LOS CINCO NIVELES DE PERICIA EN MANEJO PROFESIONAL DE LAS ARMAS

Por Ernesto Pérez Vera
La clasificación de niveles de competencia y pericia en manejo de armas de fuego que seguidamente detallo, es usada por una ingente cantidad de profesores de tiro policial de todo el mundo. Según el psicólogo norteamericano Davis Grossman, autor de la magistral e imprescindible obra Sobre el combate (Editorial Melusina SL), el creador de esta estupenda ordenación es John Foy, instructor jefe de la Academia de Policía de Peace, en Ohio (Estados Unidos).

Todos convendrán conmigo, una vez leído el artículo, que las definiciones son ingeniosas, didácticas y extremadamente acertadas. Un servidor se ha permitido ciertas licencias en la descripción y matización de los perfiles, detallando algunos a tenor de mis propias experiencias como formador de policías de todos los cuerpos.

Por favor, lean y juzguen ustedes mismos.

Primer NivelINTENCIONADAMENTE INCOMPETENTE (II)

Aunque parezca mentira, estos, los II, son los que están obligados a llevar armas por imperativo del cargo, careciendo del más mínimo interés por ellas. Esta gente, además, conoce perfectamente sus nulas habilidades, pese a lo cual se niega a mejorar su pericia. Por vaguedad y miedo al ridículo, cuando no también por miedo a las propias armas, no participan en los entrenamientos de su unidad. Saben de su torpeza en la materia y evitan acudir a la galería de tiro, poniendo escusas y echando balones fuera. No saben, ni quieren saber.

Las páginas de los periódicos están plagadas de noticias protagonizadas por sujetos de este perfil, aunque lo cierto es que muchos accidentes no trascienden por ser silenciados, negados u ocultados en origen. Muchos de estos sucesos acaban con las vidas de vecinos, familiares, compañeros y hasta con las propias. Por regla general no se sacará nada positivo de ellos, incluso obligándolos a ir a las tiradas reglamentarias. Estérilmente consumiremos tiempo, munición y esfuerzos. Nada, caca de la vaca.

Segundo NivelDESCONOCEDOR DE SU INCOMPETENCIA (DI)

El DI no sabe que no sabe. Es incompetente porque todavía no ha descubierto que lo es. Estos sujetos han sido entrenados de modo muy básico y a veces ni eso. Los profesionales de este grupo seguramente nunca se han visto ante una situación real que haya dejado al descubierto sus carencias. Sin embargo, conozco muchos casos de DI que ante una situación real se han sentido y sabido no preparados. Pese a todo, han preferido gastar su tiempo en cualquier cosa antes de asumir que necesitaban formación extra. Me atrevo a decir, sin temor a equivocarme, que dentro de este perfil es donde se encuentra el mayor número de profesionales armados.

Son DI aquellos que solamente acuden a los ejercicios de tiro reglamentarios, haciéndolo sin interés alguno. Van, pero regañadientes. Dan por bueno y sobrado ese entrenamiento periódico, muy periódico casi siempre. Gran parte de los policías que se ajustan a este perfil se dan cuenta de sus lagunas y paupérrimas habilidades en los peores momentos. A veces es demasiado tarde, descubriendo sus miserias cuando ya han sido gravemente heridos con armas de fuego u otros instrumentos. La mayoría nunca lo descubrirá.

Tercer Nivel: CONSCIENTEMENTE INCOMPETENTE (CI)

Si el DI sobrevive a su primer encuentro armado o es testigo próximo de algo similar en la persona de un compañero, se convertirá en CI: ahora sabe que no sabe. Seguramente buscará un poco de refuerzo formativo, si bien muchísimos seguirán igual de felices y contentos, siendo unos zoquetes. El CI, con algo de suerte, despertará y no querrá volver a verle más las orejas al lobo. Así, si lo hace, si despierta, abandonará la caverna platónica y lo hará, además, por la puerta grande. Desde ese momento sabrá algo más: no quiere que le vuelva a ocurrir. Se convierte, desde ya, en una persona interesada en el tiro y las armas. Ahora sí atiende a las explicaciones de los instructores. Empieza a estar motivado. Ya no seguirá criticando a los que se entrenaban mientras él no lo hacía. Ahora quiere alcanzar cierto grado de pericia.

Cuarto NivelCONSCIENTEMENTE COMPETENTE (CC)

Con la filosofía adecuada del entrenamiento y con interés por parte del alumno, un CI se puede convertir en CC. El CC llegará a manejar su arma con habilidad y seguridad, solventando interrupciones y desenfundando con celeridad ante la señal del director del ejercicio. Llegará a entender que su disparo debe alcanzar el blanco seleccionado, pues de no ser así alcanzará un objetivo que no quería impactar. Esto puede provocar lesiones o daños innecesarios, un riesgo muy alto que nunca debe correrse, y él lo sabe. Nosotros, los policías, somos los buenos, son los malos quienes, por serlo, pueden permitirse cualquier cosa y resultado.

El CC ya conoce las posiciones de tiro, manejando varias técnicas para ser empleadas en según qué supuestos. Quién se lo iba a decir, tiempo atrás. Se siente cómodo entre los cartuchos, las siluetas, los casquillos, los parches, las detonaciones y el aroma a pólvora quemada, aun cuando esté siendo instruido bajo presión. Pero pese a todo ello, que no está nada mal, todavía no reacciona súbitamente y como un autómata ante situaciones extremas. Todavía le falta una pizca de algo, solo una pizca de nada.  

Quinto NivelINCONSCIENTEMENTE COMPETENTE (IC)

El IC es el menos común de los perfiles. Este modelo puede denominarse como de maestría. No es fácil encontrar a muchos IC en una misma plantilla. El IC, tras muchísimas horas de entrenamiento, concienciación y mentalización; miles de disparos en el campo de tiro; años y años de repetición de ejercicios, maniobras y manipulaciones en seco con su arma, ante el indicio de un ataque será capaz de reaccionar instintivamente, saliendo de la línea de tiro de su potencial agresor. A la par que salga de la línea de su atacante, podrá desenfundar y dirigir su arma hacia él. Sabrá cubrirse de modo eficaz con lo que encuentre en la escena, aprovechando casi cualquier cosa como parapeto. Nivelazo.

Para llegar a ser IC hay que preparar la mente y no solo el equipamiento. Un IC se prepara para los enfrentamientos a vida o muerte, habiendo reflexionado mil veces sobre la posibilidad de tener que disparar contra otra persona. Ante tal reflexión, asume que llegado el caso lo hará: disparará contra quien tenga que hacerlo, pero, obviamente, bajo la estricta observancia de lo marcado por el ordenamiento jurídico, respecto al empleo de las armas y de la legítima defensa. El IC es aquel que ante una interrupción de su arma, y tan pronto ésta se produce, consigue resolverla, devolviendo su herramienta a la situación de fuego, y todo, además, en décimas de segundos.

CONCLUYENDO

Estoy convencido de que todos los que están leyendo ahora mismo este trabajo conocen a compañeros que podrían encajar, a la perfección, en cualquiera de los niveles descritos. ¿Verdad que sí? También estoy seguro de que la mayoría encajarían en los niveles primero, segundo y tercero. Llegados a tal conclusión, les insto a que participen de algún modo en mejorar las capacidades de sus semejantes más próximos. Traten de hacerles entender que deben tomarse más enserio esta materia. Intenten hacerles llegar este texto a esos colegas. Puede que algún día tanto ustedes como ellos se sientan mejor sabiendo que al menos se intentó.

Además de a sus compañeros, trasladen este artículo a sus mandos y responsables políticos y sindicales, pues ellos, más que nadie, son los responsables del estancamiento evolutivo. Recuérdenles que la Administración está obligada a formar de modo continuo y permanente a los funcionarios y que esta materia, la de tiro y armamento, no pica, no provoca ronchas y no contagia enfermedades. Todo lo contrario. De la mala formación deriva la mala praxis, emanando daños y lesiones propias y ajenas, y a veces hasta muertes innecesarias. De todo ello no solo el funcionario deberá responder ante la Justicia, sino que la propia Administración también podría tener que hacerlo.

La curiosa y realista clasificación que acabamos de conocer está basada en la Programación Neurolingüística (PNL), que es el estudio de los procesos mentales con el fin de obtener un modelo formal y dinámico de cómo funciona la mente y la percepción humana en el aprendizaje. La PNL intenta definir patrones directos sobre la conducta humana en relación con el lenguaje. El estudio de esta programación tiene sus orígenes en las investigaciones publicadas por Richard Bandler y John Grinder, en 1973.


Bandler estudió Psicología, Matemáticas e Informática en la Universidad de California. Y Grinder, además de ser especialista en Lengua Inglesa, por la Universidad de California, cursó estudios de Psicología en la Universidad de San Francisco. Significar que durante la guerra fría fue capitán de Operaciones Especiales del Ejército norteamericano y miembro de la CIA (Agencia Central de Inteligencia), estando siempre destinado en Europa.

Comentarios

  1. Muy interesante el artículo, se puede trasladar a otros aspectos de la vida. Por cierto me suenan las fotos.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Manuel.

      Gracias por la lectura, y por las fotos...

      Ernesto

      Eliminar
  2. Pregunta de quien no sabe, así que no va con malicia. Cuando, porque, para que, se empuña el arma como en la quinta foto. Que ventajas da sobre el empuñamiento tradicional o natural.Te falta el superdemocrático ese que dice yo llevo un arma pero no voy a disparar nunca, coño y que haces aquí, preguntale a tu compañero de dotación que opina sobre que seas tan majo.Un saludo.Jose Moreno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Moreno.

      Supongo que preguntas por la inclinación lateral del arma, ¿verdad? En la foto vemos a un suboficial de Infantería de Marina usándola, y la verdad es que la imagen no hace justicia: él no inclina tanto el arma, porque no hace falta. En esa toma fotográfica ya ha acabado el ejercicio, pero durante el fuego la inclinación era mucho menor, más leve, tibia o suave.

      La gente cree que esa técnica la han puesto de moda los malos y cholos de las pelis americanas, los camorristas, pero no es así. Hace unas semanas me preguntaba una jueza por lo mismo, y se lo expliqué en el propio campo de tiro. Verás. Si empuñas tu arma desde la funda y la levantas tal y como te han enseñado a una mano, acabará delante de ti pero justo frente al hombro de ese lado. Así las cosas o te llevas el arma al centro de la cara, que es lo que hacen casi todos, o inclinas el cuello/cabeza dejando el arma donde esté… y tu ojo dominante “enfila” los elementos de puntería. ¿Verdad que esto es así? Pruébalo.

      Bien, pues si hace ese mismo ejercicio sin arma, o sea levantando la mano tal cual cae de modo natural a su lateral, junto a la pierna, y levantas la el brazo sin girar la muñeca (como haces desde que tenías tres años para señalar), verás que pones el dedo allí donde querías señalar. Pruébalo, ¿a que es cierto? ¿A que sale de modo natural e instintivo? Pues esto mismo hazlo con la pistola, comprobarás que el alza y punto de mira cae “enfilados” frente a tu ojo dominante sin que muevas la cabeza/cuello o coloques el arma frente a la cara.

      Esto se llama naturalidad. Si inclinas el arma mucho más de lo debido no será efectivo aunque lo usen los malos en las pelis, eso ya es fantasma, exagerar e histrionizar para la cámara. En su justa medida es puro instinto. Cuando enseño esto a alguien virgen por completo en manejo de armas le sale perfecto. En rangos de hasta 7 metros… los clavas (con entrenamiento, claro). Un hombre que lleva 25 años tirando y ejerciendo con armas como nosotros, jamás había disparado a una mano hasta que le enseñé esto. Conseguía mejores impactos que a dos manos, que era como siempre lo habían entrenado, y lo mejor es que lo hacía en menos tiempo.

      No sé si me he explicado bien, Pepe. Vente un día y pasamos unas horas juntos en el campo y te sorprenderás.

      Un abrazo.
      Ernesto.

      Eliminar
  3. Oido cocina, paso a probarlo en tiro ya te dire. El problema es el instinto creado despues de treinta y tres años tirando, a mi edad la mente ya no evoluciona como la de un virgen. Muchas gracias por la explicación, siempre lo habia visto como macarrada de peli, aún así probare como reacciona la muñeca y el dedo ante el disparo en la posición.Lo que mas tarabajo me costara es coger miras a esas distancias cuando nunca las he cogido y entran. Ya no tanto para tirar que tambien, sino para tomar un cafe y hablar en persona, no se si podre pero un día tengo que bajar. Un saludo.Jose Moreno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepe, puedes probar solo, pero lo ideal es hacerlo con alguien que sepa dirigir el entrenamiento. A ver que tal. Te aseguro que conmigo a tu lado... pillarías la filosofía y te asombraría por el resultado. Importante: no hay que tomar miras, no hace falta. El arma, si estiras correctamente el brazo con un buen empuñamiento, quedará donde debe hacerlo. Empieza a 3 metros.Practica así. Cuando lo domines (5 minutos y varias series de un disparo), vete a 5 metros y repite lo mismo. Una vez asumido y dominado... haz lo mismo a dos o tres tiros.

      Ernesto.

      Eliminar

  4. Que tal compañeros , una vez mas un estupendo articulo y respecto al tema que le ha interesado a Jose Moreno ( el de la inclinacion del arma ) permitidme que os aporte algo que lei ya hace unos cuantos años en un foro de policias americanos ( estaba en español, para mi desgracia sigo siendo un torpedo con el idioma de la perfida Albion, pero bueno eso es otro tema ) pues bien como os decia un oficial de policia preguntaba, al igual que ha hecho Moreno, por esa forma de empuñamiento del arma y un instructor de armas, o al menos asi se calificaba a si mismo la persona que le respondia le explicaba el motivo de la misma , el cual paso a explicaros yo a vosotros ahora mismo y me alegro de poder aportar algo a este foro aunque solo sea por una vez.

    Pues bien este oficial comentaba que esta forma de empuñamiento es una tecnica que usaban algunos oficiales de grupos especiales de la policia ( lo que vienen siendo los SWAT de toda la vida de DIOS ) cuando tenian que llevar a cabo una entrada en un domicilio o en cualquier recinto en cuyo interior hubiera sujetos armados.

    Me imagino que todos teneis en mente un grupo de agentes, todos colocados unos detras de otros, que asaltan una casa y se disponen a derribar una puerta ( bien a base de mazazos, metodo castizo donde los haya o bien con el metodo mas sofisticado de los explosivos ) pues bien el agente que va en cabeza suele llevar un escudo blindado que le proteja cuando atraviese el "embudo
    fatal", al principio estos escudos eran mazizos es decir que el agente de turno debia asomar la cabeza para poder ver, bien por encima del mismo o bien por un lado con las funestas consecuencias que esta tecnica podia tener, rapidamente esto evoluciono y los diseñadores de estos artilugios le añadieron un pequeña ventana en el centro del escudo con cristal antibalas para que el agente que lo portaba pudiera ver sin exponerse tanto como anteriormente.

    Este agente inicial al tener que llevar el escudo que no era precisamente ligero ( los hay hasta con ruedas , asi que imaginaos lo que pesaban ) solia llevar un arma corta, generalmente de un calibre mas que respetable para que sus primeros disparos fueran los primeros y los ultimos que se hicieran en caso de necesidad.
    Como quiera que los escudos eran mas bien anchos para cubrir el cuerpo del agente y en cierta medida tambien un poco a todos los que venian detras, estos oficiales encontraron mas que dificultoso empuñar sus armas de la manera tradicional y adoptaron esta tecnica que les permitia apuntar sus pistolas o revolveres a traves del susodicho cristal antibalas.

    Es una simple cuestion de biomecanica corporal si intentais poner el brazo rodeando el escudo con el antebrazo e intentais poner la muñeca en posicion perpendicular al suelo comprobareis como la posicion es totalmente antinatural, en cambio si poneis la muñeca paralela al suelo y la girais hacia adelante conseguireis un empuñamiento mas que razonable y con capacidad para acertar a un blanco que se encuentre a corta distancia.

    Naturalmente esta tecnica , es decir la manera de empuñar sus armas era vista por los "malos", los cuales las veian en directo ya que solian estar dentro de los recintos asaltados por los policias o bien la veian en la television, ya se sabe que alli muchas cosas se convierten en un puro espectaculo, pues bien los "malos" pensaron con muy buen criterio que si asi empuñaban las armas los mejores policias a los que se enfrentaban eso queria decir que esa tecnica seria superior a otras y de ahi a utilizarla en sus enfrentamientos fue todo una.
    Bien es verdad que sus enfrentamientos , los de los malos quiero decir, solian consistir en pegarle un tiro a corta distancia a otro malo al que pillaban en un renuncio y a esa distancia casi cualquier tecnica de tiro que empleemos sera efectiva.

    Bueno hasta aqui puedo leer, espero haberos sido de alguna utilidad con este comentario y para lo demas quedo a vuestra entera disposicion compañeros.

    Un saludo.
    Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carlos:

      Gracias por estar siempre atento. Efectivamente, la técnica que hemos explicado se aplicable, en cuanto a la inclinación, al uso táctico del escudo balístico protector. No obstante, no fue creada o “descubierta” para tal fin, sino que procede de mucho más atrás en el tiempo. No sabría decir cuando se le empezó a dar el uso policial/defensivo de hoy, pero en el siglo XIX ya medio fue descrita. Cuando Wild Bill Hickok fue asesinado en agosto de 1876 llevaba consigo una carta en la que explicaba una de sus técnicas de tiro. El extracto de la misiva nos lleva a creer que él empleaba algo como lo que hemos explicado a Pepe Moreno: que la técnica es instintiva, sencilla y fácil de asimilar hasta en las peores circunstancias. Aquellas letras se hicieron públicas en la década de los 50 del siglo XX. En este artículo mío se puede leer algo al respecto, http://tirodefensivocampodegibraltar.blogspot.com.es/search?q=Ocurr%C3%ADa+antes+y+sigue+pasando+hoy,+no+es+cosa+de+modas:++LAS+CIRCUNSTANCIAS+QUE+ENVUELVEN+AL+ENCUENTRO+

      Saludos.
      Ernesto.

      Eliminar
  5. Hola para mi hay dos tipos de niveles; el que no sabe y que no. El que sabe demuestra seguridad, técnica, táctica y criterio a la hora de actuar, el que no, todo lo contrario. hay gente "que cree que sabe" aléjese de ellos y otra "que cree, en lo que sabe". Estos ultimos sustenta su conocimiento en cosas correctas o que le fueron útiles o eficaces.
    A la hora de la verdad lo único que prima es lo básico, lo que nosotros llamamos FIUS Fundamental, Útil Y superfluo.
    tuve suerte de conocer veteranos en mi fuerza de la épocas duras, su cono cimiento comparado con el de hoy se podría decir que era básico, pero gracias a eso llegaron a "VETERANOS" y como dice el Maestro Andrade "la veteranìa es un grado".
    cosas como la manipulación y funcionamiento del arma, desenfunde, tomar cubierta y combatir los hizo prevalecer sobre sus oponentes.
    si observamos estos procedimientos hoy por ahí no seria lo mas indicado a adecuados pero "lo básico muchas veces es letal".

    una saludo
    Ernesto Matias Peralta.

    ResponderEliminar
  6. Hola, E. Matias. Gracias por tu comentario y lectura.

    Saludare de tu parte a Cecilio Andrade, a quien vere hoy y manana.

    Ernesto Perez Vera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mandale muchos saludos, Gracias

      Ernesto Matias Peralta

      Eliminar
  7. Es una lastima por que no solo el estado quieres que seas un incompetente, si no que las instituciones operativas suelen estar dirigidas por esos del grupo uno (II). Y ya sabemos que en este valle de oscuridad y lagrimas no vamos solo y que su luz nos guia, pero que porfavor , que si ellos no quieren , que nos dejen hacer aquines queremos y no nos metan miedo adicional o informaciones contrarias a nuestro desarrollo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también pienso que la mayoría de policías de todas las escalas están en ese segundo grupo.

      Gracias por participar, Javier.

      Un saludo. Ernesto.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MIS ÚLTIMOS 10 MINUTOS CON VICTITO (QEPD)

SÍNDROME DE DUNNING-KRUGER: BURROS ENGREIDOS