PALABRA DE POLI CALLEJERO

Os presento un artículo de Pepe Moreno, un policía que sabe de lo que habla y que solo habla de lo que sabe. Un servidor público que ha luchado, expuestamente, contra el feroz terrorismo de la ETA de los ochenta. Años de plomo, no solo en el Norte. Pepe es un funcionario que funciona. Un tío que se ha enfrentado mil veces a situaciones que la mayoría de la gente solo ve en la gran pantalla. Un padre temeroso de lo que esta hipócrita sociedad pueda dejar en herencia a sus hijas. Un marido que más de una vez ha estado a punto de no regresar a casa. Un compañero que conoce lo que hay detrás de las cortinas con las que algunos policías hacen toda la campaña, ascenso tras ascenso, muchos de ellos. Un ejemplo de persona. Un espejo en el que deberían mirarse las nuevas generaciones de hombres de azul. Un lujo, vamos.

Pepe es un señor al que no todos sus iguales y mandos consideran justamente. ¿Que por qué? Pues muy sencillo, por todo lo antedicho. Esto es España, no lo olviden. Por si no lo había comentado aún, Moreno, que está esperando que la jubilación en breve le alcance por edad, sigue laborando en un coche patrulla. Turno a turno, noche a noche, vela incansablemente por el sueño de los que duermen.

No abundan los azules como Moreno, pero haberlos haylos. Sirvan mis palabras de homenaje a este Pepe y cuantos más existan, aunque no tenga el honor de conocerlos. También hago extensivo estos elogios a quienes con compromiso y por profesionalidad doblan el lomo en todas las profesiones. Ser policía es lo más grande, pero hay quien trabaja el doble de horas que nosotros, por la mitad de sueldo. A veces no sé quiénes son realmente los héroes.

Ernesto Pérez Vera

A tenor de lo recientemente ocurrido en Galicia con un músico en tratamiento psiquiátrico y con una pareja de la Guardia Civil, dice nuestro Pepe Moreno:

Esta película ya la he visto muchas veces.  A ver, ¿cuál era el titulo…? ¡Ah!, sí, ya me acuerdo: “Sospechosos habituales, que siempre hacen las cosas mal y que, por supuesto, son unos fascistas". Vamos a dejarnos de pajas mentales. Cada día siento más asco por los expertos que opinan de lo que no saben, pero que van de espléndidos. Estoy hasta los cojones de Disney. De verdad que no, ¡coño ya!, los conejos no bailan con los zorros en el mundo real. Creo que igual, en este caso, no hay que achacar el resultado de la intervención a la mejor o peor formación en tiro. Un tirador de elite encerrado en una habitación con un pirado armado no lo hubiera hecho mejor. A ver cuándo se van a enterar, de una vez por todas, de que no nos pueden exigir dar en el dedo meñique de la mano desarmada del agresor.

Desde mi punto de vista, el principal error es decir que se ha disparado a partes no vitales. Leches, se ha disparado donde se ha podido, para salvar la vida. Esto no es ilegal, es un derecho reconocido por el ordenamiento jurídico. Vaya por delante mi pésame a la viuda, pero los guardias también tienen mujeres, ¿o acaso son de segunda división humana? Estoy seguro de que no es el caso, pero en otros sucesos similares todo el interés estaba motivado por algún leguleyo que le dijo a la doliente familia que esto sonaba al ‘clin-clin’ del duro y vil metal.  Que el Estado paga bien, dicho más finamente.

Con respecto a la colaboración con los servicios médicos, es cierto que vamos de apoyo. Pero si la situación se desmadra, nos quedamos solitos. ¿Sería correcto esconderse detrás de los galenos o lo correcto es apechugar? Todo el mundo hace hincapié en la formación policial para casos de esta índole, mas nadie lo hace respecto a la formación de los sanitarios y sobre su equipamiento material. En Madrid, el SAMUR cuenta desde hace años con unidades especializadas para estas movidas. Están equipadas con chalecos antibalas, escudos y cascos. Además, no piensen que van con un ramo de flores en las manos.

Trabajo en una ciudad ni chica ni grande. Tenemos un hospital con no menos de seis celadores en la puerta de Urgencias, además de personal de seguridad privada. Ni que decir tiene que también hay psiquiatras. Pues bien, cuando se presenta un cliente violento con enajenación mental, nos llaman a nosotros. ¿Por qué? Pues porque somos muy facilones y nunca decimos que no. Nos comemos los marrones por cubos. Por cierto, a los atracos nadie nos acompaña...

Una experta profesora universitaria que da clases a futuros doctores quiere, y así lo ha expresado en un medio de prensa, que los policías seamos especialistas en tiro, en atención a pacientes agresivos, en incendios, en materia penal, en proctología, etc. Demonios, entonces sobrarían los demás gremios, digo yo, ¿no? Señores expertos, por favor, tengan a bien publicar algún día un listado de sus logros. Ustedes opinan de todo y luego no saben de nada. Profesora que pía tan alegremente delante de los micrófonos, ¿sabría usted decirme si el cartucho de dotación de los agentes era el más adecuado para intervenciones policiales? Ni idea, ¿verdad? Lo imaginaba.

Por cierto, ahora en la Policía Nacional nos van a dotar de espráis de defensa. Me he quedado helado al leer el memorándum de presentación. Dice que es un medio intermedio entre la porra y la pistola. Tremendo. Seguro que también lo ha afirmado un experto que no sabe una mierda sobre la puta calle.

Señores y señoras, tengan muy buen servicio.

Comentarios

  1. Muy buen art. Y muy cierto lo que dice moreno

    ResponderEliminar
  2. Como compañero, y sin embargo, amigo de José Moreno, no puedo más que aplaudir y agradecerte este pequeño, pero a la par gran homenaje que le has hecho a Pepe, Ernesto.
    No tengo palabras para expresar el orgullo que siento de tenerle a mi lado y trabajar con el, aunque no coincidimos en el turno. Siempre está ahí, dándonos consejos y haciendo de nosotros unos buenos policías para el día de mañana. Luchando desde hace años, día a día para intentar mejorar la plantilla, a costa de muchos jefes poniendo zancadillas.
    Cuando Pepe pasa delante de nosotros, no puedo decir otra cosa más que, orgulloso y a viva voz: AHÍ VA UN POLICÍA. Un policía que siente el uniforme y el servicio a los demás, como nadie. Con unos valores de compañerismo y amistad, llevados al extremo.Un tipo duro, pero buena persona. Un compañero, al que los choros le tienen un respeto que se plasma en su cara cuando él aparece. Un compañero que no se amilana ante nada ni ante nadie. En definitiva, una raza en vías de extinción.
    Llevo años rezando para que no claudique ante tanto inepto e inútil que la vida le pone delante. Rezando para que los años pasen lentos, a fin de tenerlo con nosotros y que la jubilación le llegue lo más tarde posible. Sé que es egoísmo, o altruismo, para que la sociedad siga disfrutando de un Policía de la cabeza a los pies.
    El día que Pepe abandone el Cuerpo por jubilación, me cuadraré ante él y le diré: QUIERO DARLE LA MANO A UN HOMBRE.
    Por todo ello, nunca le estaré lo suficientemente agradecido al destino por haberme cruzado en su camino. Me siento un privilegiado.
    Estas palabras hacia el compañero, desde el respeto a los compañeros que luchan día tras día por los derechos y libertades en este país.
    Por mi parte, era menester aprovechar este artículo de Ernesto, para dedicarle esas merecidas palabras a José Moreno.
    Un abrazo, Ifwin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ifwin, tus palabras son el verdadero homenaje. Te aplaudo.

      Ernesto.

      Eliminar
  3. Antes de iniciar mi comentario pido perdón por si fuera demasiado extenso o chapa, y ahora sin más dilación:
    LEYENDA: Una leyenda es una narración de hechos naturales, sobrenaturales o mezclados, que se transmite de generación en generación de forma oral o escrita. Generalmente, el relato se sitúa de forma imprecisa entre el mito y el suceso verídico, lo que le confiere cierta singularidad.
    Puedo afirmar que yo tengo el honor de conocer a una LEYENDA, José Moreno, no es peloteo ni nada por el estilo, ya que no soy de esos, pero puedo aseguraros que cuando uno trabaja con él, lo oye hablar y es capaz de asimilar cada uno de los consejos que te da, entiendes del porque él con su edad (aun queda mucho para que te jubiles no corras tanto) sigue al pie del cañón, patrullando
    Es como bien dices en tu articulo uno de aquellos “ POLICIAS DUROS” de los años de ETA, GRAPO Y LOS ASALTOS A CAJA POSTAL, los años de plomo como se vinieron a llamar, a Moreno( pepe para los amigos), lo he oído en mil y una ocasión decir esta frase “ NOSOTROS ERAMOS POLICIAS DUROS, POR QUE LOS CHOROS ERAN DUROS, cualquiera te pinchaba con una chuta, te sacaba un hierro o te hacia un siete con un bardeo” y no es que ahora los malos sean menos malos, pero a ellos les toco vivir ( para bien o para mal) unos años que nosotros los policías de los 90/00 gracias a dios no hemos vivido( tenemos otros problemas diferentes, pero no aquellos).
    Pepe para los que no le conozcáis viene a ser como Harry Callahan, siempre con un cigarrillo en los labios, siempre con una mueca como sonrisa y alguna frase entre simpática y maliciosa para meterte alguna puya (que si sabes leer te está dando un consejo, aplícalo), un policía de esos que hace cumplir la ley, le pese a quien le pese, siempre con mas enemigos entre los de sus gremio (por envidias, mamoneos y despacheos) que entre los malos. Porque Harry digo pepe no se calla cuando tiene razón y se enfrenta al jefe que sea.
    Para no seguir enrollándome solamente diré “CUANDO TU TE JUBILES, CONTIGO SE IRA UNA GENERACION QUE NO VOLVERA, LA DE AQUELLOS POLICIAS DE BARBA Y BIGOTE, DE LOS DE LA RESERVA Y LOS 24 X 24. POLICIAS DUROS, MAL ENCARADOS, Y MAL PAGADOS”, pero también AMIGOS DE SUS AMIGOS, COMPAÑEROS HASTA EL FINAL, PERRO DE PRESA QUE HUELE AL CHORO ANTES DE LLEGAR Y QUE CON MIRADA FIJA Y PASO FIRME SE ACERCA AL HIJO DE PUTA LO MIRA A LOS OJOS Y LO DICE SI TIENES HUEVOS TIRA PARA DELANTE. EN VOZ MUY BAJA PARA QUE NADIE EXCEPTO EL DELINCUENTE SIENTA ESA VOZ QUEBRADA DE UN POLICIA QUE DIO Y DA TODO POR CUMPLIR CON SU TRABAJO.”
    UN PLACER Y UN HONOR TRABAJAR SU LADO DON JOSE.

    Yy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres un afortunado, Yy. Yo jamás he trabajado con nadie así.

      Un abrazo.

      Ernesto.

      Eliminar
  4. A ver como sale las conclusiones judiciales,,,espero que todo sea desestimado y los compañeros vuelvan al quite y si puede ser con orejas y rabo. nada mejor que vivir una faena critica para convertirse en un primer espada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que todo acabará como debe acabar. Pero a ver si desde las altas esferas de las FYCS admiten, de una vez, que todos estamos engañados y que hay que contar la verdad sobre la dinámica de los enfrentamientos de estas características. Cuando las propias FYCS sepamos oficialmente qué pasa y cómo pasa, podremos convencer a quienes luego tendrán que juzgarnos. Esto no quiere decir que creemos cuentos o cortinas de humo para esconder errores, pues hay errores salvables y otros que no lo son. Los primeros sí merecen su justo castigo, los otros seguramente no.

      El ordenamiento jurídico está casi preparado para hacer las cosas bien, solo que hay que cambiar conceptos y vencer convenciendo.

      Un saludo, Escarceneitor.

      Ernesto.

      Eliminar
  5. No conozco por desgracia a Moreno, aunque me gustaría... Pero si leo atentamente sus comentarios. También lo que Ernesto opina de ESTE POLICÍA. Me ratifico en lo que el autor le dice a Yy. Envidia sana. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Igual que se reza en las liturgias dominicales: "En verdad es justo y necesario".

    En verdad es justo y necesario, reconocer a aquellos que a lo largo de su vida, han pasado más tiempo en el trabajo que con su propia familia. A aquellos que han dado todo lo que tenían, y que no están obligados a más, por defender al prójimo. A los que, según dicen los que lo conocen bien por trabajar con él, siempre ha estado y estará al lado de quien lo necesite, apoyándolos y ofreciendo sus conocimientos al resto.

    Y es que, uno no espera que estén a todas horas dándole palmaditas en la espalda, regalándole el oído con susurros alabando su trabajo, enalteciendo su labor magistral, pero desde luego, a nadie le amarga un dulce de vez en cuando, sobre todo cuando las únicas veces que te han llamado "al despacho" ha sido para emparejarte por algo que no has hecho como al Jefe le hubiera gustado que lo hicieras.

    En fin, para mi también sería una gran satisfacción conocer a tan ENORME profesional, por que ya me siento orgulloso de que haya gente como él dentro de este gremio tan incomprendido, a veces.

    Me "cuadro" ante usted ;)
    --
    "Ante ferit quam flamma micet"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Josma. Gracias por tu comentario.

      Un abrazo.

      EPV.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MIS ÚLTIMOS 10 MINUTOS CON VICTITO (QEPD)

CUANDO LAS RATAS PRESUMEN DE PLACA, SIN SABER QUÉ ES SER POLICÍA