HISTORIA DE UN COMPLEJO POLICIAL

Por Ernesto Pérez Vera

Hace unos días me contactó un policía perteneciente a un cuerpo local de mi provincia (yo también soy policía local). Me consultaba si con su diploma de instructor de tiro, otorgado por el Ministerio de Defensa (Casa Real), podría ejercer en su plantilla. Por si acaso, también había solicitado hacer el curso de la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía (ESPA). Agradecí su deferencia al buscar consejo en mí, y le respondí: tú sí que puedes. No tengo dudas, podría ser el instructor de su unidad. Creo que nadie pondrá en duda el valor de un diploma concedido oficialmente por el Ministro de Defensa, aunque el acreditado sea ahora policía en una institución civil. De no ser esto así, ¿por qué tantos miembros de la Guardia Civil (GC), del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) e incluso del Ejército, dan clases de estas y de otras materias en las academias de policías locales de toda España? De exigirse a este compañero el curso de la ESPA para ejercer como docente, habría que hacer lo propio con todos los que no lo poseen y que, sin embargo, ejercen como tales en los centros formativos de policías locales. Esto es aplicable a todas las asignaturas, no solamente a la de Tiro y Armamento. ¿Verdad que a todos nos han dado clases personas que no eran de nuestro cuerpo? Si vale para unos, vale para todos.

La cosa es que el complejo de inferioridad que resuman muchos mandos municipales, hace que den un pasito más en eso de hacer el ridículo. Hay verdaderos especialistas en ello. Profesionales del patinazo. Malabaristas del escándalo. En este caso, el jefe de mi requirente se ha entrevistado con el alférez de la GC de su demarcación, para que este diera su permiso y el visto bueno a la decisión de que fulano se convierta, en base al diploma de Defensa, en el instructor del cuerpo local. ¡Vergonzoso! A ese tío mierda habría que cortarle la cabeza al amanecer (metáfora).

Esto es como si le pregunto a mi vecino si mi mujer puede fumar en el salón de mi casa. ¡Señores, bajen de la alfombra de la ignorancia de una vez y para siempre! A ver si vamos abandonando el complejo de “munipas” y “guripas”. Todos somos policías y todos estamos regulados por la misma ley orgánica, la archimanida 2/86. Por favor, ¡coño ya!, a todos nos rige, también, el mismo Reglamento de Armas (RA). Señores jefes, dejen de adorar a políticos y empresarios para que los inviten a comilonas, quien sabe si a alguno también a putas. Abran los libros, si es que los tienen. ¡Ah!, y ya está bien de pelotearle a los mandos de los demás cuerpos para que se acuerden de ustedes el día que se conceden las medallas. ¡Por Dios, cómo os gustan las romerías de las condecoraciones! Funcionan así: este año te doy a ti la de mi institución, que ya buscaré una causa o excusa que lo justifique, pero el año que viene no te olvides de mí, picha.  

No viene al caso, pero sí sirve de ejemplo por analogía: el Real Decreto 137/93, de 29 de enero sobre el Reglamento de Armas, modificado en parte por el Real Decreto 976/2011, de 8 de julio, dice en su artículo 1.4: “Quedan excluidos del ámbito de aplicación de este Reglamento, y se regirán por la normativa especial dictada al efecto, la adquisición, tenencia y uso de armas por las Fuerzas Armadas, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y Centro Nacional de Inteligencia. Para el desarrollo de sus funciones también quedan excluidos los establecimientos e instalaciones de dichas Fuerzas y Cuerpos y del Centro Nacional de Inteligencia”.

A tenor de este artículo (aunque modificada la norma en julio de 2011, a este respecto ya decía lo mismo desde antaño), cada cuerpo hará en su casa lo que quiera, de puertas para dentro, en base a sus criterios, necesidades y sentido común (refiriéndonos al asunto que nos ocupa). Si algo pasara, por accidente o negligencia, cada institución responderá por sí misma. Si la caga el instructor que protagoniza el comentario, ¿le van a pedir explicaciones y responsabilidades al alférez de la otra fuerza? Insensatos, utilicen sus potestades y no inventen ni echen balones fuera. Si el jefe preguntón tenía complejo de inferioridad, el respondón lo tenía de superioridad: decretó que no, que ese policía nunca podría ser el instructor de su propio cuerpo, si se amparaba en un diploma que no estuviese expedido por la Dirección General  de  la Guardia Civil. ¡Manda huevos!


Cuando la hora lectiva oscila entre los 80 y 100 pavos, nadie se acuerda de homologaciones, menos aún cuando se deben favores en forma de “quita multas”, de medallas y de gambas el día del Patrón o de la Patrona. Muchos de estos deberían de asociarse como mamporreros y no como jefes de policía.

Comentarios

  1. Compañero Ernesto el tema que tratas esta vez, el de los complejos que tenemos las policias locales, con respecto a otros cuerpos es, a mi parecer, un mal endemico en muchos de nuestros compañeros.

    Me explico, si muchos de nuestros compañeros Policias Locales no se creen que son Policias como les vamos a pedir a compañeros de otros cuerpos que nos traten como a iguales.

    Nuestros propios jefes con el servilismo mas grosero que uno pueda imaginar pierden el culo por la medallita de tuno y nos hacen de menos a la primera oportunidad, por lo tanto que nos podemos esperar.

    Ademas en las academias de formacion de otros cuerpos me imagino que les siguen contando a los chavales , los cuales son facilmente moldeables, que realmente ellos son los policias de verdad y que las policias locales son bueno, parecidos a los policias, pero de otra manera.

    Por lo que dices de que en nuestras academias siempre tenemos a los nacionales y a los civiles te comento mi propia experiencia.
    Al realizar un curso de formacion, en una academia de Policia Local, el cual era relacionado con los menores, tuvimos que aguantar a los "listos" de turno, primero de la policia nacional y dos dias despues de la guardia civil hablar maravillas de sus equipos especializados y para rematar la faena las mentes prodigiosas que nos iluminaron con su sapiencia terminaban sus explicaciones comentando lo siguiente:
    Aunque no esta demas que conozcais estos temas ( refiriendose a nosotros los 28 Policias Locales que demasiada verguenza tuvimos de no levantarnos e irnos de alli) lo que debeis hacer si teneis conocimiento de algun tema de menores es ponerlo en nuestro conocimiento para que nuestros equipos se hagan cargo de ello por que COMO BIEN SABEIS VOSOTROS TENEIS CARACTER DE COLABORADORES NUESTROS, y se quedaron tan "panchos".

    Te podria contar varias perlas de esas caracteristicas, pero imagino que a ti te habra pasado otro tanto, asi que no malgastare el tiempo y que conste que no me meto con los policias nacionales, ni con los guardias civiles, lo que critico son a las personas mayormente TONTAS lleven el uniforme que lleven, que en nuestras propias filas tampoco tenemos escasez que se diga.

    Pero bueno esto es lo que tenemos, me temo que para que esto cambie tendra que suceder lo que comentaban una vez dos sacerdotes a la salida de la iglesia cuando uno le dijo al otro, Padre Andres usted cree que los curas se llegaran a casar, a lo que el otro cura le contesto, hombre padre Lucas nosotros no lo veremos pero nuestros hijos si.
    Pues eso, para que esto cambie tendran que pasar todavia un buen monton de años.

    Un saludo
    Carlos

    ResponderEliminar
  2. Estimado, Carlos.

    Gracias por tu sabio y clarificador comentario. Me quedo con todo, pero subrayo y hago mías estas palabras tuyas: “que conste que no me meto con los policías nacionales ni con los guardias civiles, lo que critico son a las personas mayormente TONTAS lleven el uniforme que lleven, que en nuestras propias filas tampoco tenemos escasez que se diga”.

    Yo he pasado por cosas como la tuya. Falta formación y confianza a unos y soberbia a otros. Mira qué caso: un compañero de Policía Local (PL) fue llamado por un equipo del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) a fin de ser interrogado por una presunta intervención del local en un tiroteo estando fuera de servicio. El compañero de PL acudió a las dependencias del CNP y respondió que, aunque estuvo en el lugar, él no disparo, pero admitió que había hecho ostentación de su arma. Cuando los que le tomaban declaración oyeron eso, le pidieron el arma. Él local les dijo que la llevaba consigo, que la tenía encima en ese momento. Esto, algo normal y natural para quien opta por ir armado aunque esté en horas ajenas al trabajo, hizo recelar a los nacionales. Le dijeron que era ilegal que un agente de PL pudiese llevar un arma de fuego sin estar servicio UNIFORMADO, y que llevar la pistola de paisano solo era posible para los agentes del Estado (Hombres G, que dicen en USA). El compi les dijo que estaban equivocados. Ante esto, los otros le pidieron ver el arma, y vieron algo que no parecía reglamentario (arma pequeña de un calibre que no era 9 Parabellum). Extrañados, dijeron: “¿esto os dan de dotación?”, a lo que el local respondió que era un arma privada, particular. ¡Por Dios!, eso es delito, dijeron los dos del otro cuerpo. Apostillaron que cómo un municipal iba a tener una pipa particular además de la del trabajo, y encima para llevar encima.

    Como te digo, Carlos. Así las cosas, el municipal mostró la guía de circulación de su pipa particular, a fin de acreditar la licitud de todo. Nada, no lo creyeron. Hicieron fotocopia de la guía y le dijeron que se podía marchar… que iban a averiguar eso del arma corta particular. La Divina Providencia quiso que a la mañana siguiente estuviese yo en la Intervención de Armas de la Guardia Civil, recepcionando un CETME que me había comprado (NO inutilizado). Más casualidad, esa misma mañana fui informado de todo lo que te estoy contando, y me lo contó precisamente el compañero interrogado cual canalla. Así pues, ese policía local estaba conmigo en dependencia de la Benemérita, porque antes estuvimos tomando café.

    ¡Voilá!, cuando yo estaba “jugueteando” con mi nuevo fusil de asalto para comprobar que todos sus mecanismos estaban en perfecto estado, se abrió la puerta de la Intervención: entraban los dos interrogadores de la nacional. Venían a lo que venía, a preguntar si los municipalillos estaban autorizados a tener armas de fuego y portarlas aunque no estuviese de servicio. Venían a eso pero se marcharon sin abrir la boca, solo dijeron que regresarían pasado un rato. Se fueron mudos, me reconocieron como poli local y el CETME en mis manos no les pasó desapercibido.

    Me consta, porque me consta, que una hora después se fueron desilusionados porque los municipales de todo el país pueden tener armas. El interventor les contó la verdad de la 2/86 y del Reglamento de Armas (por cierto el interventor es Licenciado en Derecho): todos los policías somos policías. O sea que nadie la tiene más larga, ni los ojos más azules, por tener un traje u otro. Que unos tienen unas competencias y otros tienen otras, que todos TIENEN LA OBLIGACIÓN de detener a los malos, siempre, aunque el delito cometido esté enmarcado en las competencias concretas de otra fuerza.

    Sigo en otro comentario ...///...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Continuando...///...


      Dicho esto, también me topé una vez con un compañero de la GC que decía que si veía a un local (uno con el que tuvo un incidente personal) con su arma fuera de la ciudad… lo detendría por tenencia ilícita. Lamentable. Tuve que explicarle que no sabía lo que estaba hablando, y que el delito lo cometería él, pero con eso solo conseguí ponerme en su lista de munipas incómodos.

      Dicho todo esto, hay tantos gilipollas en un cuerpo como en el otro, como en el otro, y en el otro. Pero para que no se me tache de localista, diré que en el mío es donde más hay, y yo soy el primero. Pero a decir verdad, encuentro en mi cuerpo a tantos desmotivados e impreparados policías como en el resto. Sí, los mismos. De nada sirve ir a Ávila, Úbeda, Sevilla o Quantico (FBI), el que no vale y es un mierda seguirá sin valer y creciendo mierdamente, sea del color que sea.

      Apunte (según Memoria Anual del Ministerio del Interior): 2011 se cerró con 102.745 pistolas o revólveres en manos de policías locales, 34.118 en poder de agentes autonómicos y 917 entre funcionarios de Vigilancia Aduanera. Armas cortas particulares guiadas para agentes de la GC fueron 74. 225 y para el CNP 46.062. Moraleja, existen infinitamente más policías locales poseedores de armas cortas particulares que nacionales, guardias y autonómicos.

      Ernesto

      Eliminar
  3. Prepotente es enseñarte la nomina sin tu haberla pedido y decirte vaya sueldo que tengo, no como vosotros que ganais una mierda.
    Prepotente es que un jefe de PL diga a la prensa local que ellos son un equipo de champions y los del CNP de tercera regional, le doy la razon de 900 detenidos por causas penales su super equipo ha presentado menos de cien, siendo más plantilla.
    Prepotente es que presentando detenido un conductor ebrio te digan que por que no te dedicas a lo tuyo que ellos no se meten en tus cosas.
    Prepotente es llamar, dicen que cariñosamente a los policías nacionales con el nombre de "nazis".
    podría seguir poniendo ejemplos de prepotencia, pero lo que me interesa como dice el tópico es lo que nos une no los cotilleos.
    ¿Los prepotentes solo estan en un lado?, los del otro lado son ejemplo de no meterse nunca con nadie siendo super ejemplo de compañeros y respetuosos al maximo, creo que no.
    Que culpa tiene nadie de que el Ministerio de Defensa de una cualificación y no la de la validez necesaria para cumplir los requisitos.
    En fin prepotente es querer tener siempre razón, viendo siempre a los otros como el enemigo. Para mi que quien así actua y se comporta tienen un complejo.Un adios Jose Moreno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Moreno.

      Te noto muy enfadado, y creo que no debería ser así. Yo soy el primero que admite que hay tontos en todos los cuerpos. Es más, admito que en el mío (Policía Local, PL) es donde más y que yo soy el primero (literalmente lo digo en mi respuesta a Carlos). Los casos que he expuesto son ciertos, reales como la vida misma. También he vivido vergonzosos casos de incompetencia en mis filas, y contigo lo he hablado en varias ocasiones por email e incluso personalmente por teléfono. En muchos, pero que muchos artículos míos he criticado a policías locales. Es más, la inmensa mayoría de las veces que ataco actitudes policiales las critico entre los míos (he dedicado artículos completos). Aunque esas mismas ideas e incapacidades las cometen agentes de todos los cuerpos.

      Y sí, Pepe, sí es arrogancia todo lo que dices. También me parece una solemne tontería, prepotencia si quieres, lo que dos PPLL (los míos) de Sevilla han hecho al hacerse fotografías con cientos de denuncias de tráfico interpuestas por ellos, durante la feria. Pero también voy a aprovechar para decir que ese tema se ha sacado de madre al decir el alcalde que no son dignos policías. Mentira. Están aprovechando el momento —los políticos— para hacer parecer que el político no tiene afán recaudatorio con la potestad sancionadora. Seguro que a final de año ese mismo político presume del volumen de trabajo hecho por sus policías, y ahí se incluirán las multas de tráfico, también las de esos dos policías. ¿Acaso cuando incautamos armas importantes o grandes cantidades de drogas no nos tiramos fotos con tales efectos, y sonreímos como esos sevillanos? Las dos cosas son infracciones, unas penales y otras administrativas, pero incumplimientos de normas jurídicas que se persiguen y sancionan.

      No sé qué parte del artículo o comentario te ofende, Pepe. Pero insisto, hemos admitido ambos, en conversaciones privadas, que tenemos lelos en los dos cuerpos. ¿Qué he dicho yo aquí que no sea una verdad admitida por ambas partes?

      Me gustaría que reconsideraras esa despedida, el adiós. Precisamente tú has aportado mucho a este blog, al menos a mí personalmente me has ayudado a ver muchas cosas desde otros primas, gracias la sensatez que te ha dado la veteranía comprometida.

      Por favor, Pepe, piensa en ello.

      Ernesto.

      Eliminar
  4. "Compañero" Ernesto y "Compañero" Jose Moreno, antes de nada, si alguno se ha sentido ofendido por mi comentario le pido disculpas desde este mismo momento.
    Reseñar tambien que me honro en tener amigos entre los guardias civiles de mi demarcacion y tambien con los policias nacionales a los que muchas veces apoyamos al igual que ellos hacen con nosotros cuando hace falta.
    A modo de aclaracion solamente decir que el que es tonto o prepotente lo es independientemente del uniforme que lleve y reseñar tambien que en todos sitios cuecen habas, es decir que en todos los colectivos tenemos a gente que se piensa que esta en posesion de la verdad y con ellos hay que hacer lo que decia un sabio de la antiguedad. " Nunca discutas con un tonto, te llevara a su terreno y alli te ganara por experiencia".
    Lo dicho, no debe olvidarsenos una cosa, que el enemigo debe estar fuera y no dentro de nuestras propias filas,
    Un saludo
    Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, Carlos.

      Seguro que Pepe sabrá reponerse del calentón. Pepe es un policía (CNP) muy comprometido y entregado y también muy realista, sabe sobradamente que hay en todos los cuerpos hay más tontos que botellines. Quizá el error lo he cometido yo.

      Un saludo.
      Ernesto

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MIS ÚLTIMOS 10 MINUTOS CON VICTITO (QEPD)

SÍNDROME DE DUNNING-KRUGER: BURROS ENGREIDOS