“EN LA LÍNEA DE FUEGO”, DEL ALMA Y DEL CIELO

Por, Ernesto Pérez Vera

Román D. Gómez y Vicente J. Alló ya tienen un ejemplar de “EN LA LÍNEA DE FUEGO” (segunda edición aumentada).

A instancia de los autores de la obra, la editorial Tecnos (Grupo Anaya) ha tenido a bien remitir como presente un libro a cada uno de estos supervivientes. Román es el guardia civil que en octubre de 2013 resultó herido por una bala en el curso de un atraco en Yuncos (Toledo). El suceso se produjo durante el asalto a un supermercado de la cadena Mercadona. Un proyectil disparado por uno de los atracadores (varios) lesionó su médula espinal a la altura del cuello. Como consecuencia de las gravísimas heridas sufridas, Román padece una paraplejia. Es todo un campeón con los ánimos muy altos, como personalmente pude comprobar hace unos días a través de la larga conversación telefónica que mantuvimos.

Por otra parte, Vicente es el subinspector del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) que a finales de noviembre de 2014 recibió cinco balazos en Vigo (Pontevedra). Otro atraco, en esta ocasión a una entidad bancaria. Por desgracia, en aquel suceso perdió la vida una policía del mismo cuerpo. Afortunadamente, Alló se ha recuperado totalmente de sus lesiones y ha regresado al servicio. Otro campeón.

Estos servidores públicos no son los únicos supervivientes que han recibido ejemplares de “EN LA LÍNEA DE FUEGO”. Los tres funcionarios del CNP que en mayo de 2014 acompañaban a Francisco E. Díaz cuando fue asesinado en Málaga, también los recibieron en su momento. Francisco perdió la vida tras serle propinada una puñalada mientras trataba de identificar a un indigente. El subinspector, el oficial y el agente que con el finado componían una dotación policial, consiguieron herir y detener al homicida. 


Sirvan estos párrafos de nuevo homenaje a los que se fueron y a quienes siguen con nosotros tras pasar por tan duros e indeseables momentos.

Comentarios

  1. Gracias Ernesto y Fernando por no olvidar a los compañeros. Yo lo tendré siempre en el recuerdo. Un saludo José Moreno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pepe.

      La propia obra expresa esto en la dedicatoria:

      A quienes no pudieron volver con sus familias aquel día y a los que maltrechos de por vida, a veces también olvidados, sí consiguieron regresar con los suyos.


      Ernesto.

      Eliminar
  2. Un grato recuerdo para los compañeros caídos en acto de servicio, y para los heridos. Nunca los olvidaremos, siempre los tendremos presentes con nosotros. Gracias por ser unos héroes y un ejemplo a seguir para todos nosotros.

    ResponderEliminar
  3. HEROE ( griego) : según la definición personaje que posee habilidades sobrehumanas. que permite llevar a cabo hazanas extraordinarias.
    pues nada mas decir que HONOR A TODOS LOS CAÍDOS O HERIDOS, que sin tener aquellas fuerza de 1000 hombres se la jugaron. que sin tener aquel torso indestructibles pararon o recibieron golpes, impactos o punzadas.
    Que sabiendo que podían perder la vida en ello fueron sin tener la menor duda pues. todos ellos son y siempre serán POLICIAS( incluyo cualquier cuerpo policial) y siempre serán HEROES.

    FUERZA Y HONOR.

    GRACIAS ERNESTO por tus homenajes hacia ellos.

    yayo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario, Yayo.

      Un abrazo.

      Ernesto.

      Eliminar
  4. "NUNCA TANTOS DEBIERON TANTO A TAN POCOS..."W. Churchill. Me encanta esta frase y es perfectamente aplicable a nuestras Fuerzas y Cuerpos de seguridad. Ánimo compañeros. Gracias Ernesto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fascinante personaje Churchill.

      Gracias, Manolo.

      Ernesto.

      Eliminar
  5. El odio al héroe en este país es una realidad secular, esta figura es tan denostada en la cultura española que aparecen héroes con 100, 200 o 300 años de retraso (Blas de Lezo, Bernardo de Gálvez, Regimiento Alcántara, etc.) no es una circunstancia de puro olvido o desmemoria. Tiene su razonamiento social, histórico, cultural y judicial. La animadversión a este tipo de hechos y personajes es tan abrumadoramente cierta, que recuerdo que condecoraron a un compañero del CNP hace un par de años, por una actuación policial a todas luces meritoria y cuál fue la sorpresa, que la judicialización de dicha actuación salió condenatoria, tuvo que devolver la condecoración y mendigar un indulto al gobierno para no perder su plaza de policía. Ser un héroe en este país se paga muy caro, sino que se lo pregunte a D. Francisco Ramírez Luna, Caso Ferris. Si hubiera sido ciudadano francés creo que la Legión de Honor la tendría colgada en su pecho. Leer el sumario de ese caso, es entrarte un ataque de hidropesía intestinal. Gracias al titular de este magnífico blog y a todos los que escriben en él. Sois héroes de verdad dado en el país que vivimos.

    ResponderEliminar
    Respuestas


    1. Gracias por tu comentario, estimado anónimo.

      Permíteme que diga algo de caso Ferris: creo que Fco. Ramírez resultó absuelto el 21 de abril de 2010, por la Audiencia Provincial de Valencia. Únicamente fue acusado por la familia de los dos ladrones. La fiscalía NO lo acusaba, por lo que durante el las diligencias previas no detectó indicios de delito en la acción de Ramírez.

      Y con respecto al compañero del CNP que fue condecorado y luego condenado, el del posterior indulto, ¿has leído completamente la sentencia? Yo creo que el compañero debió ser absuelto, pero la sentencia revela cosas que la gente desconoce y que posiblemente a cualquiera que no domine las reacciones fisiológicas humanas podría inducirle a error.

      Un saludo,

      Ernesto.

      Eliminar
    2. Tanto el Fiscal del Juzgado de Instrucción nº 2 de Játiva como el mismo Juez en la Instrucción que llevaron a cabo desde el 4 de marzo de 2006, cuando ocurrieron los hechos, es cierto que no imputaron a Francisco Ramírez Luna de delito alguno, estimándole la legítima defensa completa; pero con Auto de fecha de 13 de marzo de 2008 la Audiencia Provincial de Valencia obliga a dicho Juzgado de Instrucción a que reabra la causa y procese al encartado por dos delitos de homicidio en base al artículo 645 de la LECRIM para reabrir la causa. Y no va a ser hasta el 2010 que la propia Audiencia Provincial va a declarar a Francisco Ramírez absuelto de los dos delitos de homicidio en base a la eximente de la legítima defensa completa.
      En mi opinión, y es a lo que voy, que unos hechos tan brutales con un modus operandi paramilitar (grupo de personas organizadas, plan preconcebido y extrema violencia en las personas, animales y bienes), no es para que un héroe tenga su vida judicializada durante cuatro años más el coste económico de su defensa que, por lo que tengo entendido, ascendió a unos 120.000 €. Y digo héroe porque gracias al estrés carnívoro de supervivencia (fisiología del combate) un hombre de su edad, sin formación policial ni militar, luchó aquella noche por salvar su vida y la de su mujer, que ni siquiera sintió la cuchillada que sintió en el abdomen; eso es fisiología pura de combate. La GC gracias a las manifestaciones de la familia superviviente Ramírez Ferri pudo llevar a cabo la Operación Valdés, que se saldó con 17 detenciones, 12 registros, y donde se incautaron una pistola de 9 mm, teléfonos móviles, dinero en efectivo, joyas, ordenadores, documentos de identidad falsificados y un subfusil ametrallador de asalto con silenciador y abundante munición. Si Francisco no hubiera sobrevivido esta operación, lo más seguro que no se hubiera llevado a cabo o hubiera tardado mucho más tiempo en efectuarse. Por eso, yo como español le reconozco y le agradezco su gesta heroica que muy pocos, ya no sólo en España, sino en el mundo, han podido demostrar. España y todos los españoles, me parece a mí que tenemos una deuda con este hombre. Salvó la vida simplemente porque luchó y tenía un arma de fuego en su casa contra una fuerza letal devastadora que asaltó su domicilio. Francisco Ramírez Luna nunca debió pasar por ese quinario que el Procedimiento Judicial español le obligó a sufrir.

      Eliminar
  6. El compañero CNP fue el que consiguió detener al delincuente al perseguirlo, he leído no una vez sino varias veces esa Sentencia, nunca llegaré a comprender de dónde saca el Tribunal que el delincuente estaba en huida (más todavía), vamos a ver, si ha sufrido un colisión ya no está en huida, si se gira bruscamente con un serrucho contra el agente que va a proceder a su detención, es que todavía se encuentra con la suficiente movilidad para atentar contra el agente, además un serrucho es un objeto de filo, (que corta) se tiene que encuadrar en todo ese grupo de objetos cortantes o punzantes que revisten acción letal contra las personas si se manipulan con ánimo de lesionar o matar como un destornillador o unas tijeras. En mi opinión es una clara voluntad de interpretar realmente lo que sucedió, al policía lo trataron como a un robot sin corazón, sin pulsaciones, sin estrés, sin miedo, sin perturbación de sus sentidos. “Que en todo caso debió disparar a las piernas” ya estamos con las mismas mentiras de siempre. Al delincuente lo trataron como a un ser humano, que robo un vehículo, que provoco un accidente, que desobedeció las ordenes de parada de los agentes, que por mor suyo uno de ellos resultó herido. Fisiología sí, pero a favor del delincuente. Para mí, la actuación del compañero fue, lo que fue, de mérito. Vale la perra gorda para el tribunal. Me recuerda otro compañero del CNP también condenado porque el tribunal no consideró un vehículo a motor como arma letal, cuando lo arroyo marcha atrás y gracias a que efectuó dos disparos, pudo detener el vehículo. Por el mismo argumento, que el delincuente ya estaba en huida. Si ha metido la marcha atrás con ánimo de arroyar al agente que está en la trasera del vehículo, jamás puede estar en huida. “Se huye hacia delante no hacia atrás. ¿Cuántos agentes de tráfico mueren en las carreteras arroyados? Qué un vehículo a motor no es una arma con poder letal. ¿Cómo lo paras cuándo no te da tiempo a esquivarlo? Tienes que levitar. El corta y pega de “Es que ya estaba en huida, falta de proporcionalidad, dolo eventual”, está ya muy visto en las sentencias condenatorias a policías.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo con tu magnífica exposición, pero sabemos que esto es España y las cosas suelen empezar así (muchos estamos intentando cambiar las cosas), pero fíjate como el final es el deseado, esperado y justo. Si bien es socialmente injusto verse acusado por defenderse, con el Derecho vigente en la mano es legal. Ahora bien, aunque esto debería cambiarse, también lucho para que la idea no sea agorera: no podemos decirle a los policías y ciudadanos que si se defienden serán condenados. Eso sería una falacia muy dañina. La realidad es que si se actúa bien es muy complicado que el resultado final sea negativo para el defensor.

      Un saludo.

      Ernesto

      Eliminar
    2. Nunca quedó acreditado que el serrucho hubiese estado en la mano del policía. Nunca. Ni un solo testigo dijo tal cosa sino lo contrario: que el serrucho estaba dentro del coche. Los testigos principales eran policías, aunque también ciudadanos (algunos hostiles, la verdad). La teoría más verosímil es que el agente llegó soliviantado y emocionalmente alterado al haber visto a su compañero arrollado anteriormente, y acto seguido vio al individuo descender del bruscamente del coche, atisbando una hoja brillante (un arma) en la escena… pero no en las manos del malo. El funcionario parece que disparó en ese momento. Todos los policías que llegaron al lugar de los hechos vieron el arma dentro del coche, donde solamente podría haber llegado muy rocambolescamente. El protagonista llegó a decir, y tal vez sea verdad, que él metió el arma dentro del automóvil tras abatir al contrario. De ser cierto fue un gravísimo error que puede conducir a todo el mundo a pensar mil cosas.

      Puede que el arma estuviese dentro del coche siempre y que el cerebro y los pensamientos emocionales la colocaran artificialmente en las manos del conductor. Esto, de poderse acreditar, debería ser tenido en cuenta como eximente: el ser humano llevado a determinados picos de desestabilidad emocional no puede dominar coherentemente sus acciones.

      Precisamente este que refiero abrió la posterior puerta del indulto.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MIS ÚLTIMOS 10 MINUTOS CON VICTITO (QEPD)

CUANDO LAS RATAS PRESUMEN DE PLACA, SIN SABER QUÉ ES SER POLICÍA