TODO POR LA PASTA: DESPACHOS, PLACAS Y PORRAS

Por, Ernesto Pérez Vera

Palermo, 1993. El capo mafioso Tommaso Buscetta es detenido nuevamente por la Policía italiana, accediendo a colaborar con Giovanni Falcone, el único juez limpio, serio y profesional de toda Sicilia, como el propio Buscetta reconoció. Preguntado el detenido para que respondiera con concreción qué es la mafia, dijo: “Ustedes le llaman así, mafia, pero para nosotros es la ‘Cosa Nostra’. Esto es como si para una plaza de juez se presentan tres jueces. Uno es muy inteligente y trabajador, otro tiene amigos en las altas esferas y el tercero es tonto. Pues la plaza se la dan al tercero, al tonto. Eso es la mafia”.

España, 2015 (también 2014, 2013 y así hasta casi donde queramos parar el calendario). ¿Le suena a alguien este sistema? Y por Dios que no me refiero a nuestra Judicatura, sino a otras cosas patrias, como por ejemplo el reparto de condecoraciones, puestos de trabajo, destinos y ascensos en determinados cuerpos de seguridad. No es que me suene este repique de inmundicia, a mí es que me chirría tan estridente realidad a la que sobreviví durante varios trienios.

Esta actitud sistemáticamente atentatoria contra la vergüenza, la legalidad, la ética, la imagen, la eficacia y hasta la moralidad es propia de la condición humana. Tan asquerosa e injusta forma de obrar no tiene bandera, ni pasaporte, ni color político, pero en esta tierra ibérica cobra ya familiar protagonismo. Nepotismo le llamamos en plan culto; enchufismo, en plan mediático; y colegueo y compadreo, en plan de andar por la calle.

¡Ah!, pese a saber que lo matarían, como así sucedió en 1992, Falcone procesó a todos aquellos que untaban al resto. Algunos aún nos acordamos.

Comentarios

  1. Falcone para siempre. Una lastima lo que hay.

    ResponderEliminar
  2. Cuantas cosas resumes, en tan pocas palabras, buen artículo Ernesto.

    ResponderEliminar
  3. Muchos Falcone harian falta aquí. Pero ya sabéis: a la que un juez despunta por hacer limpieza, la clase política tira de su poder en el CGPJ, elegido por ellos, y lo despachan por la puerta de atrás, no sin antes echarle encima toda la mierda que pueden. A todos nos vendrá alguien a la mente. Seguro.
    Pues lo mismo ocurre en el ámbito policial: cuando alguien despunta por hacer bien su trabajo y luchar contra la basura, siempre hay un tonto que ha sido puesto a dedo en la cúspide para hacerle la vida imposible al justo no sin antes, claro, echarle su ración de mierda encima para tapar sus propias vergüenzas e ineptitud.
    De todo hay en la viña del Señor!!!
    Buen apunte, Ernesto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. De siempre el poder ha buscado la seguridad. Te digo esto porque es una quimera esperar el reconocimiento del mérito, el poder busca la seguridad. El poderoso hasta que consigue el poder es todo ambición y una vez conseguido es todo miedo. Miedo a perderlo, a que otro sea más que él. Por eso el poderoso apartara al igual o superior y se rodeara de personajes que principalmente sean sumisos, le idolatren, nunca le pongan en duda, y estén profundamente agradecidos por su designación, los elegidos a su vez procederán de igual manera con sus subordinados y así en toda la cadena
    No afecta a España en particular es universal, solo en épocas de crisis principalmente bélicas se ha puesto al frente a algún personaje de valía que por supuesto estaba relegado, para inmediatamente solucionado el conflicto volver a mandarlo al olvido.
    Como muestra un botón, siempre que hay un cambio de gobierno de la Nación en el CNP se sabe que toda la cúpula será cambiada, y en cascada los mandos intermedios. La pregunta es obvia todos los que estaban eran menos capacitados que los que ponen, ninguno cumplía con su cometido. Esto te hace dudar del valor del mérito y quizás sean más baremables otras capacidades. Un saludo. José Moreno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Moreno, Moreno, Moreno, me tiene usted arrodillado a sus pies. Me quito el sombrero.

      Un abrazo.

      Ernesto.

      Eliminar
  5. Siempre fue mi intención mantenerme independiente, soberano y leal a mi juramento policial. He pagado mis peajes, después de una veintena larga de años de servicio, cosidos a retazos por no venderme a un mando impostor o a un sindicalista felón. Nunca quise hipotecarme por deber favores pretéritos, que buenas mofas y burlas me costaron de compañeros bribones y lampones. Todo ello, para permitirme el lujo de mirar a los ojos a todos y decirles con gestos o simples palabras la miseria y la mala canalla que arrastran.
    Ser policía es un modo de vida, una vocación, una forma de ser y de proceder para toda la vida. Por ello, los buenos compañeros siempre están en el frente, en las tinieblas, en el torbellino de la acción, nada de peloteo y de falsas amistades del pádel o del futbito. Todo se resume a miradas y gestos que solo comprenden los policías que siempre están prestos para dar lo mejor de ellos. Los buenos policías se buscan entre ellos cuando el honor, el valor y la lealtad les llaman.

    Un saludo, Cyrano de Sevollá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu agudo y sincero comentario, Cyrano.

      Un saludo.

      Ernesto.

      Eliminar
    2. Mismo guión, con actores distintos. Lo que nosotros estamos sufriendo hoy día, es un remake de la película mala que habéis vivido vosotros años atrás. La segunda parte de la película Porky's de los años 80. Ese es el chapapote en el que nos tenemos que mover turno tras turno.
      Os pido disculpas por el tono de humor, la realidad supera la ficción.
      Un saludo.Ifwin

      Eliminar
  6. Eliot Ness,Frank Serpico,Joseph.D. Pistone (Operacion Donnie Brasco) y por supuesto Super Falcone, quizás el abanderado de toda una serie de personas que sin lugar a dudas rinden tributo a la INTEGRIDAD DEL DEBER COMO PROFESIONAL Y COMO SER HUMANO... No me olvido de otros muchos que de manera desapercibida evidentemente siempre es mejor para las podridas esferas, han estado y estan ahí pasandolas putas, incluso despues de sortear todo tipo de trampas psíquicas, fisicas incluso las temidas minas saltarinas... Seguro que muchos de ellos habiendolo pagado con sus vidas. Como digo estos últimos, sin esa Pompa y circunstancia (Edgar) pero si acompañados por esa Fanfarria para un hombre común... (Aron Coopland). Va por ellos, siempre por ellos... Un abrazo. MANOLO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Manolo.

      Un abrazo.

      Ernesto.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MIS ÚLTIMOS 10 MINUTOS CON VICTITO (QEPD)

SÍNDROME DE DUNNING-KRUGER: BURROS ENGREIDOS