Traveling Europe: la punta hueca de nuestros vecinos

Por Ernesto Pérez Vera


Estos párrafos deberían formar parte de alguno de los muchos artículos que he dedicado al ya manido asunto de la legalidad e idoneidad de las puntas huecas. Primero quiero corregir algo que he venido sosteniendo, imprecisamente, en varios textos. Una mala traducción del inglés que me condujo a un error. La Cruz Roja Internacional (CRI), en El derecho internacional humanitario consuetudinario, volumen 1, regla 77, no es que expresamente aconseje el empleo policial de cartuchos expansivos (huecos) en zonas urbanas, sino que en el citado documento hace referencia a que algunos países han promulgado normas jurídicas propias al respecto. Esto es lo que textualmente recoge la referida publicación, ya correctamente traducida al español:

(…) varios Estados han decidido que, por lo que concierne a la aplicación de la ley a nivel nacional, fuera de los conflictos armados, en especial cuando es necesario enfrentarse a una persona armada en un entorno urbano o entre una muchedumbre, las balas expansivas pueden ser empleadas por la Policía con el fin de que los proyectiles no atraviesen el cuerpo del sospechoso y alcancen a otra persona, así como para asegurarse de que, después de ser alcanzado, el sospechoso no pueda disparar a su vez. (Fuente: https://www.icrc.org/spa/assets/files/other/icrc_003_pcustom.pdf )

Pero incluso sin que la CRI sea quien real y abiertamente defienda la tesis expresada en el párrafo anterior, este instructor interpreta y avalúa las líneas precedentes como de gran valor. A tenor de lo reseñado en El derecho internacional humanitario consuetudinario, no podemos afirmar, ciertamente, que la organización auspiciada por Henry Dunant avale la utilización de las puntas huecas por parte de la Policía. Pero sí que se puede entender como un preaval el hecho de que no se manifieste en contra, al presentar las virtudes que algunos países han sabido reconocer y alabar. Tema aclarado.

Tirando de amigos, a la par que siguiendo el consejo de otro colega, he llegado hasta compañeros allende los mares y las fronteras terrestres. El motivo: ¿qué se cuece al respecto en los países de nuestro entorno? Así es como he descubierto que en Portugal la Ley 5/2006 de Régimen Jurídico de Armas y Municiones, de 23 de febrero, prohíbe el uso civil de las puntas huecas, no aplicándose la restricción a las fuerzas de seguridad pública (como aquí, aunque todavía haya gente que no se quiera enterar). Los lusos, como buenos ibéricos que son, dotan de cartuchería blindada a los integrantes de los cuerpos más nutridos de personal (como aquí). Pero no nos engañemos, las puntas semiblindadas, tan masivamente empleadas en España, se comportan igual de mal que las blindadas: sobrepenetran y apadrinan lesiones colaterales. Los cuerpos portugueses a los que me refería son: la Policía de Seguridad Pública y la Guardia Nacional Republicana, lo que a nosotros sería, respectivamente, la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Pero atención, que esto también es muy nuestro, muy de aquí: a las unidades menos dotadas de recursos humanos, o sea, las que tienen menos gente y que a la vez son las de menor presencia en las calles, les asignan cartuchos de punta expansiva. Aquí también lo hacemos, créanme. Nosotros entregamos esta munición a los componentes de las unidades de asalto más punteras, integradas únicamente por varios centenares de agentes. Sin embargo, a los funcionarios convencionales de todas las fuerzas de seguridad, que son la inmensísima mayoría de los existentes en total (más de doscientos mil), les endiñamos cartuchos blindados y semiblindados, a veces también de plomo (algunos cuerpos locales). Que me lo expliquen y razonen, por favor. ¿Por qué a unos se les dota de balas que minimizan los riesgos de herir a terceras personas por exceso de penetración y a otros no, cuando los discriminados son quienes por lógica y estadística sufren más encuentros a tiro limpio? Ojo, esto lo canta la ciencia empírica, no me lo saco de la manga.

Mi indirecto y eventual colaborador lusitano no se mostró parco en palabras. Según él, la Policía Judicial, cuerpo independiente que no viste uniforme y cuya misión es la investigación criminal (delitos en general), emplea puntas huecas de diversas marcas, en los calibres 7,65 mm (.32 ACP), 9 mm Corto (.380 Auto), 9 mm Parabellum, .38 Especial y hasta .357 Magnum, siendo el proyectil Silver Tip de la firma Winchester uno de los más habitualmente utilizados. Dado que con autorización de la superioridad corporativa se pueden adquirir y emplear otros cartuchos, mi interlocutor manifiesta que para trabajar porta Corbon + P (made in USA), en sustitución de los blindados reglamentarios que recibe en su estamento uniformado. Esto quiere decir que como la ley no impide a los agentes de la autoridad lusos usar puntas huecas, pueden llevarlas en sustitución de las blindadas de dotación, si para ello cursan a nivel individual la pertinente solicitud. ¡Pelotazo!

En Alemania, país vanguardista en el uso de las nuevas tecnologías de todo orden civil y militar, amén de cabeza industrial, económica, social, resilicente y casi filosófica del viejo continente, nadie se rasga las vestiduras por el hecho de que los usuarios de armas cortas puedan consumir proyectiles expansivos. A nivel policial europeo los teutones son, posiblemente, pioneros en este sentido. Si bien cada uno de sus dieciséis estados federales y tres ciudades-estado disfrutan de libertad para establecer qué cartuchos deben usar sus agentes de la ley, estos emplean mayoritariamente los Action 4 suizos, fabricados por el Grupo RUAG. La razón que esgrimen los asesores y responsables técnicos y políticos es ya conocida por todos: no suelen excederse en cuanto a penetración se refiere, lo que reduce las posibilidades de lesionar a personas inocentes ajenas a las intervenciones policiales llevadas a cabo en entornos urbanos. Aducen, también, la mayor transferencia de energía que proporcionan los proyectiles que se deforman al alcanzar los objetivos. En 2010, un estudiante de Ratisbona (Baviera), muy excitado y violento, recibió diez impactos de 9 Parabellum con puntas blindadas, costando mucho trabajo neutralizarlo, aunque finalmente falleciera. Esto dio pie al debate y posteriormente al cambio, hasta lograr el actual estatus.

Regresamos a la península Ibérica. Bajando hasta el sur llegamos a Gibraltar, donde la Royal Gibraltar Police, cuerpo de índole local en el que se aglutinan todas las competencias propias de las fuerzas policiales modernas, hace años que decidió abandonar la cartuchería JSP, o blindada de punta suave, en favor de la Remington Golden Saber de 124gr + P, utilizándola tanto en las armas cortas como en las largas (Glock-17 y HK-Mp5).

En la también ibérica Andorra, ya en el norte, la normativa policial interna no contempla otra opción que no sea la punta hueca o expansiva, en cuanto al empleo de cartuchos de 9 Parabellum. Saben lo que hacen: se han inclinado por el mismo producto que masivamente consumen los germanos. Esto no es una lección de Geografía, pero continuando el viaje a través de los Pirineos llegamos a Francia. ¿Cómo respirarán los galos en estas lides? ¿Se andarán con remilgos, complejos y prejuicios en cuanto al uso de las puntas huecas? Pues no, nada de eso, pasen y lean. En la Galia, las puntas de la discordia hispana pueden ser adquiridas por todo tipo de usuarios, se trate de tiradores civiles deportivos o de profesionales de la seguridad. La legislación francesa solo restringe el uso de los proyectiles explosivos, perforantes e incendiarios, los cuales únicamente pueden ser utilizados por las Fuerzas Armadas (Decreto 2011-795 del 30/06/2011).

Para las pistolas y los subfusiles del sempiterno y omnipresente 9 Parabellum, la Gendarmería Nacional y la Policía Nacional gala utilizan actualmente cartuchos norteamericanos Speer Gold Dot. Esta magnífica munición ha venido a sustituir a la alemana, también expansiva, MEN QD-1, que durante años fue reglamentaria en ambas fuerzas francesas. En lo que concierne a los cuerpos municipales, hay cierta diferencia con respecto a España: solamente un veinte por ciento de estas fuerzas emplean armas de fuego, decisión que queda a criterio de los alcaldes. Así las cosas, estos funcionarios usan revólveres del calibre .38 Especial, pudiendo emplear el tipo de munición que deseen, incluyendo, naturalmente, balas expansivas.

Con el moderno panorama que nos circunda, ¿a qué estamos esperando en España para abandonar la oscuridad? Salgamos hacia la luz de la sabiduría, aquella de la que Platón nos habla en La República (Libro VII).  Hoy, más que nunca, la alegoría del mito de la caverna nos viene al pelo. Vivimos abrazados a mil complejos, y trabajamos dominados por los prejuicios. Nos posee y domina el ineficaz, pero rentable, pensamiento buenista de lo políticamente correcto. Una mentira muy gorda vendida al público que la quiera comprar, en la que muchos se sienten cómodos y seguros, por miedo a romper los eslabones que conducen al otro lado de la cueva.


Llevando todo esto un poco más allá mientras juego a filosofar en mi sofá, invoco la cita del escritor neoyorquino Alvin Toffler, doctor en Letras, Leyes y Ciencias: «Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender».

Comentarios

  1. A ver no en el mundo de las munición, modelos,y grains, ando muy perdido ( como en el mundo del vino), pero una cosa la tengo clara lo que me gusta, y se diferenciar entre bueno, regular y malo.
    a ver si me dieran opción a elegir que llevar en mis cargadores, tengo muy clarito lo que seria, ya que si tengo que hacer uso de mi arma es que la cosa pinta mal y en ese momento lo que quisiera seria parar al "bicho" y a ser posible no sufrir heridas, y no herir a nadie al que no debiera.
    pero claro con lo que llevamos la mayoría eso es casi una utopía, imaginar la situación que plateo " UN CUELLO GORDO, DE ESOS PELADOS,DE 198 CM, ENCHUFADO HASTA LAS CEJAS DE COCA Y QUE LA LÍA EN MEDIO DE UN CENTRO COMERCIAL CON UN ARMA( ya sea blanca o de fuego) TENEMOS QUE HACER USO DE NUESTRAS ARMAS REGLAMENTARIAS, POR QUE A ESO NO HAY QUIEN LO PARE SI NO ES ASÍ." que hacemos lo vaciamos el cargador y parte del segundo??
    luego ya estoy viendo los periódicos " AGENTES DEL CUERPO **** HIEREN DE BALA A 4 PERSONAS. EL AGRESOR SUFRIÓ 12 IMPACTOS DE BALAS Y AUN ASÍ CONSIGUIÓ HERIR A 3 AGENTES Y TRATO DE HUIR".
    Señores una punta hueca hace milagros un hombro que recibe un impacto de un 9mmp es capaz de funcionar y moverse, con una punta hueca eso queda inutilizado por lo que la amenaza queda anulada.
    Así que a que esperamos señores gobernantes a que los malos portes espadas láser para dotar a los cuerpos de seguridad españoles de las armas y municiones necesarias. claro esta acompañado de sus respectivos cursos de aprendizaje y uso.

    Un saludo YAYO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Yayo.

      Las puntas huecas no siempre funcionan como esperamos, a veces no expanden como pretendemos y por tanto no desgarran tantos tejidos y encima abandonan el cuerpo. Pero esto solamente sucede en ocasiones, sin embargo las blindadas y semiblindadas actúan mal la inmensísima mayoría de las veces.

      El ejemplo más cercano en el tiempo de riesgo de lesionar a terceras personas se produjo el mismo día que tú y yo nos conocimos en Ávila: a esa misma hora un compañero fue asesinado en Málaga, mientras que otros policías disparaban al homicida. Varias de aquellas balas que hirieron al agresor acabaron impactando en dos ciudadanos que deambulaban a 100 metros de la escena. Curiosamente todos los proyectiles habían atravesado el cuerpo del hostil, antes de lesionar a los inocentes peatones.

      El problema de no adquirirse punta expansiva no solo recae en los políticos. La responsabilidad es de los técnicos policiales. Estos deben recomendar su uso, pero hacen lo contrario por diversas razones: desidia, ignorancia o interés personal para agradar a los políticos no incrementando los costes presupuestarios.

      Gracias por tu comentario.

      Saludos.

      Ernesto.

      Eliminar
  2. buenas desde Sevilla y compañero de policía local me siento totalmente identificado por lo expuesto y relatado y por la experiencia que tengo en la calle, los estudios realizados y los coloquios en los que participo. me pregunto el porque no estamos dotados ya de la cartuchería adecuada a las necesidades actuales. es que cuanto mas lo pienso menos lo entiendo como cojones piensan nuestro dirigentes y no digo ya políticos si no nuestros jefes que en definitiva serian los que tendrían que mojarse pero eso si que es una utopía de las gordas.saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, amigo. Ya hay muchísimos cuerpos con munición expansiva (no necesariamente hueca) en todo el país. Te adelanto que en tu provincia son ya unos cuantos los cuerpos locales que la entregan de dotación. Sé que la PL de Sevilla anda en gestiones para lograr también este avance que la ley permite, aunque determinados funcionarios tratan de cortapisar por envidia, desidia o ignorancia.

      Un saludo.

      Ernesto.

      Eliminar
  3. Magnifico articulo Ernesto.Yo redacte un informe en este mismo sentido para que AUGC lo presentara a la DGGC y cambien para el servicio las super penetrantes puntas blindadas de 115 grains que salen a 440 mts/seg y estamos en ello. Con tu permiso les pasare tu articulo como complemento mucho más elaborado.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Accipites. Ojalá entre todos podamos abrir los ojos a quienes deciden.

      Un saludo.

      Ernesto.

      Eliminar
  4. Magistral clase de cartuchería enriquecida por los comentarios, el artículo es del copón, los comentarios al uso no se quedan atrás. Creo que en este blog por la forma de redactar, ya nos conocemos entre todos, buena peña la que se reúne aquí. La munición de punta hueca o expansiva, efectivamente no tiene garantizado un 100X100 de su efectividad a la hora de conseguir sus dos objetivos principales: el efecto parada y la reducción de daños a terceros ajenos a la actuación policial, máxime cuando nuestros enemigos pueden llevar chalecos balísticos para perpetrar sus acciones con fuerza letal, que si son profesionales, lo más seguro que los lleven (el solitario). Cosa parecida ocurre cuando hay vehículos a motor utilizados como objetos (armas) de fuerza letal; que yo sepa, hasta la presente no he leído sentencia judicial, protocolo policial, Orden Ministerial o norma legal análoga que califique en España a los vehículos a motor, que participen en hechos delictivos como armas potencialmente peligrosas, como tampoco la existencia de un amplio catálogo de instrumentos, objetos o sustancias que sin tener la categoría de armas pueden también tener esa consideración de armas potencialmente letales (serruchos, zapapicos, calabozos, hocinos, espátulas, cúteres, destornilladores, ácidos, hidrocarburos etc.) a “Leon Trotsky los asesinaron con un piolet”. Todo objeto que sea susceptible de provocar graves lesiones o inclusive la muerte siendo utilizado con una simple acción y voluntad “animus necandi” como cláusula in fine, debería ser declarado potencialmente letal. ¿La munición expansiva podría tener ese efecto parada cuando lo acometen a un policía con un vehículo a motor y el agente no tiene escapatoria o no le da tiempo a esquivar? Pues dispararle a un vehículo con los criminales en su interior por lo que se ve, en este país no se debe hacer pues se interpreta en sede judicial que ya suelen estar en huida, es como una especie de patente de corso (atracan el banco o roban el propio vehículo y nada más penetran en él, ya se parte de la base que entran en una especie de zona de protección anti arma de fuego) ¿Podría esa munición expansiva alcanzar con eficacia alguna pieza vital de un vehículo a motor que lo pudiera inutilizar (las ruedas no valen se inutiliza parcialmente, el vehículo puede recorrer mínimo 10 Km.) ante un acometimiento a vida o muerte?. Yo lo tengo claro, en el caso de San Juan de Aznalfarache de Sevilla y la Puerta del Sol de Madrid, si los compañeros hubieran llevado montada munición de punta hueca, sus meritorias actuaciones policiales probablemente no hubieran finalizado injustamente en tragedias para terceros inocentes. En mi opinión, el policía no es responsable civil subsidiario de los daños que pueda producir colateralmente la munición que le proporciona su respectiva Administración. El Fiscal Jefe de Córdoba lo dijo muy claro en el Primer Congreso Nacional de Instructores de Tiro celebrado en la ciudad califal a finales de septiembre del año pasado: En horario de servicio los miembros de las FFCCSS solo deben utilizar las armas y los medios que les proporcionen sus respectivas administraciones, por el contrario, la utilización de elementos que no sean reglamentarios, los daños que provoquen serán responsabilidad exclusiva del agente que los utilice. Está claro, seguimos inmersos en este letargo por mor de gente que ni sabe, ni entiende y ni ama a esta profesión. Yo pienso, que lo ideal sería poder portar 3 cargadores, dos de punta hueca (dependiendo modelo y prestaciones) y uno semiblindado o blindado; para poder dar respuesta al mayor abanico de posibilidades que se puedan presentar. En fin, que el experto de su opinión al respecto. Muchas gracias a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario.

      No creo que exista munición de arma corta capaz de parar un vehículo a motor de 4 ruedas con un solo impacto.

      Veo acertado el porte de 3 cargadores, 2 con con munición expansiva y otro con FMJ.

      Saludos.

      Ernesto.

      Eliminar
    2. Gracias por tu comentario.

      No creo que exista munición de arma corta capaz de parar un vehículo a motor de 4 ruedas con un solo impacto.

      Veo acertado el porte de 3 cargadores, 2 con con munición expansiva y otro con FMJ.

      Saludos.

      Ernesto.

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  6. Bueno , bueno y bueno. me ha encantado tu artículo Ernesto, totalmente de acuerdo con lo expuesto, bien que lo sabes... Supongo que al final esa inmensa minoría de profesionales, es decir los de a pie, los que les puede pasar... Seran los que poco a poco, iran convenciendo a otros compañeros, mandos y jefes que miran de reojo y les parece tabú nombrar la palabra proyectil expansivo, de punta hueca etc.Siempre que trato el tema con un compañero empiezo con la misma afirmación: todos los proyectiles por desgracia son capaces de matar, no hay puntas mágicas que se comporten de manera deseable al cien por cien, pero si que hay puntas más idóneas que otras para la función policial, sobra decir los pros de unas y los contras de otras, y por favor son expansivas NO explosivas. Hay que dejar claro que los que nos preocupamos por este tema es por que al igual que a todo policía que se precie de serlo, lo último que quiere es tener que usar fuerza letal contra ningún ser humano pero es algo que nos guste o no nos puede pasar y lo mejor dentro de lo peor es utilizar lo más adecuado para tal fin. Parar que no matar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Manolo. Gracias por tu comentario y bienvenido de nuevo.

      Un abrazo.

      Ernesto.

      Eliminar
  7. Hay que ver de dónde venimos y donde estamos, me voy a referir al CNP por mejor conocimiento del mismo.
    Con el nueve corto se dio una bala que aparentaba ser hueca que realmente era una fmj achatada con un agujero, sin ningún trabajo en la camisa para favorecer la expansión, pero algo es algo, con el 38 se doto de balas similares a las semiblindadas con un agujero para favorecer la expansión , en el norte se doto de Geco Action, al dar de dotación la PK se suministraron balas DAG semiblindadas con muy buena pinta aunque excesivamente puntiaguda que hubo que descartar por problemas de alimentación, FMJ, posteriormente se doto de semiblindadas santa bárbara que por diseño tenían muy difícil expandir. Pero toda esta munición exceptuando la Geco parecía responder a cierta inquietud por buscar menos rebotes y más expansión aunque realmente creo que se buscaba evitar rebotes sin más, sin estudiar la sobrepenetración de todos estos proyectiles y es que la ecuación es expansión, minino rebote y poder de parada y sino no hacemos nada.
    Actualmente nos dotan de una semiblindada S&B que no es más que una fmj con una puntita de plomo, nada, sobrepenetración asegurada. Por cierto munición por lo menos la mía fabricada en 2008 y con problemas de sulfatación penoso, otros compañeros también tienen el mismo problema.
    Y la pregunta es, habiendo Policías Locales y Autonómicas con una elección adecuada de munición, les es tan difícil a los responsables de los cuerpos estatales atinar o chocamos con el presupuesto, esto último seguro que no es el problema que tiene GC dotada con fmj pura y dura ese problema es más gordo es de concepto.
    La munición esta inventada por lo tanto si no la dan es por algún tipo de problema que se nos escapa, sea económico, político tal vez el partido en la oposición sea del color que sea venda la dotación como una barbaridad dejándose llevar por lo visto en películas, o simplemente por no hacer caso a compañeros destinados en los respectivos servicios de armamento que saben perfectamente lo que hace falta pero seguro que no tienen el poder de una firma, sería bueno porque además arrastraría a esos otros que solo funcionan por mimetismo.
    Ahora tenemos un problema cuando se está pidiendo munición expansiva se pone de moda que cualquier mindundi lleve puesto un chaleco antibalas, otro lio. Pero prefiero hacer impacto con una expansiva en una pierna que con una fmj. Un saludo. José Moreno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Pepe: eso de que los compañeros destinados en los servicios de armamento saben lo que necesitamos es un poco generoso por tu parte. Los habrá que sí lo sepan, pero seguro que otros no. Esto lo traslado a todos los cuerpos.

      Has hecho un buen repaso del tipo de munición empleada en tu cuerpo, el CNP, en los últimos 30 años. Me quedo con la Action, una maravilla expandiendo: ligera y veloz, me encanta.

      Recuerdo a ver visto en los 90 a gente de los grupos de investigación del CNP con cartuchos huecos +P Winchester del .38 Especial, en los revólveres de 2 pulgadas. Supongo que estarían probados previamente, pues a día de hoy en uno de esos ya viejos revólveres no sé si me atrevería a meter cartuchos +P.

      Saludos.

      Ernesto.

      Eliminar
  8. Respecto a lo q comentais parece ser q nos dotan con la actual munición xq dicen que es menos lesiva, sin darse cuenta q si haces fuego es xq no hay mas remedio y hay q neutralizar un agresor y en ese caso habra q pegarle muchos tiros hasta q uno impacte en organo o hueso vital, luego estos indocumentados leen q la otra opción es mas lesiva y ya no razonan, aunque gracias a su efecto resuelvas la situacion cn un unico disparo u sin peligro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Accipiter, ostente el empleo que ostente quien se agarre a lo que manifiestas solo asegura que es un supino ignorante engañador de bobos. Esa gente es cancercancerígena.

      Saludos.

      Ernesto

      Eliminar
    2. Accipiter, ostente el empleo que ostente quien se agarre a lo que manifiestas solo asegura que es un supino ignorante engañador de bobos. Esa gente es cancercancerígena.

      Saludos.

      Ernesto

      Eliminar
    3. Me comenta un compañero que sus instructores, gente formada en la década de los 80 y que no se ha reciclado, desconfía de las puntas huecas y demás expansivas porque dicen que dan fallos de alimentación. No es correcto, pero si lo podía ser cuando ellos aprendieron (en los 80). Por ello hay que reciclarse. La variedad de proyectiles es tan amplia actualmente y la gama de rampas de alimentación de las pistolas y subfusiles es tan extensa que hay donde elegir y rara vez, hoy por hoy, se oyen casos de fallos de alimentación.

      Antes sí que era habitual la interrupción del arma: los proyectiles estaban diseñados para revólveres y las pistolas no siempre presentaban una buena rampa para ellos.

      Todo eso quedó superado hace muchos años, por Dios. ¡Recíclense y no engañen por desconocimiento!

      Ernesto Pérez Vera

      Eliminar
  9. Buenas,

    Un placer leer de nuevo otro post de tu blog, la Policia Local de Cunit de la provincia de Tarragona creo que fue la primera en Cataluña de dotar a sus agentes de munición Fiochi EMB ZP en el pasado año 2014, tristemente las policías locales catalanes raramente salen de las municiones semi blindadas y aún las hay que continúan con blindadas. Recientemente he oído que la Guardia Urbana de Barcelona está implementando la misma municion de dotación. Aprovecho para pedirte un "ranking" de las mejores municiones de servicio que tenemos disponibles en el mercado español.

    Gravias y un placer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Esteban. Gracias por la info sobre Cunit.

      La Guardia Urbana ya emplea, desde 2014, EMB de Fiocchi. Desconozco si toda la plantilla la ha recibido ya, pero desde luego sí que hicieron un enorme pedido de cartuchos de ese modelo.

      Para mí, las mejores puntas expansivas del actual panorama nacional son, por este orden: SeCa y Golden Saber 124 gr. Aunque la Action 5 no se comercializa aquí, me encanta. Su versión primitiva, sí se usó durante los años 80 y 90 en algunas unidades del Cuerpo Nacional de Policía (País Vasco). Esta sí que me gusta.

      Un saludo.

      Ernesto.

      Eliminar
    2. Gracias por la información! Yo he trabajado con Golden Saber, Lapua y EMB. Investigaré la Action5 que no la conozco.

      Un saludo

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MIS ÚLTIMOS 10 MINUTOS CON VICTITO (QEPD)

CUANDO LAS RATAS PRESUMEN DE PLACA, SIN SABER QUÉ ES SER POLICÍA