Nuevas armas contra el maltrato

Por: Pedro P. Domínguez Prieto

Poco después de finalizar mi etapa como Escolta Privado en el País Vasco (a mediados de 2004), y por iniciativa de un grupo de compañeros, entre los que se encontraba mi amigo Xavier Gallo, se presentó por primera vez la propuesta de implantar servicios de protección a casos determinados de violencia de género. Este tipo de dispositivos, se antojaban una salida profesional para los varios miles de escoltas cuyo trabajo comenzaba a cuestionarse debido a la falta de actividad terrorista de E.T.A. (su último asesinato se había producido el 30 de mayo de 2003).
Apenas 1 año después, el 18 de junio de 2005, la banda armada anunciaba la tregua que, como sabemos, no fue sino una estrategia para perseguir objetivos políticos, culminando con el alto el fuego el 22 de marzo de 2006. El hecho es, que esta pausa en la actividad armada conllevó la pérdida de la gran mayoría de los servicios de protección. El personal de seguridad privada que los cubría, debió regresar a sus antiguos trabajos de Vigilante, o engrosar las listas del paro.

Durante los años que duró la tregua de 2006, volvió a tratarse el tema, llegándose de hecho a activar un número limitado de servicios en las Comunidades Vasca y Valenciana, aunque no llegó a producirse la implantación de escoltas de forma generalizada en todo el territorio nacional. Si que se hizo común la impartición de cursos de formación específicos, hasta el punto de que prácticamente ninguna academia de seguridad que se preciara dejaba de ofrecer el curso de protección para violencia de género, con mayor o menor fortuna. A día de hoy, es raro el Escolta Privado que no posee algún curso de este tipo.

El 6 de junio de 2007, E.T.A. reanuda oficialmente las actividades terroristas, regresando muchos de los “Ecos” a trabajar a la zona de Euskadi. Este hecho supuso también un parón a las iniciativas referentes a la violencia de género, ya que las expectativas laborales de los escoltas se encontraban de momento cubiertas. Tras el nuevo alto el fuego de E.T.A. el 11 de enero de 2011, la situación vuelve a tornarse difícil para aquellos que, hasta entonces, protegían a concejales, alcaldes y jueces en País Vasco y Navarra.

Una vez más, se vuelven a comentar en foros y asociaciones posibles salidas para los casi 3000 trabajadores de seguridad privada, sonando con fuerza la cuestión de la violencia doméstica. Finalmente, hace pocos días el Ministerio de Sanidad anunció la posibilidad “oficial” de que se destinen muchos de los escoltas desmovilizados en el País Vasco a proteger a mujeres víctimas de violencia de género:
http://www.diariodenavarra.es/noticias/navarra/mas_navarra/los_escoltas_navarros_satisfechos_tienen_que_proteger_mujeres_maltratadas_70757_2061.html
Esta noticia crea de nuevo la necesidad de desarrollar la idea del Escolta en violencia de género, ya que este servicio presenta ciertas particularidades que lo diferencian de la protección de políticos, famosos, empresarios, etc. El año pasado, publiqué un “manual aplicado de protección”, el cual incluía mi interpretación acerca de esta modalidad, y que he rescatado para redactar este artículo. En él haré una somera revisión sobre “qué es la violencia doméstica”, no extendiéndome demasiado ya que se aparta un poco del tema principal, que es el servicio de seguridad en sí, posteriormente comentaré con detalle cómo diseñar e implantar el servicio, y finalizaré con un caso práctico comentado. Espero que sea de vuestro interés.

-El problema de la violencia doméstica:
En la actualidad uno de los fenómenos criminógenos más importantes, o al menos uno de los que reciben mayor atención por parte del público en general y de los profesionales de las instancias de control (juristas, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, etc.) es la violencia doméstica/ familiar/ maltrato. En 1997 se produjeron 75 homicidios relacionados con este tipo criminal, además de 19000 denuncias. En 1998 las denuncias pasaron a 22.000, y en el año 2000 pasaron la barrera de las 30.000. Hoy en día solo en Andalucía se producen más de 30.000 denuncias según el Instituto Andaluz de la Mujer. Este altísimo número de comunicaciones se explica en base a que muchas de estas se refieren a conductas de poca importancia como insultos, amenazas y agresiones sin lesiones, pero que entran dentro del concepto de maltrato.

También se explica si tenemos en cuenta que, contrariamente a lo que se cree, el hogar no es un reducto protector, sino uno de los entornos más violentos que existen, si exceptuamos el ámbito de las intervenciones policiales y el ámbito militar (Gelles y Strauss, 1979). Ruidíaz (1996) afirma por su parte que “el hogar es el lugar donde se produce más violencia en nuestra sociedad”. De hecho, si en vez de limitarnos a las agresiones de marido a mujer, incluimos las realizadas a ancianos y niños, y los abusos y agresiones sexuales a menores, la tasa de victimización aumenta espectacularmente. Por ejemplo, según Cáritas España, más de 40.000 menores sufren malos tratos físicos anualmente. Según Verdú (1988), más de 1 millón y medio de menores viven en hogares de riesgo, en los que se practica habitualmente la violencia, y unos 500.000 niños sufrirían de modo habitual violencia física, además de otros 800.000 que serían objeto de agresiones psicológicas. Respecto a los abusos y agresiones sexuales, se calcula que el 22% de las mujeres y el 11% de los hombres los sufren en la minoría de edad, siendo los más comunes los tocamientos. En algunos estudios en Estados Unidos, se han llegado a establecer tasas de victimización por abusos para las mujeres de hasta el 40%.

Tras estudiar estadísticas acerca de violencia en el ámbito doméstico en todos los países del mundo (Universidad de Valencia), se calcula que el 25% de las mujeres en el mundo viven en un entorno violento.

Por tanto, desde el punto de vista cuantitativo, si podemos afirmar que la violencia en el ámbito del hogar es un problema importante, y que desde luego, no se ha descubierto hasta el momento, una solución eficaz a la misma.

De todos los medios disponibles para la lucha contra este fenómeno criminal, nos centraremos en una posibilidad, que posiblemente en los próximos días se materialice de forma generalizada, que es la protección por medio de personal de seguridad privada.

-Protegiendo a las víctimas:
El servicio de escolta a mujeres maltratadas presenta varias peculiaridades respecto a otros servicios de protección, que expongo a continuación:

-El agresor, a diferencia del terrorista, no está preparado técnicamente para la agresión, no es un asesino profesional. Por tanto, es más sencillo aplicar las técnicas de seguridad ( por parte de personal entrenado, se entiende).
-No dispone de equipo sofisticado, como explosivos. Sin embargo, sí es muy probable que disponga de armas blancas o incluso de fuego (escopetas de caza o pistolas). Una excepción es el caso de que, como ha ocurrido en algunas ocasiones, el agresor sea miembro de las FCS, o militar. También es posible (como de hecho ha ocurrido), que la mujer maltratada (y su ex pareja), vivan en un barrio confictivo elevando el riesgo de estos servicios.
-Sin embargo, estará más decidido a cometer la agresión mortal, es posible que actúe de forma suicida (no buscará la huida). Un caso especial es el llamado suicidio ampliado, común en casos de parricidio cuando la madre sufre depresión, y que se observa en homicidios por maltrato en parejas de avanzada edad. Algunos maltratadores se suicidan, o intentan hacerlo, tras cometer el delito, quizás para evitar las consecuencias de la detención.
-Puede que actúe bajo los efectos del alcohol o las drogas, o que sufra alguna psicopatología como esquizofrenia, depresión, celotipia, o incluso psicopatía.
-En caso de los dos puntos anteriores, la disuasión no funcionará (al igual que ocurre en algunos casos de terrorismo, donde el terrorista suicida o enfermo mental no se verá disuadido por las medidas de protección que observe).
-Conoce bien a la víctima, sabe donde vive, los lugares que frecuenta, el colegio al que va su hijo, sus rutinas y horarios, etc. Asimismo conoce a sus familiares y amistades, sus direcciones y lugares donde compran, desarrollan su ocio, etc.
-Los maltratadores con órdenes de alejamiento suelen ser individuos de baja extracción social, la profesión mayoritaria es obrero de construcción. Son personas violentas y con pocas habilidades sociales y autocontrol ( agravadas en los casos en que se encuentra presente el alcohol o las drogas).
-Nosotros por nuestra parte, tenemos la ventaja de conocer su identidad y poder acceder a mucha información a través de la policía, el juzgado, o la oficina de atención a la víctima (cuando sale en libertad, qué domicilio ha declarado, etc.).
Por otra parte, el servicio se realizará de forma similar a como lo haríamos con terroristas: buscar el cambio de rutinas para evitar que el agresor nos localice y pueda agredirnos.

3.2-Obtención y uso de la información:
La principal característica de un atentado / agresión es la alevosía: es una acción planeada para lograr 3 cosas: colocarse en la mejor posición posible para atacar a la víctima, que esta esté lo más indefensa posible, y por último disponer de una ruta de huida.
Los terroristas utilizan comandos de información para realizar seguimientos de los objetivos, y saber en qué momento es más fácil realizar el atentado, cuándo el objetivo será más vulnerable, y de qué forma será más fácil la huida de los agresores.

Un maltratador posiblemente no buscará la opción de huida, pero sí necesitará saber dónde localizar a su mujer para atacarla. Como sabemos, el agresor ya conoce a la víctima, esta vivirá en el domicilio que compartían, y debido a la convivencia, sabrá los lugares que frecuenta: donde hace la compra, donde va con sus amigas a tomar café, etc.

Por ello, en estos servicios de protección propongo utilizar la teoría de la Alerta Situacional (que, generalmente, utilizo como base para todos los dispositivos), para relacionar el nivel de información que existe entre el agresor y el escolta, y que resumíamos en 4 niveles:

En el nivel 1, el enemigo sabe y yo no. Esto es muy común en antiterrorismo, ya que normalmente los escoltas no conocen a los terroristas que operan en su zona de trabajo. En el caso de un servicio de protección de violencia familiar, sí que dispondremos de la identidad del maltratador desde el primer momento, así como de posibles familiares o amigos de la zona que puedan pasarle información (por ejemplo, que a su mujer se le ha asignado un escolta, que va a cambiar de domicilio, etc.).

En el nivel 2, ninguno de los dos sabe. Si el escolta aplica técnicas de engaño, puede impedir que el terrorista obtenga información útil. Es un nivel de compromiso, pero el mejor que se puede lograr en antiterrorismo. En un entorno de amenaza terrorista, los malos se buscarán otro objetivo más fácil. Al iniciar un servicio de protección con una mujer maltratada, debemos tratar de pasar lo más desapercibido que sea posible, tanto respecto a nuestra identidad, como a las técnicas o tácticas que empleamos.

El nivel 3 consiste en un enfrentamiento abierto, en el que los dos tienen la información. En muchos casos, este será el nivel inicial en escolta de mujeres maltratadas, ya que nosotros sabremos quién es el maltratador, y él podrá saber en un corto espacio de tiempo quienes somos nosotros y quién es la víctima.

El último nivel es el 4, y consiste en degradar la información de que dispone el maltratador, engañarle para que pierda información y colocarnos en posición de ventaja. Esto se realiza básicamente cambiando rutinas, itinerarios, vehículos, incluso domicilio, y evitando los lugares frecuentados por el maltratador para que no nos detecte. Esto puede ser más o menos difícil dependiendo de la disposición de la V.I.P para hacerlo, ya que muchas de sus amistades no querrán cambiarlas.

Una vez que no asignan a un servicio de mujeres maltratadas, hemos de solicitar la siguiente información:

-Datos completos de la mujer, dirección, teléfono, hijos, colegio al que acuden los hijos, vehículos, posibles alojamientos alternativos (casas de madre, amigos, hoteles o pensiones cercanos a los que acudir en caso de emergencia), lugar de trabajo, rutas de entrada y salida de casa al colegio y al trabajo y posibles opciones de cambio. Supermercados donde hace la compra, cafeterías donde desayuna, panadería, contenedores donde tira la basura. Hay que conocer todas las actividades de la mujer a proteger. Considero que esta labor hay que hacerla lo más rápidamente posible, dado que el agresor ya dispone de toda esta información.

Las rutinas acerca de horarios se pueden observar sobre la marcha. Haremos un listado de todo lo que hagamos durante la primera semana de servicio, y con esta será muy fácil observar los horarios, actividades y lugares que se repiten. Por ejemplo, si vemos que la salida se realiza todos los días entre las 08:00 y las 08:20, recomendaremos variarlas entre las 07:00 y las 09:00. Esto puede ser complicado si la mujer maltratada tiene hijos pequeños y debe llevarlos al colegio.

-Datos acerca del agresor: fotografía, vehículo, lugar de trabajo, domicilio, lugar de trabajo, y lugares conocidos que frecuenta. Esto último puede incluir bares, peñas, lugares públicos como parques, etc. La policía o el juzgado nos puede informar acerca de los antecedentes del maltratador, por ejemplo si se trata de un delincuente peligroso, si utilizó armas con anterioridad, si sufre una enfermedad mental, etc. La mujer también deberá guardar copias de las denuncias.

Una vez tengamos la información, comprobaremos los datos, consiguiendo un plano de la ciudad y marcaremos las zonas a evitar.

Con el listado de lugares que frecuenta la protegida, buscaremos locales alternativos:

supermercados, bares, etc. de modo que no vuelva a aparecer por puntos en los que el maltratador puede localizarla.

-Acciones iniciales:
En la presentación a la protegida, le daremos una tarjeta con nuestro teléfono y le informaremos de que debe llevarla encima en todo momento y llamarnos ante cualquier situación de emergencia (idealmente, debería grabarlo en su teléfono móvil).
Le comentaremos que mantenga el móvil siempre con la batería cargada y a mano, en previsión de que tenga que avisarnos de la presencia del maltratador.

También le diremos que procure actuar con discreción y no comentar que cuenta con servicio de escolta, de hacerse pública esta información y llegar a oídos del maltratador o su entorno, podría provocar una reacción violenta por parte de éste. Algunas personas poco acostumbradas a llevar protección, suelen hacer alarde del servicio al poco de contar con él, es una impresión equivocada de la función del escolta. También puede ser un problema que divulgue entre sus amistades el hecho de disponer de escolta.

Le solicitaremos que nos informe de posibles amistades del maltratador que vivan en la zona y que puedan informarle, y lo anotaremos en nuestra agenda, así como en el mapa de la zona de que dispongamos.

Le recomendaremos que cambie la cerradura si no lo ha hecho aún, instalando si es posible una de seguridad. Lo mismo es aplicable a una mirilla en la puerta. Asimismo, que no abra la puerta a nadie sin comprobar de quien se trata, y evitar engaños como propaganda, correo, vengo a visitar a un vecino, le traigo un paquete, etc. En este caso, y si es posible, que compruebe por la ventana la identidad de quien llame.

Para la tranquilidad de la mujer, debería dar de baja su antiguo teléfono (para evitar llamadas a horas poco adecuadas, acoso), o incluso cambiar la titularidad del mismo (es muy sencillo averiguar el teléfono de una persona a partir del nombre).

Otra medida aconsejable es quitar el nombre del buzón de correos, ya que quizás pueda dar la impresión de que ya no vive allí. Todo dependerá de la discreción de vecinos, amigos y familiares acerca de las medidas de protección. En todo caso, la medida más eficaz para evitar agresiones es el cambio de domicilio, incluso de ciudad, pero esto no siempre es posible. En todo caso, sería bueno disponer de un segundo domicilio, como casa de madre (desaconsejable porque el maltratador lo conocerá), o de una amiga. Si no dispone de ninguna, los organismos públicos de cada ciudad disponen de pisos de acogida, deberemos informarnos de donde se encuentran. De este modo, en situaciones de crisis, podemos desplazarnos a estos durante unos días.

-Procedimientos operativo
La contra vigilancia es fundamental en este tipo de servicios, pero se debe hacer de forma lo más discreta posible para no revelar la hora de salida. Si hemos de esperar, lo haremos en el vehículo, dentro de un portal, en un bar, en una tienda, etc., pero nunca en la puerta de la protegida a la vista de todos.

El objetivo es detectar al agresor si está por la zona. Esto se aplica tanto en el domicilio como en el trabajo, el colegio de los niños, etc.

La mujer maltratada debe esperar siempre a que la llamemos o le enviemos un mensaje para salir. Nunca debe hacerlo sola, ni siquiera si alguna amiga o familiar la llama por cualquier motivo. Si lo permitimos, quizás la excepción se convierta en costumbre y salga cada vez más sin avisarnos. Esto creará situaciones de grave riesgo.

Comprobaremos todas las plantas del edificio donde viva la mujer, ya que el agresor puede estar en el piso superior esperando a que lleguemos, esperar a que la mujer se quede sola en casa y acceder cuando nos hayamos ido. En las llegadas hay que esperar a que la mujer compruebe que el agresor no ha accedido al interior de la casa antes de marcharnos.

Si en el trabajo de la mujer hay un vigilante de seguridad o portero/ recepcionista, podemos solicitar su ayuda para que nos avise si ve al marido o su vehículo por las proximidades. Si no hay vigilante, esta función la puede desempeñar un compañero de trabajo que sea de confianza.

También en el caso del colegio de los niños, es recomendable hablar con alguna amiga que lleve a sus hijos a ese colegio. Los mismos profesores y personal del centro deben ser avisados de la situación, de modo que no entreguen al menor a su padre en caso de que acuda a recogerlo (con la excusa de llevarlo al médico, por ejemplo), y que también puedan avisar al servicio de protección o a la Policía si lo detectan por las inmediaciones del colegio o guardería.

Si vemos al agresor, contactaremos con la mujer inmediatamente, le diremos que no salga de casa, y avisaremos a policía. Nunca debemos enfrentarnos con él si no es absolutamente necesario, menos aún si la protegida no está presente.

Nosotros debemos tener un listado de teléfonos de emergencia en el móvil, para avisar rápidamente a la comisaría más próxima o a una ambulancia, así como conocer su situación por si debemos evacuar a la V.I.P. herida por nuestros medios.

En las salidas de la casa comprobaremos todas las opciones posibles de salida tanto a pié como en vehículo. Si existe la posibilidad de utilizar salidas alternativas como salidas de parking, otros portales del mismo edificio, puertas traseras o de incendios, etc. las alternaremos para despistar al maltratador o a las personas que le puedan pasar información.

Hay que aconsejar a la mujer maltratada que planifique bien sus actividades para no tener que salir a la calle sola, por ejemplo, si tiene que comprar el pan o tirar la basura, que lo haga mientras el escolta está en la zona, no cuando ya se haya marchado, como comentamos con anterioridad.

Siempre que vayamos a visitar un sitio conocido por el maltratador, realizaremos una contra vigilancia, o en todo caso, entraremos por delante de la mujer. Si el agresor se encuentra por allí, aconsejaremos a la mujer que abandonemos la zona lo antes posible.

Respecto al enfrentamiento, hay que tener en cuenta que eliminamos ciertas particularidades del trabajo anti terrorista, como los atentados con explosivos o ametrallamientos, pero es más fácil que tengamos que llegar a las manos con el agresor, o hacer frente a un ataque con arma blanca. Por ello en este tipo de servicios es necesario tener buenos conocimientos de artes marciales, y usar algún tipo de arma no letal como sprays o defensas extensibles. Tener en cuenta que estas armas son alegales o ilegales según el caso, y que su uso nos puede ocasionar problemas. No obstante hay instrumentos que nos pueden servir como armas improvisadas: existen linternas de defensa como la SUREFIRE Defender, que dispone de un borde afilado para ser usado como arma. En nuestro entorno existen multitud de objetos que se pueden utilizar como objetos contundentes, como sillas, ceniceros, servilleteros, vasos, botellas, etc. como alternativa al arma de fuego. Siempre es mejor causar contusiones o fracturas que disparar si esto no es absolutamente necesario.

También hay que considerar la posibilidad de que el maltratador venga acompañado de amigos, familiares, etc. que se unan a la agresión. Muchos de los servicios de protección a mujeres maltratadas se realizan en barrios marginales, en los que los familiares del maltratador pueden ser / kinkis/delincuentes peligrosos, es una realidad que hay que tener en cuenta y consultar con las FFy CC de Seguridad al ser asignados al servicio.

La experiencia nos dicta que el maltratador es muy posible que actúe bajo los efectos del alcohol o las drogas, o sufra un trastorno mental, por lo que su reacción será muy violenta, sin tener en cuenta la posibilidad de huida. Ante un individuo en estas condiciones, nosotros tendremos que reaccionar con contundencia, la simple disuasión no será suficiente.

Si hemos de disparar contra un sujeto armado con un arma blanca o contundente, el blanco primario será la hebilla del cinturón aproximadamente. Un impacto en esta zona romperá el hueso de la cadera y el atacante caerá al suelo, sin posibilidad de seguir avanzando. Esto es únicamente aplicable a ataques con arma blanca.

En muchas ocasiones, el atacante llevará el arma oculta y realizará un ataque por sorpresa y gran velocidad, siendo muy difícil para nosotros reaccionar y sacar el arma. Cuando controlemos a un sujeto sospechoso de portar un arma de cualquier tipo, observaremos sus manos, cualquier arma que porte la deberá sujetar con las manos. Si no vemos claramente que las lleva vacías (las lleva en los bolsillos, o la oculta detrás del cuerpo o bajo un periódico o debajo de una mesa, o similar), hay que asumir que lleva un arma y estar preparados para defendernos.

En lugares públicos, nos colocaremos siempre en sitios en que existan elementos entre los posibles agresores y nosotros: mesas, sillas, maceteros, biombos, etc., lo que nos dará tiempo de reacción. También localizaremos rutas de huida. Si esto no es posible, buscar lugares donde refugiarnos (habitáculos de seguridad), el mejor suele ser el baño, ya que solo tendrá una entrada que podemos controlar, y habrá agua corriente.

También es conveniente preguntar a la mujer maltratada si toma alguna medicación para la ansiedad, y llevar nosotros una caja para darle si sufre un ataque (muchas adquieren este tipo de patologías debido al maltrato anterior).

Es importante tener buenos conocimientos de primeros auxilios, centrados en heridas incisas y contusas (armas blancas, machetes, hachas) y de armas de fuego, así como actuaciones ante ataques de ansiedad, desmayos, etc.

Cuando finalicemos el servicio por la noche, al contrario que en anti terrorismo, es conveniente dar una ronda por la zona para comprobar que el agresor no está por la zona esperando a que nos marchemos para subir a casa.

Es también importante asesorar a los hijos de la mujer si tienen edad suficiente para que estén alerta. En ocasiones puede que tengamos que cubrir también la seguridad de los hijos de la protegida, por ejemplo si estos van al colegio en autobús, puede que nos soliciten que lo acompañemos pues puede ser blanco de agresiones o intentos de secuestro.

Aunque no es un hecho frecuente, debemos tener prevista la posibilidad de que el maltratador o sus familiares traten de secuestrar al hijo/s de la pareja, y aplicar medidas de autoprotección adecuadas. La mayoría de estos casos de secuestro infantil están asociados a situaciones de abuso o agresión sexual, de fatales consecuencias, o con fin económico, en este caso simplemente se trataría de une medida de presión o venganza contra la madre.

Tomando como cierto esta posibilidad, vamos a aplicar una serie de medidas preventivas, como serían:

*No dejar a los niños desatendidos o solos nunca. Parece una afirmación obvia, pero la mayoría de sucesos trágicos ocurren por la falta de cuidado de los padres.
*Procurar conocer a los amigos de los hijos y a sus familias. Procurar tener un listado de teléfonos de los mismos para poder hacer comprobaciones si el niño tarda en regresar.
*Insistir en la puntualidad a la hora de volver a casa. Ante cualquier retraso injustificado, avisar a la policía
*Estar alerta ante cualquier sujeto que se acerque al menor, le haga regalos, o muestre un interés inusual, incluidos conocidos de la familia, profesores, médicos, etc.
*Educar al niño para decir “no” ante cualquier situación o proposición que le resulte molesta o desagradable.
*Educar asimismo al niño para que le comunique a usted o al adulto responsable en ese momento, si alguien le hace proposiciones o realiza actos que le resulten molestos o desagradables.

Aunque depende de la edad del pequeño, se puede enseñar al niño unas pautas para que sea capaz de defenderse/ oponer resistencia al posible secuestrador:

*Si alguien intenta llevarle por la fuerza, debe gritar y patalear, con el objetivo de llamar la atención de algún adulto que se encuentre en las inmediaciones. Los momentos iniciales del secuestro son cruciales, si el secuestrador logra introducirle en un vehículo, las posibilidades de escapar se reducen considerablemente.
*Si nota que alguien le agarra de la ropa (chaqueta o similar), si es posible debe quitársela y correr.
*Si el secuestrador le monta en su coche, debe intentar aprovechar cualquier parada (por ejemplo, en un semáforo), para bajar del vehículo y correr.
*Si le han sentado en el asiento delantero, debe tratar de saltar al asiento trasero, ya que en esa posición al secuestrador le resultará más difícil controlarle, y desde ahí intentar bajar del vehículo.
*Enseñar al niño a golpear en los testículos al asaltante, ya que debido a su escasa fuerza es el único ataque que resultará efectivo.

Si finalmente la desaparición se produce, hay actuar de inmediato:

*Chequear todos los lugares donde el niño se pueda haber escondido. Es posible que haya tenido un accidente o se haya quedado dormido.
*Si la búsqueda resulta infructuosa, llame a los padres de sus amigos.
*Si está de compras, o se encuentra en un lugar público, acudir al personal de seguridad.
*Los grupos de mayor riesgo de sufrir secuestros son los menores de 13 años, los discapacitados y los jóvenes adictos a internet.
*Si recibimos alguna notificación por parte de un secuestrador, avisar inmediatamente a la policía.
Si el niño es secuestrado, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad necesitarán la mayor cantidad de datos posible sobre el mismo, por lo que es recomendable:
*Mantener una descripción completa del menor: color pelo, color de ojos, altura, peso, fecha de nacimiento, uso de gafas, signos dentales, malformaciones, cicatrices, etc.
*Realizar una foto en color cada 6 meses.
*Cuando lleven al niño al dentista, solicitar que realice una ficha dental, radiografías incluidas.
*Llevar a los hijos a la comisaría de su distrito y solicitar que les realicen una ficha decadactilar. Le tomará poco tiempo y es una ayuda inestimable en caso de desaparición.
*Otra forma de identificación es el ADN. Se pueden realizar fichas de ADN incluso de forma casera. En la página www.tishaautryfoundation.org/dna.htm, pueden adquirirse kits caseros para obtenerlo.

Por último, es importante evitar familiaridades con la protegida. En ocasiones los escoltas masculinos que protegen a mujeres acaban teniendo relaciones sentimentales con ellas. Esto es totalmente inaceptable y poco profesional, incluso puede llevarnos a perder el puesto de trabajo.

-Conclusiones:
Como dice el refrán: “renovarse o morir”, y posiblemente la implantación de servicios de protección personal a los casos más graves de violencia doméstica, logren paliar de algún modo las consecuencias de este fenómeno criminal.

Desde luego, sería lamentable desaprovechar los conocimientos y experiencia ganados durante más de una década de trabajo en el País Vasco, y que adaptándolos a las particularidades de este servicio darían unos óptimos resultados.

Comentarios

  1. Compañero Ernesto, felicita de mi parte a Pedro P. Dominguez por el magnifico articulo que ha puesto a nuestra disposicion.

    Se nota que sabe de lo que va el "TEMA" y debe ser un profesional en la materia como la copa de un pino.

    Tengo un amigo que ha trabajado en el Norte y de lo poco que ha contado he creido deducir que los compañeros que trabajaban alli arriba estaban mas bien abandonados a su suerte y que trabajaban en "precario" en muchos aspectos, pero imagino que el personal ha tenido que hacer de la necesidad virtud y me imagino que muchos de ellos habran terminado convirtiendose en magnificos profesionales de la seguridad.

    Para ser sinceros ya me gustaria que muchos policias fueran igual de profesionales que estos compañeros de la seguridad privada y es que "no hay nada que motive mas que verle las orejas al lobo".

    lo dicho Ernesto, felicidades a Pedro y a seguir trabajando, que faena no nos falta.

    Un saludo.
    Carlos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario Carlos. Le traslado a Pedro tu felicitación.

    Yo procedo de la seguridad privada, y si bien es cierto que no abundaban los que tenían capacidad profesional notable, los poco que sí la poseían era sobresalientes si los comparo con muchos compañero míos de la policía.

    Saludos.
    Ernesto

    ResponderEliminar
  3. Compañero Ernesto, yo tambien estuve unos "añitos" de Vigilante Jurado, conocidos despues como de Seguridad y la verdad es que la empresa para la que trabajaba de seguridad lo unico que tenia era el nombre.
    Desgraciadamente y tu lo sabes, el mundo de la seguridad ha estado tradicionalmente devaluado, pues se contrataba gente y se la mandaba a los servicios a la buena de Dios y lo de siempre no pasaban mas cosas por que el anteriormente mencionado no queria.
    Despues al ingresar en la policia te piensas que el tema cambiara por que crees que la cosa sera un poco mas seria y tras pasar por el periodo de la academia en el que te dan clase gente que lleva años alejada de la realidad de la calle llegas a tu destino y te preguntas ¿y ahora que?
    A menos que seas un fenomeno , que los hay, tienes que pasar cierto tiempo utilizando el procedimiento , que yo llamo, "de prueba y error", es decir ir viendo que cosas te funcionan y cuales no (por cierto habra cosas que a ti te funcionen y a otros compañeros no y viceversa) pero de todo lo que hagas siempre te ira quedando un poso ( en esta profesion , como en casi todas, cuantos mas recursos tengas, mejor librado podras salir cuando las cosas se pongan crudas).
    Ademas de esto, lo que te sera mas util para crecer profesionalmente es intentar rodearte de gente competente (ya se sabe que todo se pega) e intentar alejarte lo mas posible del personal al cual estos temas le resbalan.
    Con eso y un poco de esfuerzo al final te conviertes en Profesional de la Seguridad mal que les pese a muchos de fuera y a no pocos de dentro.
    Pero bueno eso ya es otro cantar.
    Un saludo
    Carlos

    ResponderEliminar
  4. Hola, gracias por el comentario. A mi nunca me ha gustado la palabra "profesional", quizás porque la he visto desvirtuada en muchas ocasiones. Lo importante de verdad es hacer las cosas lo mejor que podamos y sepamos, lo demás viene solo.
    Perico.

    ResponderEliminar
  5. BOMBA= Hijo de puta maltratador celoso+SU mujer (nunca deja de ser SU mujer)+SU mujer en compañía de un hombre+pensamiento ,se la está tirando, boooommm.
    Me he planteado muchas veces este servicio y es jodido estamos ante talibanes, un servicio de escolta funciona con la disuasión, ante un suicida no sirve. Véase, algunos de los mejores servicios de escolta con el culo al aire ante la acción de un loco, caso Reagan, caso Rabin, Juan Pablo II.
    Como te vas a proteger de un tarado que se suba con el coche en una acera y barra con todo.
    Por otra parte esta la protegida, te puede tocar una persona normal, o no, he conocido una protegida por dos GC (el tío que la amenazaba era peligroso, peligroso) que no se perdía una noche de farra o cuando España gano el mundial se presenta en la plaza donde lo celebran miles de personas, que coños vas a proteger ante una actitud como esa. No menospreciar al intoxicado de alcohol o drogas puede no ser muy inteligente pero se vuelven muy listos, este tío que te digo cuando la liaba y sabia que le estábamos buscando se colocaba en un descampado cerca de la Comisaría y allí esperaba.
    La única opción es que las medidas electrónicas te avisen de la presencia del agresor y te de tres segundos para salir pitando. Aunque le conozcas, una gorra, unas gafas de sol y una barba de quince días te pueden hacer dudar y en la duda está el fracaso. Aquí es donde me planteo el servicio si tenemos localizado al bicho, ¿es mejor seguirle a él o a ella?.Porque al contrario que con el terrorismo convencional en el que puedes mantener cierta distancia con el protegido en estos casos lo que se impone es estar lo más cerca posible para detener un ataque loco y a lo bestia. Pedro no es el mejor servicio que os pueden dar, porque la administración será rácana y no pondrá equipos de dos escoltas por turno que te da un cierto margen de maniobra. Lo bueno es que no todas la valoraciones de riesgo son acertadas una cosa es un acoso y otra el que quiere matar, aunque creo que es mejor pecar por exceso que por defecto.
    Por cierto es verdad lo que planteas, un porcentaje elevado de los que les asignen una custodia ( da igual seguridad privada que FCS) tendrán dos preguntas esenciales para la buena marcha del servicio, ¿esta buena?, ¿traga?. Un saludo. José Moreno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Alguno de vosotros se ha parado a pensar en las miles de denuncias falsas que las mujeres estan realizando contra los varones? Después de leeros, me doy cuenta de que no sois conscientes de elo. Desconoceis los cientos de miles de hombres que lo han perdido absolutamente todo, y cuando digo TODO es TODO (casa, trabajo, hijos) ¿os habeis parado a pensar en la indefensión e impotencia de esa persona que tras una o docenas de denuncias falsas, poco o nada puede hacer, salvo morirse de asco o suicidarse? Mi ex pareja va con escolta, a pesar de que no existe ninguna amenaza contra ella, sino todo lo contrario. Ahora ella esta liado con ese "profesional" ¡vaya choyo! ¿verdad? cobrar un sueldo por estar acompañando a tu "novia", que en la mayoria de los casos, la mujer lo lleva unicamente para provocar al ex.
      En mi caso, jamás tocaria un pelo a mi ex, pero del puto "profesional", sinceramente.... no puedo decir lo mismo.Y si quereis hacer un verdadero favor a alguien, decirme el modo y el lugar de hacer que ese individuo sea despedido.
      Tu comentario José Moreno de ¿esta buena? ¿traga? es para publicarlo en los medios de comunicación.
      Saludos de una victima verdadera de la LIVG y de su desigualdad.

      Eliminar
    2. Estimado amigo.

      Lamento que su situación sea la que ahora nos da a conocer. Créame, lo siento de verdad. Personalmente he actuado en muchos casos de malos tratos, al menos llamadas de auxilio policial en ese sentido. En más de la mitad de los casos existían indicios de verosimilitud, en los otros no. Incluso he llegado a ser testigo de las amenazas y golpes. Pero es cierto que en algún caso puntual no vi nada que me hiciera poder creerme lo que me contaba la persona requirente. Debe haber de todo, seguro.

      Una vez detuve a uno sujeto denunciado por malos tratos, llegando a ver yo las lesiones leves producidas a la pareja. Todo parecía verdad, y en consecuencia actué. Pasado un tiempo descubrí, casi por confesión de la presunta víctima –quizá solo quiso hacérmelo creer, por algún oscuro motivo-, que ella se lo inventó todo. Si fue así, se lo montó muy bien. Desde entonces, aunque actuó bajo los protocolos establecidos, siempre me queda alguna duda (no en los casos flagrantes).

      Le aseguro que Pepe Moreno es un gran policía, una persona comprometida que en caso de detectar falsedad en la denuncia… actuaria como debe. Pero esto es algo muy complicado de detectar por los policías patrulleros, que somos los primeros en actuar.

      Sobre el escolta… no sé qué decirle.

      Espero que su situación mejore, porque de verdad sé que se producen esas lamentables y tristes situaciones.

      Ernesto Pérez Vera.

      Eliminar
    3. 1ª parte
      Estimado Ernesto:
      Me sorprende que dedicándote a esto, desconozcas la cantidad de denuncias falsas que existen en este país, hombres que son asesinados por sus mujeres, cientos de hombres que se suicidan anualmente. Que el portavoz de la policía haya dicho que las denuncias falsas van en aumento, los foros de Guardia Civil, Mosos, Ertazina, Policía Nacional... de la obligación de seguir un protocolo y detener a inocentes. Especialmente la Guardia Civil después de que una Ministra les acusase de ser los responsables de la muerte de una mujer. Igualmente, te aconsejo un vídeo que se encuentra en youtube, realizado por una cadena de televisión Danesa, cuyo titulo es: "Denuncias Falsas en España". Lógico a 400 diarias con un porcentaje de falsedad del 90%. Desconocéis también a HONORABLES JUECES que se han plantado ante esta Ley y han denunciado lo aberrante y desigual que es para el varón en este País, como FRANCISCO SERRANO CASTRO , MARIA SANAHUJA , JOAQUÍN SÁNCHEZ UGENA, etc.
      Contestando a lo que dices, (lo cual agradezco muchísimo), si ves el último programa emitido en Intereconomia, el portavoz policial, decía al contrario que tú, que son los policías de calle o los que recogen las denuncias, son los que desde el primer momento se percatan en la mayoría de los casos, de que estas denuncias son falsas. Te aconsejo este programa ya que el que cuenta su caso es un escolta con ocho denuncias falsas de su mujer,
      Te cuento el caso de una mujer que salia llorando en la tele, con cortes en la cara y diciendo que pronto ella sería la próxima mujer muerta por su marido. El hombre once meses en la cárcel, alejado de sus hijos, declarado y condenado por la sociedad como un maldito maltratador. Se descubrió que era la mujer la que con un cuter se hacía los cortes en la cara ¿quien repara todo lo que ese hombre ha sufrido? ¿sabes que hay hombres 6 meses en Prisión por decir a su mujer "vete a la mierda"?
      Mira Ernesto, estoy seguro de que si fueses Guardia no querrías en tu profesión a gente como Luís Roldan, sí fueses juez, no querrías a un Carlos Divar,....... y sí eres escolta... él que va con mi ex tampoco lo querrías. Pedro P. Domínguez, dice que las relaciones sentimentales entre escolta masculino y protegida son inaceptables, poco profesionales y que pueden llevar al despido. Así que por eso te pido a ti y a Pedro P. Domínguez, y a todo buen profesional que me proporcionéis asesoramiento, régimen interno, disciplinario, o lo que sea, pero algo que me ayude a parar esto. La última denuncia me la ha puesto él, cuando es falso que hubiese quebrantado la distancia de alejamiento. ¿os imagináis lo indefenso que estoy? ¿lo fácil que le resulta a este tío perjudicarme cuando quiera? o mejor dicho a mi ex, ya que es la que puede estar utilizándolo contra mi. Me da miedo hasta estar sólo sin testigos ¿Que hago? ¿En plan talibán como decía alguien por aquí? Por cierto José Moreno ¿como puedes llamar hijos de puta maltratadores a tantos inocentes? Y empezar cediendo que según "sus pensamientos" se la esta tirando, y terminar diciendo que si traga que si esta buena ¡Sí es que tú mismo te lo estas diciendo! ¿BOMBA? ¿eres capaz de ponerte por un instante en el lugar de alguno de esos hombres? Gracias a Dios yo no tengo hijos. Y ojo que yo no justifico de ningún modo la perdida de una vida humana, pero que no siempre son los hombres los culpables.

      Eliminar
    4. 2ª parte
      El otro día un Enzainar de un amigo suyo. Denunciado falsamente por su mujer, ha tenido que abandonar su hogar, arruinado porque ella tiene abogados gratis y él no, así que las denuncias a docenas, continua pagando la hipoteca de la casa que se ha quedado ella y en la que ahora vive con otro hombre, que sólo ve a sus hijos dos días al mes, que tiene que ver a sus hijos jugando en el parque con el otro.
      ¡Pues señores escoltas!... sí ustedes se enrollan con su "protegida"....o están locos o son tontos, porque lo van pidiendo a gritos. Con la cantidad de mujeres que hay en el mundo ¡por Dios! Como dice Pedro P. Domínguez no comparar a un terrorista, con un... (aquí le corrijo) inocente desesperado. También quiero corregirle en cuanto a lo de que los maltratadores con ordenes de alejamiento son con baja extracción social y mayoritariamente obreros de la construcción. Puedo aseguraros que hay muchísimas mujeres de altos cargos que son maltratadas y no lo denuncian. El juez impone en TODOS los casos un alejamiento, porque así les obliga la Ley Orgánica 15 de 2003, bajo el gobierno de Arnaz.
      Perdón por la parrafada y muchísimas gracias por vuestra atención. Siendo sí en algún momento he podido parecer borde, pero el tema es muy delicado. Al año mueren una media de 25/30 hombres asesinados por sus mujeres y no se cuenta en la tele.
      Gracias.

      Eliminar
    5. Hola amigo.

      No quiero polemizar. Mira, llevo hechas mas de 500 detenciones en 10 anos, si haces gestiones veras que son muchas. Las he hecho por muchos tipos penales y por el que nos ocupa son algunas, aunque no muchas. Pero si que he atendido a muchas denunciantes. Yo no dudo de lo que tu dices, creeme y no me veas hostilmente. Te aseguro que los protocolos que tenemos q aplicar no me gustan, porque aunque solo una vez he detectado engano, otras veces no me han convencido. Pese a ello... tengo que hacerlo. Me gustaria detener a quien lleva una navaja automatica oculta en los calcetines, pero el protocolo lo impide. No se si me pillas.

      Yo tambien creo que deben cambiar las cosas, tanto en esto como en lis repartos "postseparacion-divorcio".

      Por favor, no me veas como el enemigo. Se lo q dicen sindicatos, jueces y asociaciones, pero no por ello voy a incumplir yo las normas. Cuando cambien... obrare en consecuencia.

      Saludos.
      Ernesto PV

      Eliminar
  6. Hombre, los servicios nunca son fáciles. Cuando yo me fuí al norte me decían que estaba loco y que me iban a pegar un tiro a los 2 días, o que me pondrían una bomba, que no podría salir ni a tirar la basura, etc. etc.
    Luego todo es "ponerse" y darle vueltas al asunto para solucionar los problemas, como en cualquier trabajo.
    Perico

    ResponderEliminar
  7. Hola a todos,si me lo permites Ernesto me gustaria contestar al compañero Carlos,Amigo mio ser buen profesional no es sinonimo de tener trabajo,en mi caso concreto estoy precisamente en el mayor club de este pais por hacer lo mejor posible mi trabajo,soy futuro vigilante de seguridad,en la enpresa donde preste servicio como (auxiliar de control) me obligaban a desempeñar funciones de vigilante como son por ejemplo las rondas de pique,hacer noches,identificar personas y vehiculos y tambien a registrar estos ultimos,desde el mes de junio del pasado año hay un vehiculo en una plaza de garaje que en principio no pertenece a ningun propietario,cuando el operario de mantenimiento me comunica que parece haber sido forzado tomo los datos aberiguo quien es el propietario en tan solo dos dias,se lo comunico a mi superior y el resultado es el anteriormente mencionado,yo al paro y las medallas para el ignorante de mi inmediato superior.

    En mi humilde opinion en seguridad privada seguimos estando con el culo al aire.

    Un Saludo y Buen servicio.

    TRAITI.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compañero Traiti,siento lo que te ha ocurrido y te dire si te sirve de consuelo que de esa tela hay muchos trajes.

      Aprovechados los hay en todos lados y te dire que si algo he aprendido en esta profesion es que las medallas generalmente se las dan a quien no se las merece.

      La gente que trabaja en las oficinas y en los despachos como todo el mundo sabe arriesga lo que no esta en los escritos (puede pincharse con una grapadora o bien puede mancharse de tinta y mil y una cosas a las que los que trabajamos en la calle no estamos acostumbrados y probablemente no podriamos soportar).

      Es por eso que, generalmente, son estas personas tan sacrificadas las que suelen llevarse los honores por ocupar estos puestos tan arriesgados y tan penosos y el resto de los compañeros que disfrutan de la calle con todo lo que ello conlleva no son dignos de elogio alguno , si acaso alguna reprimenda que otra por hacer mal su trabajo.

      Pero bueno Traiti espero que tengas suerte y encuentres algo mejor que lo que has perdido. ( Dice un proverbio ruso: "Caer esta permitido. Levantarse es obligatorio", esa es la idea, asi que adelante.

      Por cierto comentarle al compañero Pedro, que pensandolo bien lleva razon en lo de que "Profesional" puede que no sea el mejor termino aplicable, puesto que significa: El que ejerce una profesion, no especificando nada sobre si lo hace bien o mal, aunque creo que todos estaremos de acuerdo en que existen profesionales y "PROFESIONALES" y a poco que ponga uno empeño es facil distinguir a unos de otros.

      Un saludo.
      Carlos.

      Eliminar
  8. enhorabuena por el articulo con tu permiso pongo enlace en mi blog
    http://escoltaprivadoenelpaisvasco.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  9. Escolta, como administrador de este blog, te agradezco el comentario y el enlace que haces con tu espacio.

    Ernesto Pérez Vera
    Veritas Vincit

    ResponderEliminar
  10. Sin duda otro "articulazo" de Pedro Pablo.

    Yo entraré a polemizar "a saco" y he de decir que, sin desvirtuar la verdad ni querer generalizar en un asunto como el que nos ocupa, y muchos de vosotros lo sabéis, sobre las denuncias de maltrato por parte de mujeres y que son del todo falsas. Con todo lo que comenta Pedro Pablo en el artículo, muchas de esas víctimas se verán desenmascaradas, pues el supuesto autor ni las perseguirá, ni acosará, ni nada, siempre que después de que te denuncie tu mujer falsamente, te hayan esposado y detenido delante de amigos/familiares, hayas pasado 1, 2 o 3 noches en el calabozo, tengas la "terraza" bastante amueblado y no se te crucen los cables, ¡CLARO!

    En fin, que me parece que ahora que los asesinos se han convertido en corderos, y los políticos no necesitan escolta porque se fían de las buenas intenciones de estas buenas almas, que se protejan a las mujeres de sus maltratadores debería ser, y haber sido, una iniciativa que no tendría que haber aparecido hace tiempo, y polemizando más todavía, dicha escolta se la merezcan más estas mujeres desamparadas y dejadas de la mano de Dios, que algún político/política (que se que está mal dicho lo de política referido a la mujer político, pero por lo de la Ley de Igualdad)

    Un saludo.
    ---
    "Ante ferit quam flamma micet"

    ResponderEliminar
  11. Jajaja, pues si, muchos de los que llevan (o han llevado) escolta no se la merecen e ninguna forma. La cuestión es, que si te asignan protección y renuncias a ella, pierdes derecho al seguro en caso de atentado, por lo que muchos aceptan a regañadientes. Luego, el día a día con estas personas que no te quieren a su lado es la mar de "entretenido"...
    Las denuncias falsas serían muy fáciles de desenmascarar ya en el Juzgado, pero la verdad es que el tema del maltrato es un gran NEGOCIO y una vía excelente para dar imagen a los políticos de turno, que se llenan la boca hablando de medidas y programas, cuando luego a nivel de calle no se hace nada, solo tramitar denuncias. Hay meios eficaces para evaluar si la denuncia es falsa o no, pero por un lado no interesa cuestionar a las mujeres que acuden a denunciar, y por otro nadie se la quiere jugar y dar como falsa una que es buena: si dejas libre a un tipo y a los 2 días mata a la mujer, el responsable puede ir afeitándose el cuello como los pollos...
    Perico

    ResponderEliminar
  12. Cuantos vigilantes de seguridad se encuentrsn sin trabajo por denuncias falsas es el unico colectivo que pierde su trabajo cuando le ponen antecedentes penales que pasa si tiene hijos se quedan sin comer. Nueva leiy de seg privada no contempla eso.

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MIS ÚLTIMOS 10 MINUTOS CON VICTITO (QEPD)

SÍNDROME DE DUNNING-KRUGER: BURROS ENGREIDOS