CON HERRERA CARLOS, LOCUTOR DE USTEDES

Que un todopoderoso líder radiofónico de las mañanas, como es Carlos Herrera, dedique 40 segundos a hablar de tu libro, es una gran satisfacción como autor. Que lo haga a las 12 de un viernes, es un gran lujo. Pero que un año después un pariente tuyo se haga una autofoto con él en un restaurante, mencionando tu propio nombre y evocando aquellos 40 segundos y que Herrera diga, “¡sí, hombre, cómo no, el de ‘EN LA LÍNEA DE FUEGO’!”, eso es un multiorgasmo.

Gracias, Herrera Carlos, locutor de nosotros. Y gracias también a ti, Jonathan. Por cierto, cuñado, si le hubieras dicho tu apellido, esto te hubiese respondido Carlos: “¡agárramela con las dos manos!”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CUANDO LAS RATAS PRESUMEN DE PLACA, SIN SABER QUÉ ES SER POLICÍA

QUE NADIE SE OLVIDE DE LOS POLICÍAS LOCALES, POR FAVOR