Otro ángel caído…

Por: Ernesto Pérez Vera
 
 
Esto pasa en todos los cuerpos de seguridad, pero en unos creo que más que en otros. En los privados también, ¡doy fe! Cuando uno se aleja de la mediocridad, que por cierto suele ser mayoritaria en el entorno, y encima la combate o critica… ¡shungo!, que decimos en mi tierra. Eso de ir contra corriente nunca ha sido fácil, aunque sí valiente, pero poco aconsejable. La corriente se mueve por las mayorías, y si estas son mediocres, como antes apuntaba, shungo de verdad. Estás muerto, solo es cosa de tiempo. ¡Van a por ti! Lo notable no se perdona.

Aunque titulo el texto como “Otro ángel caído”, la verdad es que no deja de chirriarme. Un ángel caído es, según la unión de varias definiciones, “un ángel expulsado del Cielo por revelarse a los mandatos de Dios”. En este caso los mandatos desobedecidos, caso de que tal irreverencia se hubiese producido, no venían del Cielo, sino de abajo, del Infierno. Así es, no puede venir del Cielo quien persigue, acosa, ningunea, injuria y finalmente derriba a quien ha acreditado compromiso y lealtad al trabajo. Al principio de legalidad y a aquello que representa, la autoridad judicial.

Ser luciérnaga y brillar con luz propia siempre hizo que los sapos mostraran su sucia cara y mal aliento. Aunque lo cierto es que estos, los sapos, suelen perseguir, acosar, ningunear, injuriar y derribar desde la sobra. Como mucho desde detrás de una rama. Son también sujetos —más bien animales, bestias—, de cerebro y corazón necrosados, y excesivo tejido adiposo asomando por las orejas.

En fin, que lo han conseguido. Le han cortado las alas a un ángel azul. Lo querían descolorido y ya parece que lo han “acelestado”. Una pena. Una lástima de la que no tendrán conocimiento quienes más van a verse perjudicados por su ausencia: los ciudadanos. Siempre se dice que el tiempo pone a cada uno en su sitio, y creo que así es, pero a veces tarda demasiado. Ya es tarde para este “desangelado” compañero.

Por cierto, esto es cosa de maldad, odio y sobre todo envidia, pero no escapan los colores políticos a estas inhumanas e injustas fechorías. Lo que los “azules” critican aquí, lo hacen allí. Y con los “colorados” pasa lo mismo. Insisto, no es cosa de banderas y colores.


Noticia:

El portavoz de Unión Liberal por Tarifa (ULT), Carlos Núñez León, lamentó ayer que las estafas relacionadas con las inspecciones de gas publicadas en este diario, a través de una nota de prensa del área de Mercado del Consistorio, podrían haberse evitado o al menos haber disminuido de haberse celebrado la conferencia organizada por su partido y a "la que puso veto el Consistorio".

Carlos Núñez apuntó a que, el pasado mes de febrero, su partido organizó una charla que impartida por un policía local, criminólogo y experto en Seguridad Pública pretendía incidir precisamente en prevenir posibles estafas y abusos en la revisión de la instalación de gas butano. Programada por ULT se pretendía para el día 23 de febrero en el Hogar del Pensionista a partir de las 12:30 horas. Sin embargo, el concejal de la oposición apuntó a que el titular de Seguridad Ciudadana, Juan José Medina, "vetó que el agente figurara como policía local en el cartel, frustrando de esta forma la posibilidad de llevar a cabo la jornada".

El presidente del Hogar del Pensionista, José Fuentes, confirmó a este diario que se había organizado la charla pero que finalmente "no se llegó a ofrecer porque al policía que la iba a dar se lo prohibieron".

El agente que pretendía dar la charla de manera altruista, y cuya identidad se ha querido preservar por estar inmerso en acciones legales contra el edil, confirmó estos hechos y apuntó además a que "el concejal de Seguridad Ciudadana le prohibió dar la charla anunciándose como policía local" a lo que el agente se negó argumentando que formaba parte de su currículo y puso los hechos en conocimiento del alcalde, Juan Andrés Gil, solicitándole las razones por las que no podía anunciarse como agente de la Policía Local y que, según señaló, aún no le han sido comunicadas.

Sin embargo, el cruce de comunicaciones escritas con el concejal de Seguridad Ciudadana derivó en un expediente disciplinario por "grave desconsideración hacia mi persona (la del edil)", con una sanción de 20 días de suspensión de empleo y sueldo. "La estafa del gas me ha costado a mí 1.800 euros y una baja, además de que quizás se podrían haber evitado algunas de las otras estafas", apuntó el agente de la Policía Local.

Fuente, Europa Sur:

http://www.europasur.es/article/comarca/1317030/ult/critica/se/vetara/su/jornada/sobre/estafas/gas.html

Comentarios

  1. Gracias por contarlo, no es nada nuevo, lo conocemos perfectamente, malditos.

    ResponderEliminar
  2. ¿Será verdad que lo que mueve el mundo es la ENVIDIA?. Tenemos pendiente un artículo sobre el tema "en profundidad".
    Perico

    ResponderEliminar
  3. Bien merecido ese expediente. Es que no os enteráis. Vamos a ver solo sois policías, vosotros que sabéis de nada y mucho menos de seguridad ciudadana. A quien se le ocurre, una charla pero si no sabéis hablar, para eso estamos los políticos que llegamos de la nada, por nada y para nada y sabemos de todo de todo de todo y hablamos ,hablamos y mentimos ,mentimos. A ver, a quien se le ocurre tener dignidad y mantenerse firme ante un alguien predestinado a ser salvador de todo, un elegido, que ni más ni menos viene a encauzaros dirigiros y llevaros por el buen camino. La dignidad es una virtud que los minipoderosos normalmente no tienen ya que tienen las rodillas despellejadas de arrastrase para ascender y por lo tanto no consienten que nadie la tenga es más les resulta ofensiva. Pues que se jodan ya que a los de abajo solo nos queda tener dignidad, orgullo y honor. Lo siento por las perras que le han quitado al compañero que no están los tiempos para ello, pero eso si le puede mirar a la cara a cualquiera y de paso recordarle que quizás solo este cuatro añitos jodiendo. Un saludo .José Moreno

    ResponderEliminar
  4. Sólo quería decirle que le agradezco ese primer párrafo.Ha sido como exorcizar demonios.
    Escupir lo que se siente y pocos son capaces de entender a no ser que lo vivan.Aconseja entonces claudicar?En fin.Ya para qué.
    He soportado de todo por ir con la verdad por delante.Mentiras,traiciones,desprecios de todo
    tipo.El alma duele de ir contracorriente.Y no sólo pasa en los cuerpos de seguridad.Bona nit.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por vuestros comentarios.

    Esta historia/noticia NO me afecta en lo personal, ya sabéis que no estoy en la PL de Tarifa, “ergo” no soy el afectado. Quien sí ha sufrido estas desdichas es un buen amigo y compañero, y mejor policía. Por ello, y porque me han afectado a mí directamente mierdas como esas en otros momentos, he querido dar cierto pábulo al asunto.

    No propongo claudicar, como sugiere o cuestiona el anónimo comentarista. Este compañero no ha entregado las armas, simplemente ha sido derrotado por el MAL… y sabe que ya no puede seguir adelante. Debemos conocer nuestros límites y posibilidades. Quien los conoce, aunque sea combatiente, debe saber cuando dar un paso atrás y esperar.

    Gracias a todos por vuestros comentarios.

    Ernesto P.V.

    ResponderEliminar
  6. Vive hoy para poder luchar mañana,¿Es así amigo Ernesto?.

    UN SALUDO Y BUEN SERVICIO.

    TRAITI.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MIS ÚLTIMOS 10 MINUTOS CON VICTITO (QEPD)

CUANDO LAS RATAS PRESUMEN DE PLACA, SIN SABER QUÉ ES SER POLICÍA