JUSTICIA SÍ, IGNORANCIA NO

Por, Ernesto Pérez Vera

De nuevo al ataque. Otra vez toca jugar al despelleje de quienes exponen sus vidas para defender las nuestras. Ya solo queda encabezar algún titular de prensa con aquello de “¡a por ellos, que son pocos y sus pistolas tiran agua!”. El disparo que recientemente acabó con la vida de una persona con trastornos de bipolaridad está dando lo suyo, como era de esperar. Nuestra ignorante e hipócrita sociedad no está preparada para casi nada serio. Los hechos sucedieron el 26 de agosto (2015) en el municipio de pontevedrés de Ponteareas, cuando una pareja de la Guardia Civil (GC) fue comisionada por la Central Operativa de Servicio de la Comandancia, al efecto de atender una llamada que alertaba sobre un presunto delito de malos tratos en el ámbito familiar.

Lamentablemente, nadie había informado a la fuerza actuante de que el presunto maltratador era un enfermo que estaba en tratamiento médico por problemas de salud mental, y que pocos días antes había dejado la medicación, o parte de la misma, por indicaciones facultativas. Según el diario El País, del día siguiente, la mujer del finado había sido herida por su marido, logrando zafarse de él con la ayuda de un vecino. En la escena, a la llegada de los guardias, ya había una ambulancia medicalizada. Parece que alguien la había requerido antes que al propio cuerpo policial. Este mismo medio de prensa asegura que en la vivienda permanecía un bebé, y que el padre se había encerrado con él en la casa. El hombre, según señalan todas las partes, se mostraba muy violento.

Tras convencer al varón para que liberara al niño, los agentes se entrevistaron con el sujeto, quien, según una nota de prensa hecha pública por la Subdelegación del Gobierno, “los recibió en ropa interior, muy agresivo, muy violento, con cubiertos de cocina en una mano y gritando que iba a cortar a todos en picadillo”. El resultado final es muy triste, porque aunque un guardia civil resultara herido en la cara con un útil de cocina, que pudiera tratarse de un cuchillo, el fallecimiento de quien sufría taras mentales causa mucha pena. Según varias fuentes, de la acción agresora del hostil y de la respuesta defensiva de uno de los agentes, al ver como atentaban contra su compañero, fue testigo el médico de la unidad móvil sanitaria allí destacada.


El letal disparo entró por la región abdominal, sin que por el momento se haya precisado más al respecto. El tiro se dirigió a partes no vitales, según la GC. Ahora hay quien dice, sin haberse visto jamás en nada semejante, que mientras el facultativo decidía cómo afrontar el asunto, ambos guardias debieron dejarse acuchillar. No sería la primera vez que los sanitarios tienen que pirarse por patas para evitar lesiones propias, incluso con presencia policial in situ. Ahora es muy socorrido decir que los intervinientes debieron conducir la situación como expertos psiquiatras. Uno ha dicho que los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado saben de psiquiatría para abordar este tipo de servicios. Sí, lo que están leyendo, que los más o menos 140.000 guardias civiles y policías nacionales saben tela de esto. Un psiquiatra forense explica en Público.es (29 de agosto): “Las Fuerzas del Orden no están entrenadas para este tipo de situaciones, es más, solo deben actuar cuando existe un riesgo muy grande para la vida de las personas. El médico es quien debe tener ayudantes y colaboradores que van a contener al enfermo. La Guardia Civil y la Policía Nacional tienen nociones de psiquiatría pero no tienen por qué saber lo que hay que hacer”. ¡Manda huevos! La culpa es de las cúpulas, quienes a buen seguro se jactan de estas fábulas en las comilonas de gambas, y claro… la peña se lo cree.


Según Público.es, numerosos expertos con los que han consultado se han pronunciado en el mismo sentido: existe desproporción, por tratarse de dos agentes frente a un individuo armado con un cuchillo. Me pregunto a quién carajo le habrán preguntado. Apuesto que no han tocado en la puerta de policías supervivientes a movidas de estas. Tampoco habrán contactado con neurocientíficos especializados en la materia. Posiblemente telefonearon a Don Pimpón, a la Gallina Caponata, o al Monstruo de las Galletas. Pero lo más probable es que el timbre pulsado fuese el de alguien que no tiene ni puta idea de esto, por más jefe que sea del cuerpo que sea, por más instructor que acredite ser, y por más gaitas que toque entre pelotazos cargados de hielo y aliñados con agua de fuego.

Una experta en investigación criminal y profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense, se expresa así en el mismo medio de información antes referido: “Ante una persona fuera de sí que lleva un arma, y en este caso un cuchillo es un arma, es evidente que el agente tiene que defenderse. Pero se supone que un policía o un guardia civil debe saber defenderse para contener a un enfermo en ese estado y, además, no había uno, sino dos. Deberían estar preparados al salir de la academia para enfrentarse a una situación así”.
 
La clave la tiene la profesora al decir “se supone”. Efectivamente, señora, se suponen muchas cosas, pero las realidades son otras. Se supone que todos los agentes de la autoridad saben usar eficazmente sus pistolas, pero resulta que muchísimos no saben na de na de su arma. Algunos no saben ni desarmarla para limpiarla. Otros, que no son pocos, llevan sus pistolas a mitad carga en aras de una mayor comodidad de porte. Pero hay quienes incluso las llevan sin balas, alegando miedo a que se las quiten para dispararle. Pero claro, se supone que esto que acabo de decir es una mentira muy gorda, que nadie corroborará oficialmente, solo que es verdad y no una suposición. El que en la barra de un bar barato vacila de llevar años sin ir al tiro, es el primero que tira piedras contra quienes abogan por la formación continua verdadera. Es una desvergüenza conocida por todos, amparada por la mayoría. 

Por fin las asociaciones y los sindicatos de los cuerpos estatales no ocultan que el adiestramiento es pésimo. Porque dejen que les diga que saber cómo no volarse un pie en la línea de tiro de la galería, en modo alguno significa que se sepa manejar una pistola. Pero hasta hace muy pocos años, no más de cinco, se despotricaba contra quienes públicamente denunciábamos todo esto.

Esta experta profesora de galenos asegura que “es extraño que la Comandancia de la Guardia Civil diga que el agente disparara al abdomen como zona no vital. El abdomen es una zona vital. Evidentemente, en una pelea es fácil fallar el tiro… para un inexperto. Para mí la pregunta es, ¿salen realmente los agentes de la Guardia Civil o de la Policía preparados para abordar estas situaciones? Lo que hay que hacer es disparar a un brazo o a una pierna, a las extremidades”.

Yo le respondo, señora, ha vuelto a suponer que los agentes que protagonizaron lo de Galicia eran expertos en tiro. No sé si vivo en el país de las suposiciones, o en el de las maravillas de Alicia. A este paso Platero será descendiente directo de Babieca. Por supuesto que no, señora profesora, naturalmente que los policías no salen preparados de las academias. Es muy complicado convertir a un hombre mentalmente sano, en un hombre capaz de disparar rápidamente a otros seres humanos. Tenga en cuenta que el tiro se imparte en un cuarto de hora. Reina el miedo a la extracción del arma, algo que se inculca desde que se dan los primeros pasos en la profesión. En la inoculación participan mandos, instructores e iguales, lo que no quita que existan especímenes capacitados, claro está.

A los policías se nos entrena para aprobar la asignatura apuntando y haciendo buenas puntuaciones deportivas en cachas de tiro asépticas. Aunque se niegue desde las altas instancias, el tiro es aquello a lo que los estudiantes de su facultad llaman “asignatura María”. Se da, se toca, se tiene que hacer, pero todo muy por encima, con miedo y sin mucho interés. Nada de realismo. Cero compromiso. Mejor no le cuento cómo y cuánto se entrena anualmente cuando se abandona el régimen académico, no me creería. Raras son las fuerzas en las que se han tomado medidas, siendo estas dependientes de corporaciones municipales.

El problema es de amplio espectro. Atañe al poli de la calle, al instructor de la plantilla, al jefe de la unidad, al programa de formación de alumnos, al programa de reciclaje, al plan de estudio de los instructores, a los mandos superiores, a los sindicatos y a los políticos. Por cierto, hay cuerpos que carecen de planes de adiestramiento anual. Y aquellos que cuentan con ellos no siempre los cumplen, y cuando lo hacen… no siempre los ejecutan al cien por cien de la manera reglamentada. Como dije anteriormente, esto sigue siendo una María, pero mimetizada. 
 


No la he tomado con ella, de verdad, pero es que esta mujer ha dicho tanto a lo que se le puede sacar punta, que no voy a perder la ocasión. Obviamente, no es experta en temas relacionados con armas, tiros y balazos, aunque sin duda sabrá mucho de medicina aplicable a un paciente tiroteado, si es que es facultativa, porque este extremo no se aclara en la prensa referida. Confunde términos como disparar, apuntar e impactar. Aunque sostiene que “cuando disparas influyen muchas variables”, y es cierto, luego añade: “Las extremidades serían zonas no vitales, pero si disparas a una persona al hombro y le das en una arteria, se desangra en nada. Lo mejor sería el antebrazo, o en las piernas, pero también habría que evitar la zona de la cadera y un poco más hacia abajo, porque ahí tenemos la arteria femoral”. ¡A ver, por Dios!, ¿a qué zona se puede disparar para que el malo no muera por un balazo, mientras quien dispara se expone a fallecer? El buenismo nos está dejando majaretas.


A quienes piensan de este modo tengo que decirles que una cosa es disparar a un sitio, se apunte o no se apunte, cosa que cuando la acción es sorpresiva y a corta distancia no suele dar tiempo, y otra cosa es acertar allí donde queríamos acertar. Supongamos que disfruto de dos o tres segundos para apuntar correctamente hacía un pie de quien avanza con un cuchillo en dirección a mí desde, por ejemplo, siete metros: cuando haga sonar mi arma es muy probable que si permanezco impertérrito, cosa improbable por efecto del estrés de supervivencia y de la psicofisilogía, el proyectil alcance ya la zona tibial, el muslo, o incluso la cadera. Todo dependerá de la velocidad a la que el atacante avance, siempre que yo, la parte que debe defenderse, me haya quedado quito como Manolete ante los astados. ¡Pero saben algo!, si permanecemos en bipedestación estática cuando un tío corre machete en mano hacia nuestra posición…, es que estamos mentalmente bloqueados, o es que padecemos alguna alteración psicológica. El miedo es sano y no siempre controlable. No tener miedo a una puñalada no es valentía, como en las películas de Chuck Norris, es psicopatía. Carecer de miedo es una patología. Esto no es una alabanza a los agonías del canguelo, que también conozco a un buen puñado.


El remate lo pone un líder sindical de un cuerpo del Estado, que no ve adecuado formar a los 140.000 agentes de la autoridad que dependen del Ministerio del Interior, para que sean tiradores de élite. Pues es cierto, yo tampoco lo veo necesario. Pero saber manejar la pistola con seguridad real, amén de disparar mínimamente bien, no es ser un tirador de élite sino lo mínimo que se espera de una persona que trabaja con una pipa en la cintura.

No hay que consumir miles de cartuchos por funcionario y año, como hacen en las unidades especiales de asalto antiterrorista. Voy a pronunciarme a la baja: doscientos cincuenta tiros anuales pueden ser suficientes, aunque lo ideal sería el doble, no llegando a cien el máximo de la media actual. No hay que gastar munición haciendo las chorradas insulsas que marcan los planes de reciclaje, sino disparar con conocimiento de cómo se producen los encuentros armados y de cómo reaccionamos los seres humanos, policías o no policías, cuando advertimos un peligro cierto y vital. También cuando el riesgo no es tan vital, aun cuando así sea percibido por los sentidos que informan al cerebro para que este adopte respuestas. Ya toca hacer las cosas bien y con seriedad. Como Dios manda. Desde mi punto de vista, se están diciendo muchas paparruchas en la prensa. Menudo daño se le está causando al bien común.

Ahora sí levantan la mano desde algunas instituciones para pedir pistolas de impulsos eléctricos para los suyos. Pero hace un rato, ayer como aquel que dice, se rajaba de aquellos agentes de la autoridad que ya contaban con estos medios. Bastantes cuerpos locales llevan años trabajando con Taser, aunque algunos compañeros de otras fuerzas negaran su necesidad, su eficacia y hasta su legalidad. Ahora no, ahora ya es bueno, imprescindible y lícito. Hasta que no nos parten los cristales de casa no sabemos cuánto frió puede entrar por un agujero.

Comentarios

  1. solidaridad con los compañeros, cumplieron como mejor supieron.

    ResponderEliminar
  2. En la diana!!!! Verdades como puños

    ResponderEliminar
  3. Acertado como siempre y tan bueno como siempre. Claridad y sentido común.

    Fuerza a los compañeros de Galicia.

    Un saludo verde, Don Ernesto.

    ResponderEliminar
  4. La profesora de medicina no es experta en enfrentamientos armados y un arma mortal es un cuchillo. A corta distancia es mucho más lesiva que cualquier pustola. Un cuchillo frente a dos pistolas a menos de tres metros, es letal y todo depende de la suerte y de la pericia en el manejo DEL CUCHILLO. En esa distancia un cuchillo es letal si el que lo esgrime sabe manejarlo. Recordaré la matanza en la Fundación Gimenez Diaz perpetrada por una enajenada. Los argumentos que se suelen mostrar al público en estos casos provienen por lo regular de personas o personajes que ignoran por completo la mecánica de un engrentamiento armado a corta distancia y solo obedecen a la carnaza populachera del peor de los periodismos.

    ResponderEliminar
  5. Ernesto soy aficcionado al tiro, Instructor de Tiro de PL y entusiasta del tiro,los compañeros actuaron a mi juicio perfectamente, pero es muy facil gente (disculpar por las expresiones), gente que no tiene ni pita idea del manejo de un arma corta el suponer que a x metros de distancia pasa como en la tele que son disparos milimetricos y que parecen que puedan ser dirigidos a nuestro antojo, me gustaria ver a esas personas que se limitan detras de una mesa a criticar a las FFCCSS, todo tipo de actuaciones y poserloa llevar a una cancha de tieo y que dispararn porque se supone que por la forma de criticar ellos deben ser expertos en tiro. Seamos realistas, como muy bien has relatado hay gente, q no lleva cargadores llenos,una vez alimentada el arma no saben quitar cartucho de la recamara, etc, pero aqui formar a los agentes en una asignatura tan importante como el manejo del arma e instruccion de tiro es palabra tabu, sin entrar en el uso de las munciones mas idoneas (punta hueca a mi juicio), mientras no se cambie la mentalidad y se aborde el tiro como asignatura primordial y de continua formacion no se avanzara en esta materia. Con ello no me refiero a los tipicos ejercicios que hacen en muchas plantillas de ir y realizar 25 disparos desde los puestos a los blancos cn una diatancia de 15 metros y a casa, va mas alla los ejercicios de tiro, tanto en movimiento, disparo discriminatorio, cambios de cargador, et, etc. Es una dificim asignatura que solo nos preocupamos los que realmente tenenos claro lo que hay, como optativa y deberia ser obligatoria. Diaculpar haberme extendido pero me arde ver criticas en este caso por gente de despachoa analfabeta en esta materia. Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Hola..quiza peco de extremista..pero yo apuesto por una legislación tipo USA, si tu vida esta en peligro y un agresor te ataca, disparas y se acabo..todos estos locos raramente se suicidan..estan locos pero no son tontos..van a pegarle una cuchillada a quien sabe no puede defenderse (incluido legalmente el guardia). Si los politicos compartieran las condenas y los jueces las puñaladas otro gallo cantaria..a esta prensa maliciosa y manipuladora no les deseo nada, no hacen periodismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Accipiter. En España también se puede defender uno legalmente si alguien te ataca gravemente, aunque no llegue a producirte lesiones. Hay montones de casos así. Lo que pasa que le damos más pábulo a los casos con condenas que a los que finalizan con absoluciones. Nos dejamos llevar por las acusaciones en prensa, cuando lo que de verdad tiene valor es la resolución judicial final.

      El problema es que a veces los policías también nos equivocamos. Cuando eso pasa, no podemos justificarlo. Pero nos cegamos con esas condenas, cuando a veces realmente son justas muchas de ellas. Queremos o creemos que se debe y puede disparar a quien fue un peligro hace unos segundos, pero que dejado de serlo. Fueron quizás en esos primeros instantes cuando sí se podía disparar, pero no justo después de agotarse el riesgo.

      Un saludo.

      Ernesto.

      Eliminar
    2. Hola, Accipiter. En España también se puede defender uno legalmente si alguien te ataca gravemente, aunque no llegue a producirte lesiones. Hay montones de casos así. Lo que pasa que le damos más pábulo a los casos con condenas que a los que finalizan con absoluciones. Nos dejamos llevar por las acusaciones en prensa, cuando lo que de verdad tiene valor es la resolución judicial final.

      El problema es que a veces los policías también nos equivocamos. Cuando eso pasa, no podemos justificarlo. Pero nos cegamos con esas condenas, cuando a veces realmente son justas muchas de ellas. Queremos o creemos que se debe y puede disparar a quien fue un peligro hace unos segundos, pero que dejado de serlo. Fueron quizás en esos primeros instantes cuando sí se podía disparar, pero no justo después de agotarse el riesgo.

      Un saludo.

      Ernesto.

      Eliminar
  7. Una vez mas en todo el blanco. diciendo las cosas como son sin paños calientes.
    Seamos claros( nunca gracias a dios me encontrado en esta situacion) si cualquiera de nosotros que somos asiduos lectores del blog, y pertenecemos a diferentes cuerpos y fuerzas policiales no encontrásemos frente a frente con un tipo al parecer trastornado, paciente psiquiatrico segun dicen, el cual intenta agredirnos ( consiguiéndolo en tu compañero) y grita"" voy a cortaros a todos"" DONDE VA EL CARGADOR DEL HIERRO?????


    si esta claro a partes no vitales.........( no vaya ser que no tengan pinchado el blog.....).

    y ahora que revisen, llamen al CSI NY o a quien sea, pero si puedo evitar que vuelva agredir a mi compañero o consiga llegar a mi lo VOY A EVITAR.

    HAY JURISPRUDENCIA. HAY ABOGADOS, HAY HAY HAY HAY Y SI NO COMO DICEN POR MI BARRIO""" del talego se sale del hoyo no""

    Yy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario, Yy.

      Este compañero seguro que sale penalmente bien parado. Eso sí, seguramente saldrá psicológicamente tocado con toda la mierda que están diciendo.

      Un saludo.

      Ernesto.

      Eliminar
  8. Gracias a ti, Ernesto. Por plasmar por plasmar por escrito lo que muchos pensamos, haciendo que la injusticia de los comentarios y de la ignorancia se encuentren con un escudo que merme un poco sus dañinos efectos. La ignorancia es muy atrevida.

    ResponderEliminar
  9. Señora "experta." Los expertos en mi humilde opinión no deberían expresarse tan a la ligera con cómoda teoría... Estamos hablando de un TRISTE SUCESO DONDE UNA PERSONA HA FALLECIDO. Pero también estamos hablando de la PUTA REALIDAD DE UN ENFRENTAMIENTO ARMADO. Simplemente subrayo lo que el autor del artículo ha plasmado magistralmente para entendidos y no entendidos de la materia. Por cierto "hay que estar ahí "... La hipocresía es un mal mayor fácil de practicar. Un abrazo para todos los compañeros que han pasado por este lance, como dice Ernesto "nunca sale gratis".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, estimado Ortiz.

      Un saludo.

      Ernesto.

      Eliminar
  10. Esta peli ya la he visto, ¿Cómo era el titulo? ya me acuerdo "Sospechosos habituales, que siempre hacen mal las cosas y encima son unos fascistas".
    Vamos a dejarnos de pajas mentales, cada día tengo más asco a los expertos que opinan de lo que no saben, pero que van de espléndidos, estoy hasta los cojones de Disney, de verdad que no, que en el mundo real los conejos no bailan con los zorros.
    Igual creo que en este caso no hay que achacar a la mejor o peor formación en tiro, que un tirador de elite encerrado en una habitación con un pirado armado no lo haría mejor, que no nos pueden pedir dar en la uña del dedo meñique de la mano desarmada del agresor.
    Que el principal error es decir que se ha disparado a partes no vitales, coño se ha disparado donde sea podido para salvar la vida y que no es ilegal que está reconocido ese derecho por la Ley.
    Mi pésame para la viuda, pero los guardias también tienen mujeres o acaso son de segunda división. Y estoy seguro que no es su caso, pero en otros similares todo el interés ha venido motivado por algún leguleyo que la ha dicho en esto puede sonar el clin clin del duro metal que el estado paga bien.
    Con respecto a la colaboración con servicios médicos en situaciones similares es cierto que vamos de apoyo pero si la situación se desmadra nos quedamos solos, ¿que sería lo correcto? escondernos detrás de los médicos o apechugar. Hace todo el mundo hincapié en la formación policial para casos como este y nadie lo hace respecto de la formación de los servicios médicos y su equipamiento para estas situaciones. Desde hace años en Madrid por ejemplo el SAMUR tiene Unidades especializadas para estas situaciones, van equipados con chalecos antibala, escudos y demás no piensen que van con un ramo de flores. Trabajo en una ciudad ni grande ni chica con un hospital que en la puerta de urgencias tiene no menos de seis celadores además de seguridad privada, ni que decir que en esas urgencias hay personal sanitario, pues bien cuando sale un cliente violento por enajenación nos llaman a nosotros, ¿Por qué? Pues porque somos muy facilones nunca decimos que no y nos comemos los marrones por cubos. Por cierto a los atracos no nos acompaña nadie.
    La señora experta quiere que seamos expertos en tiro en atención a pacientes agresivos en incendios, en materia penal etc., coño entonces sobrarían los demás gremios.
    Señores expertos por favor algún día tengan a bien publicar un listado de sus logros, que opinan ustedes de todo y luego no saben de nada. Señora experta sabría usted decir si el cartucho de dotación de los agentes era el mejor para intervenciones policiales, o eso se les ha colado a usted y su panda progres.
    Por cierto ahora a la Policía Nacional nos van a dotar de sprais de defensa y me he quedado helado en el memorándum de presentación, dicen que es un medio intermedio entre la defensa y la pistola espectacular seguro que también lo afirma un experto. Un saludo Jose Moreno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Bravo, bravo, bravo!!! me quito el sombrero, Moreno. A ver si aprendo de una vez a decir las cosas como tú.

      Mira, si me das permiso usaré este comentario como artículo. Obviamente con tu nombre, como ya he hecho en otras ocasiones.

      A tus pies.

      Ernesto.

      Eliminar
  11. Ernesto nunca te vamos a agradecer lo suficiente, tu blog refugio de tantos, como ya te dicen los compañeros, el sombrero nos lo quitamos nosotros. Gracias por estar hay si no estuvieses tendriamos que inventarte.Un gorrazo. Jose Moreno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venga, Moreno. Que no es "pa tanto". Que aunque sea más joven que tú, te he adelantado solo en la iniciativa. Tú tienes mucho más que contar y decir que yo.

      Un abrazo.

      Ernesto.

      Eliminar
  12. Mi solidaridad con los compañeros de Galicia. Mucho ánimo, estamos con vosotros.
    De verdad me pregunto si la gente ésta que se llama experta en algo, puede dormir agusto por las noches con lo que devuelven gratuitamente en los medios, buscando la ansiada calma y el deleite del placer. Llevo dos horas reflexionando sobre el tema y mi pensamiento se reduce a esa pregunta.
    Mi pésame a la familia del fallecido, y mi apoyo a las familias de los compañeros.
    Al igual que mi compañero y amigo José Moreno, te aplaudo una vez más Ernesto, por la labor que realizas con tu blog. Nunca te podremos agradecer bastante la gran ayuda que prestas a la profesión. No es peloteo, es un sentimiento.
    Un saludo, Ifwin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Ifwin. A ver cuánto más tiempo aguanto. Necesito otros aires.

      Un abrazo.

      Ernesto.

      Eliminar
    2. Mucho ánimo Ernesto, nos tienes detrás devolviéndote toda la fuerza que nos mandas tú a nosotros.
      Un abrazo, Ifwin.

      Eliminar
  13. Lo que si que no he hechado de menos ha sido el corporativismo (no reflejado en texto, claro) de la sra. profesora de la facultad de medicina, ya que no carga tintas sobre la presulta negligencia del galeno responsable del cambio de medicación del finado.
    Un saludo Ernesto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy agudo, amigo. Tienes razón. Deja que te diga que en principio y por defecto siempre confío en los profesionales, hasta que no me demuestren que debo desconfiar. Por ello, pienso que el médico que retiró el tratamiento al finado seguramente lo hizo convencido de que era lo más oportuno. Tal vez siguió un protocolo, algo muy de la Medicina. Pero obviamente, todo no siempre sale bien siempre.

      Un saludo.

      Ernesto.

      Eliminar
  14. Hola a tod@s!!
    En primer lugar, y aunque ninguno de nosotros quiera nunca matar a nadie, es obvio que la intervención de los compañeros fue correcta y proporcionada. No quiero pensar en los titulares si en vez de detener la agresión, como hicieron, el fallecido hubiese llegado hasta los guardias cuchillo en mano. Posiblemente, hablariamos de dos, o tres, o cuatro víctimas. Ves a saber!
    Pero seguro quebloa titulares serían diferentes y la galena no habría disertado tan alegremente al respecto cuando lo máximo que, seguro hace, es diagnosticar y dejar en su casa a enfermos con ese. En vez de hacer bien su trabajo y mantener el control necesario para que estas cosas no pasen.
    A nadie se le ocurre cargar contra los facultativos que, a sabiendas de su peligrosidad, dejan un enajenado con su familia con el riesgo que eso supone. No. Es más fácil cargar, siempre a toro pasado, contra los hombres y mujeres que salen cada dia a la calle a enfrentarse a situaciones como ésta.
    Pero...Qué me decís de los superiores que, desde sus despachos y en la mayoría de ocasiones sin haberselas visto "pardas", cuestionan las actuaciones de sus agentes?
    Puedo deciros que en aspectos formativos, siempre he tratado de salir de tópicos y de que los agentes y mandos de mi comisaria entiendan la importancia de una formación continua, extensa y lo más cercana a la realidad posible, dentro de las limitaciones obvias.
    Puedo deciros que en mis sesiones, los funcionarios trabajan desde los conocimientos del arma que llevan (Glock 19), desenfundes, portabilidad, cambios tácticos y de emergencia, interrupciones, etc, y siempre en distacias que van de la posicion de entrevista a 7 metros como máximo. Pero sabéis qué? A mis superiores no les gusta. Todo lo que no sea una tirada de "barbacoa" no les va.
    Y ya de los responsables formativos del Instituto de Seguridad Pública de Catalunya, ni os cuento. Podéis creerme si os digo que en una sesión con mis compañeros que realizaban prácticas desde el suelo, y tras parapetos le extrañó tanto a uno de esos mandos que fue a preguntar al Área de Instructores si eso era normal? Para flipar!!!
    Pero esa reacción, como os digo es la misma que la de la ilustrada galena. Seguro que él no se kas ha visto nunca "pardas"
    En fin. Reitero mi solidaridad con los compañeros de la GC y os animo a todos a seguir trabajando para que podamos impartir y recibir una formación en tiro de calidad y adaptada a las necesidades.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Armand, te felicito por tu fantástico comentario.

      Un saludo.

      Ernesto.

      Eliminar
  15. "del curso de supervivencia policial"

    Pretender que dispares a alguien, con un artefacto hecho y preparado para matar, y que no lo mates, es simplemente de gilipollas.Disparar a un tio que corre, que está puesto de todo hasta las cejas, exaltado, armado (aquí me vale cualquier cosa capaz de matarme o dejarme herido de gravedad), sin tener en cuanto DONDE está pasando la acción, los nervios,el miedo, el estrés y pretender que le dé en un brazo, pierna u hombro, vuelvo a decirlo, es de glipollas.De gilipolla que no tiene ni puta idea de lo que habla, que nunca ha sentido el miedo, el sudor, las pulsaciones en el oído, la congoja de verse en ESA situación.Este es un país de LISENSIADOS, aquí todos sabemos de todo, desde el fútbol al Salvame, pasando por Hombres, mujeres y viceversa, y damos las clases desde la barra del bar, catedral de mucho perdedor y vida vacia.Si no quieren que haga daño a nadie que me faciliten TASER, de lo contrario la única herramienta que me dejan es la 9mm, y esa en el 100% hará daño, y en un % matará auque no sea mi intención.Buen artículo de nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente Toni, hoy ha vuelto a saltar en todas las televisiones, el tema del Taser, y la eficacia de los chalecos antibalas.

      El Taser por no tenerlo en dotación, y que de haberlo tenido se hubiera resuelto en incidente de otra forma, y no intentar reducir a un sujeto alterado, que al final consigue durante el forcejeo con los agentes, arrebatarle la pistola a uno de ellos, y con la misma disparar al compañero.
      El chaleco, por haber impedido que esta agresión con arma de fuego, evite que el policía salga herido.

      un Saludo.

      Eliminar
  16. “Del Curso de Supervivencia Policial”

    De nuevo Ernesto das en el clavo; Como dijo Albert Einstein: “Todos somos ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas”. Gracias a las redes sociales, de manera continua nos recuerdan este gran dicho; Si, ese mundo donde todos pueden opinar de todo, y lo peor, creerse que lo opinado es lo acertado. Pues que te voy a contar en materia de tiro y de intervención policial, donde el más tonto se ve con capacidad para emitir un juicio razonable de algo que sólo verá en Hollywood, y que extrapola a la realidad. Hay que ser muy, pero que muy estúpido –no puedo tener otro calificativo más justo-, para creerse que un policía en esos momentos en los que su vida o la de un tercero corre serio peligro –si señorías, SU VIDA, o al menos esa será su percepción-, pueda ser capaz de disparar a “una parte no vital”; pero más estúpido aún, es afirmar que debes impactar sobre una zona no vital, ¡grande señora experta de la Complutense, es Vd. muy grande! Ni los mismos médicos sabrían definir que superficie del cuerpo con diez centímetros de diámetro puede no considerarse vital (salvo el pie y la mano)…; habrá entonces que regalarla para su cumpleaños los Dvd´s de Erase una vez la Vida, para que recuerde que al lado del músculo y/o huesos hay arterias o grandes vasos… Pero lo más triste aún, –a colación del otro comentario ya hecho-, es que el enemigo lo tengamos dentro, y no salgan a la palestra en defensa de sus trabajadores, y calen en la opinión pública, mandos policiales o políticos del cuerpo en cuestión, que para salir en prensa el día del Patrón de la Poli, o para hacerse la foto con la súper unidad de bicis, son los primeros. Todavía recuerdo aquella bochornosa nota de prensa en una revista local hace años que hacía alusión a la adquisición de un Roni G1 por parte de la Policía Local de esa localidad: “La Policía Local de… adquiere armas de guerra”, así, tal cual. Pero si la noticia fue lamentable, mucho más lo fue la escasa, casi nula, respuesta pública a tal falacia por parte de los responsables afectados, aunque visto lo visto, poco pareció afectarles…

    Gracias otra vez Ernesto por ser de esos pocos valientes en llamar a las cosas por su nombre.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pillado, muchas graaacias por tus palabras.

      Un saludo.

      Ernesto.

      Eliminar
  17. Del "curso de tiro policial"

    Respecto a si el abdomen, las piernas, los genitales o el coxis son zonas vitales o no, ya dá la risa.

    Si en este caso, un miembro de la pareja sale muerto de la actuación, los titulares hubieran sido "¿Porqué no hicieron valer sus armas?" Como ya pasó con la desgraciada muerte el año pasado de un Policía Nacional en Málaga creo recordar.
    Pero como el finado es el "cliente", pues esto ya es moralmente inaceptable en esta hipócrita sociedad, y claro, se vende como churros.

    Respecto a la formación:
    Por supuesto que llegar a lo justo para ser un usuario seguro del arma no es lo exigible a un profesional, sino que a parte de ser un usuario seguro (asignatura pendiente a día de hoy como todos sabemos), un profesional de las armas debe ser minimamente eficaz en su uso (esto ya a años-luz).

    ResponderEliminar
  18. "CURSO DE SUPERVIVENCIA POLICIAL"

    La ignorancia existe, y por desgracia cada dia se abre mas paso en nuestra sociedad.

    Cuando sales de la academia tienes un baño general de todo, sabes de todo pero no sabes de nada. El saber se adquiere con el tiempo, aprendiendo de otras personas, leyendo, viviendo experiencias y tantas cosas que se me podían ocurrir que podía llenar hojas. Todo el mundo se cree que cuando uno sale de la academia es una perfecta maquina, que sabe actuar ante cualquier situación, que es el campeón del mundo de tiro, es impasible ante las reacciones y es capaz de actuar ante ellas siempre de la misma manera y correctamente, MENTIRA, y ese es, desde mi punto de vista, el mayor problema que existe hoy en día que es ni mas ni menos como ya hemos echo los años de academia somos maquinas.

    Luego esta el individuo sabe lo todo, partes vitales no vitales, ante una situación de estrés, ojalá todo el mundo pudiera, no es fácil reaccionar, influyen muchos factores como para realizar un disparo lo mas preciso y perfecto posible.

    Por desgracia, hoy en día nuestra formación en el uso de las armas es muy limitado y en muchos casos no existe, eso debería cambiar y tener mas apoyo por parte de las instituciones en realizar un mayor aprendizaje del uso de los medios que disponemos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Magnífico comentario, Virus.

      Gracias.

      Eliminar
    2. Efectivamente Virus, en los centros de formación adquirimos un baño polivalente de conceptos teórico/prácticos muy limitado.

      Durante los años de servicio, es cuando esos conocimientos genéricos se convierten en experiencias vividas que nos enseñan a mejorar.

      No obstante es conveniente que si mi organización profesional no me forma adecuadamente para el desempeño de mis obligaciones con garantías de supervivencia, no es excusa para dejar mi vida en manos del azar, es por ello que debo buscar formación particular por el buen desempeño de mis servicios.

      Respecto a las zonas vitales y no vitales, es un poco ridículo, como habéis comentado que un disparo en la pierna o el brazo, no pueda ser vital.

      En primeros auxilios tácticos nos centraremos precisamente en tratar hemorragias de riesgo vital en esas zonas, con el riesgo de entrar en shock por la perdida de sangre.

      Un saludo.

      Eliminar
  19. "DEL CURSO DE SUPERVIVENCIA POLICIAL"

    Una vez mas con este caso, se demuestra el gran desconocimiento y la ignorancia presentes en la sociedad, ante lo que supone un enfrentamiento armado y el uso de las armas de fuego. Seguramente esa experta en todo y nada que se dedicaba a emitir juicios, fuese seguidora aférrima de series policíacas americanas en donde por mala que sea la situación, van a poder resolverla sin mucho esfuerzo y con resultados muy satisfactorios.
    Pues bien, el papel lo aguanta todo, la vida real NO.

    Como bien se explica en el artículo, la instrucción también juega un papel fundamental, papel que en muchos casos parece olvidado, perdido o puesto en el montón de cosas pendientes. Y en las ocasiones que se va al tiro, y uno se sale del guión de tiro ABC tipo napoleónico, para realizar algo que sea mas útil en la vida real, se le mira raro y acaban poniendo a otro a mandar los ejercicios "tipo". Por suerte en el ámbito militar, y los cambios de escenarios en los que se puede actuar, se empieza a ver algo de luz al final del túnel, y se comienzan a hacer cosas que realmente merecen la pena y el tiempo que se le dedica, solo espero que esto se haga extensible a todas las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, aunque esperare sentado, que sino... me cansaría de más.

    Un saludo y muy buen artículo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. García, muchas gracias por el comentario.

      Saludos.

      Eliminar
  20. Curso de Supervivencia Policial

    Una vez más el eterno combate, pistola & cuchillo, ¿Quién ganará?. Ahora resulta, que todos los miembros de las FFCCS son tiradores de precisión, que no están afectados ni por emociones, ni condiciones ambientales, ni un largo etc. Es evidente, que desde una línea de tiro, en situación relajada, sin aumento de pulsaciones, mente MUSHIN, pueda y incluso debe hacer blanco selecto en la silueta, fija e inmóvil. Claro pero tendríamos que tener el tiempo, los medios, los instructores y la formación adecuada. Alguien, le podría explicar a esta Experta, que seguramente sea una magnifica profesional en su materia, no lo pongo en duda, lo que le ocurre a una persona cualquiera en su cerebro cuando trabaja bajo presión, estrés de enfrentamiento o como queráis calificarlo. Ya de por sí, no es poco que los compañeros de GC han conseguido desenfundar su arma, acerrojarla, introducir cartucho en recámara, quitar el seguro, apuntar y presionar el disparador, todo esto en décimas de segundo, a la vez que su amígdala esta excitada, segregando hormonas que consiguen bloquear su cerebro racional y por lo tanto la habilidades motoras finas. Si ha sido capaz de llegar a este punto, teniendo la capacidad mental de ir pensando en las repercusiones judiciales, en el proceso penal, y sabiendo que obra en virtud del ejercicio legítimo de su oficio, porque si mal no recuerdo, uno de los compañeros de GC resulta herido en el forcejeo, los servicios médicos presentes en el lugar, huyen refugiándose en la ambulancia y sólo quedan el finado y el compañero que decide disparar, realizando un disparo al abdomen, se le pre-juzga por expertos porque no ha disparado a extremidades, ¿Estamos locos o que nos pasa?, si tendríamos que hacerle una rotonda, o un plaza, o mira mejor, una calle a su nombre que eso está de moda. Si somos tan críticos con nuestras FFCCS, y le exigimos tanto, porque no hacemos lo mismo con el resto de gremios.

    Respecto al tema de los servicios sanitario, si el paciente resulta que sufría una enajenación mental y no tomaba la medicación, tendrían que haber intervenido los facultativos verdad?, la policía solo interviene en situaciones para proteger la vida e integridad física de terceras personas o la suya propia. Si es un caso médico, porque no se les forma a los técnicos de ambulancia, se les equipa de medios de protección, los llamados EPI, para estos casos, no es más fácil coger el teléfono y avisar a la policía. Pero, me he perdido, voy a volver analizarlo. Una unidad móvil medicalizada, desplazada al lugar de los hechos porque supuestamente hay una persona con problemas psiquiátricos, ya que no se ha tomado la medicación, y como está muy agresivo, el paciente claro, que no es un delincuente, aviso a la policía. ¿ Que va hacer la policía? Es trabajo de medicina, verdad.

    Un saludo

    “Si Juzgas mi camino, te presto mis zapatos”

    ResponderEliminar
  21. Hola todos , creo que en el momento que una persona deja su vida familiar y social para pertenecer a las fuerzas de seguridad de el estado ya sea GC , CNP, PL , FFAA se harán las misma pregunta y es la siguiente ¡ yo creo en lo que hago y en lo que vivo día a día ¡ es la principal razón de por qué han decido tener este tipo de trabajo para que alguien doctorado , diplomado juzgue un tipo de actuación porque hay cosas que deberíamos tener en cuenta es si un individuo con su mente lúcida comete actos infrahumanos y terríficos , quien nos asegura de que una persona con problemas siquicos no lo haría , lo que está claro para mí parecer es que en el momento que una personas pide ayuda o realiza una llamada ha algunas de las ya mencionas instituciones con su prestigio a sus espaldas , el policía ,el GC tengan una mano izquierda para manejar una situación de peligro es de locos pensar que no les va a pasar nada , en el momento que un ser humano se siente amenazado y su vida está en peligro sale a relucir la supervivencia traducida en su dilatado entrenamiento y profesionalidad así que nadie debe juzgar una actuación cuando te vez en peligro nuestro instinto es sobrevivir y proteger a los nuestros para que alguien desde un despacho piense que se actuó de forma errónea .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Jara. Gracias por tu comentario.

      Una postilla: no creo que pertenecer a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (no solo a las del Estado sino a todas las demás), o a las Fuerzas Armas, implique dejar de lado la vida social y familiar.

      Un saludo.

      Eliminar
  22. Del curso de supervivencia policial

    Solo agradecerte tu trabajo y tu esfuerzo por tratar de mostrar la realidad de la situación que nos acomete y que por desgracia se ve alimentada de forma negativa por los medios de comunicación que solo buscan la portaba del día con titulares escandalosos y populistas.

    ResponderEliminar
  23. Daniel (CURSO DE SUPERVIVENCIA POLICIAL): Después de leer con atención tu artículo en el que además de plasmar tú pensamiento, en el cuál nos reflejamos todos, comentas la triste realidad de aquellos que opinan desde el mayor de los desconocimientos......creyéndose que todos los que portamos armas, como en las películas las sabemos usar. Menos películas y más ver la realidad actual.
    Un saludo y por fin leo algo que desde el principio veo reflejado mis pensamientos y verdades.

    ResponderEliminar
  24. Daniel (CURSO DE SUPERVIVENCIA POLICIAL): La verdad es que cansa y mucho ya los comentarios de personajitos que desde su más rotunda ignorancia, se creen con la prepotencia de valorar determinadas acciones....
    Felicitarte por tú artículo y por fin leo algo que desde el principio comparto plenamente, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En España hay muy buenos autores que abordan los mismos temas.

      Eliminar
  25. CURSO SUPERVIVENCIA POLICIAL.
    Coincido con muchos de los comentarios, la opinión de los expertos perdonarme la expresión es “como el culo que todos tenemos uno”, depende quien pregunte, que queremos conseguir con esa opinión.
    Uno no se mete en esta profesión no por que vaya a ganar mucho dinero, ni porque su estatus social cambien, ni porque el uniforme le quede bien, decidimos dedicarnos a esto porque creemos en lo que hacemos, en los valores de compañerismo, lealtad, servicio al ciudadano, sacrificio etc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Sancho, pero creo que todos no entramos en esto por creer en ello, ni por vocación, ni por nada noble. Muchos solo entran porque les regalan la plaza. Los hay que únicamente quieren una nómina fija, lo cual es loable también, y de estos unos se la ganan diariamente y otros no. De to, hay de to...

      Eliminar
  26. D.Garcia "del curso de supervivencia policial"

    Toda la razon, un articulo muy bueno, me a gustado especialmente este apunte "es muy complicado convertir a un hombre mentalmente sano, en un hombre capaz de disparar rapidamente a otros seres humanos" creo que es una reflexion importantisima.

    Y en cuanto a las declaraciones esta mujer... que decir... no se que pensara al leer este articulo, espero que al menos sirva para darse cuenta de lo absurdas que fueron sus apreciaciones, se preocupe en formarse y la proxima vez no hablar de lo que desconoce.

    Un saludo y gracias

    ResponderEliminar
  27. Lo escribo en dos comentarios porque no me cabe en uno solo por limite de caracteres:

    Sun Tzu "del curso de supervivencia policial":

    Otra vez vuelven a salir a la palestra varios problemas contra los que tiene que luchar la policía en su día a día, aparte de la delincuencia.

    Esquematizaría este artículo en: Los Medios de Comunicación Social, “Experta” Médica y Lo Políticamente Correcto.

    En cuanto a los medios de comunicación social(MMCCSS) otra vez volvemos a lo mismo que en el artículo del tema anterior, en cuanto a que los mismos policías, con desconocimiento en la materia, y poco amor propio por ellos mismos, se “hacen la cama” mutuamente, respecto al vender que los policías tienen un conocimiento óptimo en el uso de sus herramientas de trabajo. Lo cual se les presupone cuando al lado de tus hijos hay dos policías con sendas pistolas en el uniforme, uno pensará “me siento seguro”, como un anuncio que ponen últimamente por la televisión. Me gustaría saber que técnicas o métodos de evaluación utilizan los MMCCSS para otorgar el grado de experto. No se porque pero ahora cualquier programa de tertulianos, entrevistas a supuestos expertos que nadie sabe de donde han salido. Y lo más gracioso es que cualquier periodista, por otorgar una profesión, de los que salen hablando con profundo conocimiento del tema a tratar (ironía), da igual que sea un tiroteo, una negligencia médica o un problema vecinal, siempre saben de todo. Es también curioso como por ejemplo para hablar de cualquier situación parece suficiente llevar a un representante sindical del cuerpo policial en este caso, si fuera en el CNP, tendría que ser especialista, en entrenamiento de perros, buen piloto de helicópteros, disparar y moverse como un GEO, hacer oficios como si llevara 30 años en una oficina, saber disolver una concentración de gran afluencia de personas, perito en documentación falsa, experto en trata de blancas, etc etc.

    ResponderEliminar
  28. Parece que ni la experta médica, la cual presupone el buen trabajo que debe saber realizar un funcionario policial, no tiene ni ella misma claro, sentada, sin presión, ni viendo peligrar su vida, cual seria la zona no vital a las que teóricamente disparar por parte de un tirador olímpico para causar las menos lesiones posibles, en un delincuente que atenta contra la vida de un policía o la de terceros. Lo cual quiere que un policía en fase irracional, sepa manejar en cuestión de 1 o 2 segundos. Mucha publicidad ha visto esta señora y no digo que sea culpa de ella.

    Por ultimo he aquí una problemática que esta bien para los políticos de turno que han adoptado dicha profesión tan “loable” voluntariamente. Y no problemas para cualquier trabajador de la calle, en el caso que nos ataña hoy los agentes de policía, hacer lo políticamente correcto. Esta muy bien, y a mi también me da pena(creo que a cualquier ser humano), cuando una persona resulta herida por cualquier circunstancia, pero hay que recordar que esta persona en tratamiento psiquiátrico, no estaba bien, su enfermedad le hizo ir por una senda que le costo recibir un disparo por parte de un policía y recordemos que si este policía no hubiera disparado para salvar su vida, en vez de un muerto podríamos haber tenido, un niño, una mujer y 2 policías muertos, esto desde el punto de vista ético. Desde el punto de vista legal, un agente de policía esta facultado para actuar sin tener porque ser herido previamente, es decir, cuando a juicio del agente actuante crea peligrar su vida o la de terceros, el ordenamiento jurídico le otorga la facultad de, poder atentar contra la integridad física de dicha persona para neutralizar la amenaza. A los policías no les pagamos para que ejerzan de políticos y pongan un buen perfil ante la cámara, que como dije anteriormente últimamente estoy viendo muchos de estos, les pagamos para que guarden de nuestra seguridad y una pacifica convivencia, en la cual también tendrán que defenderse.

    Respecto al uso del Taser...pues más de lo mismo, los policías tendrán una herramienta intermedia entre la defensa y el arma de fuego, lo integraría en los 3 apartados anteriores. El Taser sería complementario, según la rueda que hemos visto en el temario de esta semana sobre el empleo gradual de la fuerza, con el arma de fuego y la defensa del agente. Los MMCCSS dirán que se usara de forma desproporcionada, los políticamente correctos, que no le hace falta a los policías que con sus conocimientos de artes marciales es suficiente y los médicos que podrá matar a una persona con problemas de corazón, sin recordar que si es usado sera por algo. Que sí, que hay malos policías también como en todos los gremios, pero por esa regla de tres entonces, quitemos la anestesia a los cirujanos porque hay malos anestesistas.

    ResponderEliminar
  29. Tomas lujan vilches (curso de supervivencia policial)

    Buen artículo y una lastima que pasen estas cosas, pero en mas humilde opinión la culpa la tenemos nosotros, el "efecto americano" ver como con un sofá podemos parar un arma automática de calibre 7,62, de que un solo policía puede con todos los malos. De los vende motos de turno que por miedo a la opinión publica a que nuestro superior nos tenga manía no son capaces de decir la verdad, que nuestra instrucción es pésima, precaria y baja de presupuesto. Que personas como nosotros tengamos que salir fuera a formarnos para situaciones como esta, y si por desgracia tenemos que actuar y lo hacemos creyendo que lo hacemos bien que estamos preparados, nadie nos ampara. Nos apedrean, nos insultan pensado que el uniforme nos da "superpoderes" y que podemos con cualquier condición de armado o no. Que con nuestra simple labia y presencia cualquier individuo se apacigua y se deja detener voluntariamente. Solo hay que ver cuando integrante de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado sale en un video por internet detrás de un individuo con su extensible para detenerlo, chillándole "brutalidad policial" " asesino" "te pagan para pegar a la gente y encima te gusta" la pena es que no esta el video completo, falta la parte en la que esa persona a dado una paliza de muerte a su mujer, y su compañero a recibido tal golpe de esa persona que esta inconsciente. Por que lo que vende es el salseo y ridiculizar a nuestros agentes, si los apoyas, si te gusta tu trabajo, si lo haces por tus país eres un "facha" y eso malo y no vende. Lo que vende es decir que nuestra gente es la mejor que podemos con todo pero si actúan y la opinión publica se les echa encima tenemos que dar ejemplo, y castigarlos sin haber visto la otra parte del video. Como dijo un amigo mío, hay que trabajar como si estuvieras en "Gran Hermano" con mil cámaras observando. Gracias por el artículo. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Luján.

      Un saludo.

      Ernesto.

      Eliminar
  30. Jose Alejo Chenoll Molina (STS)21 de mayo de 2016, 21:06

    Lo fácil es pensar que en una situación de este tipo, cuando las cosas se ponen tensas, va a aparecer en escena con aire carismático , gafas de sol negras y chaqueta de piel Eddie Murphy en la película El Negociador, la realidad dista mucho de historias policíacas a las que Hollywood nos tiene aconstumbrados.
    Parece que es más asumible el entierro de un policía muerto en acto de servicio que el de un delincuente por un "supuesto" uso indebido de los medios reglamentarios con los que los dotamos. Siempre podremos escurrir el bulto autoconvenciéndonos con que es un honor entregar tu vida en servicio por los demás....
    Es de esperar que cuando seleccionas personal sin ningún tipo de experiencia previa en el sector, tras unos pocos de meses de entrenamiento en academias, que como dices, no le dan da la importancia que se merece al apartado del uso practico de las armas de fuego, dejando este en un mero trámite, en este personal no se haya fijado la idea de importancia que tiene y por ello no dediquen esfuerzos en rellenar las lagunas de instrucción que poseen.
    Existe el pensamiento generalizado, que una persona que porta armas en un contexto profesional es un experto en el uso de estas,nada más lejos de la realidad. Con esto no quiero decir que el agente no actuara debidamente.
    En una situación de este tipo, en un espacio reducido, bajo el estrés del momento, siendo consciente de tu escasa formación y medios, frente a un asesino potencial, nosotros no somos nadie para decirle a este policía que ese día le tocaba morir.
    Dejémonos de demagogias ( que ahora están tan de moda) y dotemos a nuestros profesionales de los equipamientos necesarios, de la instrucción que sabemos que funciona, de los instructores debidamente cualificados, actualizados y entregados a su labor; porque todo esto va a repercutir satisfactoriamente en nuestra sociedad, tanto ellos como nosotros lo merecemos.
    Un saludo y gracias por el articulo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MIS ÚLTIMOS 10 MINUTOS CON VICTITO (QEPD)

SÍNDROME DE DUNNING-KRUGER: BURROS ENGREIDOS