Con acento yanqui

Por, Ernesto Pérez Vera

Ahora todo parece más verdad porque lo dicen con acento gringo. Ya publiqué un artículo que hablaba de ello: http://www.armas.es/articulos/906-policial/31909-si-lo-dicen-ellos-suena-mejor-el-fbi-entrena-a-no-mas-de-7-metros.html?hitcount=0

Gracias a mi amigo el doctor Cecilio Andrade he accedido a este interesante artículo norteamericano, en el que el FBI publica un estudio sobre varias circunstancias y factores intervinientes y determinantes en el encuentro armado. Nunca descubrí nada nuevo con mi artículo, pero sí me atreví a decirlo en español. Algunos salieron a la palestra para llamarme “vende humo” porque mi procedencia es andaluza y mi acento inglés inexistente. Hoy, desde allende los mares, nos llegan conclusiones en la misma onda. Ahora, porque suena como en los documentales y en las grandes producciones cinematográficas, darán más valor, o al menos alguno, a aquello de lo que rajaron por venir de Cádiz y no de Miami: http://loadoutroom.com/12077/fbi-going-9mm-comes-science/
 
Según nos dice en 2014 el FBI, no era tan descabellado pensar que el calibre 9 mm Parabellum ofrece algunas ventajas sobre sus rivales más actuales (.40 S&W y .45 ACP), especialmente si se utiliza con modernos proyectiles científicamente diseñados. ¡Ah!, también insisten en algo obvio en lo que realmente debemos centrar la atención: lo importante de un proyectil no siempre es su calibre sino el punto del cuerpo en el que impactemos; pero también la capacidad de penetración con la que el proyectil cuente para poder alcanzar órganos internos importantes.


Por cierto, mi querido y apreciado amigo Pedro Pablo Domínguez no está de acuerdo con estas tesis. Respetable.



Comentarios

  1. Estimado Ernesto, no es que suene mejor porque venga del FBI o de los Yanquis, es que yo tengo una máxima: “No creerme nada de lo que me dicen, y creerme la mitad de lo que vea” pero bien es cierto que uno se ha de fijar y creerse algo de lo que dicen los que, por h o por b, más saben del asunto en cuestión, sea cual sea.

    Nos fijamos en cociner@s de renombre para cocinar, y es que algo entienden de fogones. Acudimos a un fontanero cuando tenemos una fuga en casa, y es que lleva toda la vida arreglando tuberías. Llevamos los aparatos eléctricos al S.A.T. de la marca para reparalos, que son los que tienen los conocimientos y medios para hacerlo. Todo esto viene a que son ellos, el F.B.I. quien tiene los datos de, no sólo su propia Agencia, si no de todos los cuerpos policiales, y los que más se han interesado, buscado, contrastado y estudiado los tiroteos, por lo que son los cociner@s de renombre de los enfrentamientos armados.

    Ahora bien, lo que ocurre es que cuando ese “plato” cruza el charco, sin saber muy bien que pretenden conseguir con ello, hay quienes quieren hacerse suyas esas informaciones tergiversándolas a su modo de ver “Tipically Spanish Castañetas Show”, u ocultándolas afirmando que eso aquí no pasa, por no haberse leído “En la línea de fuego”.

    Como bien dices, yo si estoy de acuerdo con la teoría de la localización de los impactos, y al final llegas a la conclusión de que no hay nada bueno, bueno, bueno; ni nada malo, malo, malo, sólo hay que saber discernir que fines persigues y escoger los medios más adecuados para lograrlo.

    Cuídense.
    ---
    ”Ante ferit Quam flamma micet”

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Quillo, Josma! Tu comentario es, por sí solo y dándole un párrafo más, un artículo de esos que con poco dice mucho. Y lo dice con ejemplos, como a mí me gusta.

      Un abrazo.

      Ernesto

      Eliminar
  2. He aprendido de uno de los mejores maestros en esto de las artes de decirlo todo sin decir nada ;)
    ---
    "Ante ferit quam flamma micet"

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MIS ÚLTIMOS 10 MINUTOS CON VICTITO (QEPD)

SÍNDROME DE DUNNING-KRUGER: BURROS ENGREIDOS