza quienes no tienen interés por mejorar y conocer la verdad, y esto sucede entre los policías y mandos y también, cómo no, entre los especialistas en la formación de tiro.

La ciencia que estudia el comportamiento humano ante el estrés generado por un "a vida o muerte" acredita que no es más seguro y eficaz portar una pistola en simple acción, o directamente con la recámara vacía. Lo acredita la psicofisiología y también la ciencia empírica, o sea los números de la calle, los relatos y las manifestaciones de quienes de verdad se han visto súbitamente ante un bastardo con intenciones homicidas.

Aunque no es la primera vez que la ciencia jurídica avala la garantía que ofrece el porte de la pistola en doble acción, hoy dejo, además de este texto, la siguiente reseña judicial de una resolución del Tribunal Supremo: 7638/2007, de 20 de noviembre. Hace referencia al uso de una pistola de acción mixta (simple y doble acción) ya alimentada, pero con sus mecanismos de disparo en posición de reposo.


Extracto literal: “Ha quedado acreditado pericialmente que la pistola del acusado necesita para que el disparo se efectúe, imprimir al gatillo una fuerza equivalente a 3.800 gramos, lo que supone de hecho la imposibilidad del disparo de manera fortuita o accidental por el mero contacto del dedo con el disparador o presionando éste con una fuerza inferior a la referida. Pero también, a su vez, permite realizar el disparo de modo inmediato ante la aparición de una situación repentina de riesgo para el portador del arma o para su compañero, sin necesidad de demorar el disparo para retirar el seguro y volver a hacer puntería sobre el objetivo amenazador, pues, por mínimo que sea el tiempo en efectuar esta acción, puede ser suficiente para que se produzca la agresión a repeler. De esta ‘gota de tiempo’ puede depender la vida o la muerte del servidor de la Ley”.

Comentarios

  1. Que tiene que ver el sentido común con el miedo cerval. Es increíble, que uno de los argumentos sea el miedo a que se la quiten y la puedan usar contra ellos, como si llevándola en simple acción esta posibilidad desapareciera. Otro argumento es que entre el disparo en doble y el de simple hay una diferencia muy grande, hombre a quinientos metros no digo yo que no, pero a cinco metros será solo cuestión de practicar, si ya sabemos que es cansado y que lo cómodo es no esforzarse lo más mínimo. Otro argumento es que impacta más el ruido al montar que sacarla simplemente, y una mierda lo que impresiona de verdad es ver a un tío que te encañona sin miedo y te deja claro que si hace falta te enchufa, los que defienden esto no han encañonado a nadie en su vida.
    No hay explicación lógica ninguna que sirva como argumento a los apologistas de mejor en simple, curiosidad aparte me he enterado que en pleno siglo XXI mi instructor anda aconsejando a los chavales que mejor sin montar. Se le olvida decir que además pongan la primera bala del revés.
    Estos no se compran un coche con solo dos velocidades para evitar tener un accidente por exceso de velocidad de milagro.
    un saludo. José Moreno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, estimado Pepe Moreno. Gracias por tu comentario.

      Un abrazo.

      Ernesto.

      Eliminar
  2. Pueeeesss, como ya lo ha dicho todo José Moreno casi que no digo nada... Muy bueno D. José. Quizas por insistir aunque difícil es reproducir una situación real en la que la sorpresa lleva guadaña, probad en seco, eso sí con todas las medidas de seguridad por Dios, seguridad ante todo... En fin demasiado dicho, comparad arma condición dos "funda de seguridad probada y de verdad..." Vs.misma funda misma arma condición tres. Sólo hay un inconveniente. Ganas e interes por descubrir la verdad. Un saludo. Manuel Ortiz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Ortiz.

      Un abrazo.

      Ernesto.

      Eliminar
  3. Como siempre, no hay más que decir. Se puede decir más alto, pero no más claro. Un abrazo, amigos!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MIS ÚLTIMOS 10 MINUTOS CON VICTITO (QEPD)

CUANDO LAS RATAS PRESUMEN DE PLACA, SIN SABER QUÉ ES SER POLICÍA