RESPUESTA RÁPIDA

Por, Ernesto Pérez Vera

Esta tarde me ha dicho un compañero con el que tengo cierto trato, de un tiempo a esta parte, que le parezco buena persona. Otro amigo, que viste un uniforme diferente al que yo vestí, me decía la semana pasada que seguramente fui un buen policía, que ojalá hubiese podido trabajar conmigo.

A ambos les respondí lo mismo: “Gracias. Sobre mí te hablarán muy bien o muy mal. Todo dependerá, casi siempre, de si a quien le preguntes ha recibido mi recomendación de irse a tomar por culo. La objetivad en esto es muy subjetiva. He mandado a la mierda a muchos de los tuyos, a unos cuantos de los otros y a muchísimos de los míos. A veces intento de ser buena persona, pero muy pocas veces lo logro. Y sobre el trabajo, bueno, he trabajado mucho, casi siempre bien, en ocasiones muy bien, y otras veces, creo que las menos, mal. No soy perfecto, por ello siempre trato de mejorar. Pero nada, igual, casi nunca lo consigo”.

No obstante, ahora me doy cuenta de que algunos creerán que soy buena gente porque detuve a muchos ladrones, traficantes de drogas, maltratadores de parientas, borrachos al volante, requisitoriados, etc. Y otros muchos, incluso siendo policías (o solamente pareciéndolo), pensarán y dirán, porque sé que lo dicen, que soy un hijoputa precisamente por haber hecho todas aquellas intervenciones profesionales.

Para gusto, colores. Para cabrones, levantar la vista.

Comentarios

  1. Hace algunos años, el otro cuerpo de seguridad de mi localidad requirió a nuestra patrulla de PL (a mi y a otro buen compañero), para realizar una prueba de alcoholemia a un conductor. Creo recordar que esta arrojó un resultado final de 0,66 (la otra dio un resultado superior); de todas formas, al final, aparte de imputarle un DSV por conducir con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 mgrs./l. también le imputamos conducción bajo los efectos del alcohol (las dos previstas y penadas en el 379 del C.P.). Bueno, decir que la detención y restos de Atestado la hicimos nosotros (PL)con toma de declaración a los compis (también muy buenos)del otro cuerpo de nuestra de localidad. Indicar que este tipo de actuación es mas o menos normal,.........el otro cuerpo nos requiere, nosotros hacemos la prueba y si procede detenemos e instruimos diligencias tomándole declaración a los efectivos de la otra organización de seguridad pública. Pues bien,.....ocurrió que a las 07:00 horas de ese final de servicio nocturno, ya de día, al hacer el relevo, mi "compañero" de "puertas" le explicaba a otro "superior" que nos relevaba en ese momento las incidencias del servicio.........con el pequeño descuido de que no se habían percatado que yo no me había ido a los vestuarios, sino que permanecía en la oficina de al lado.........ocurriendo que el resumen de la incidencia que le relató el el uno al otro fue la siguiente: "El otro cuerpo nos ha requerido, se ha hecho la prueba de alcoholemia y AGENTE SUPERPROFESIONAL ha procedido a efectuar la detención" (todo esto con un acento con retintín muy característico). Ni que decir que yo aluciné.......me levanté en ese momento de donde estaba sentado, me quedé mirándolos con cara de asco (se quedaron blancos al verme aparecer) y les dije: "ES INCREÍBLE, ES INCREÍBLE", tras lo cual, con un mal cuerpo indescriptible me fui de allí. Todo esto que relato viene al hilo de lo que tu comentabas en tu post inicial.............que lástima de país, de moral nacional, que aguanta que semejantes elementos tengan "posiciones" mas o menos normales, y que estos con su absoluta falta de moral SE PERMITAN EL LUJO DE CRITICAR EL QUE OTROS REALICEN DE FORMA EFECTIVA EL TRABAJO QUE HAN JURADO LLEVAR A CABO, QUE ES POR LO QUE SE LES PAGA........QUE RAJEN DE TI A TUS ESPALDAS POR TRABAJAR. En Hamlett había un pasaje que en el que un personaje decía "que algo estaba podrido en Dinamarca"..........eso era ficción.............yo puedo dar fe de otras podredumbres que son absoluta realidad.

    Un abrazo Ernesto. Decirte que aparte de admirarte, te entiendo mas que de sobra. Vuelvo a repetir lo que te dije una vez........que lástima que no sigas llevando uniforme.

    MAG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, MAG.

      Me consta que el más feroz enemigo de los policías está dentro. No es un lobo disfrazado de cordero. Es un bastado, o una bastarda, disfrazado/a de policía.

      Saludos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MIS ÚLTIMOS 10 MINUTOS CON VICTITO (QEPD)

CUANDO LAS RATAS PRESUMEN DE PLACA, SIN SABER QUÉ ES SER POLICÍA