ESTAMOS DE ENHORABUENA

Por, Ernesto Pérez Vera

¡Enhorabuena, policías!

Algunos ya dijimos públicamente, desde el minuto cero, que la respuesta a tiros estaba más que justificada. Ajustada a derecho. Es más, a uno de los intervinientes (amigo mío) se lo dije pocas horas después de producirse el hecho. Pero él ya lo sabía. No le descubrí nada nuevo. Hizo lo que sabía que tenía que hacer, lo que había entrenado, aquello sobre lo que había meditado profundamente. Y encima, ¡toma ya!, le salió bien. Recuerdo que me dijo: “Ernesto, esto ya lo he vivido. Este supuesto es uno de los que he practicado mil veces, por mi cuenta, en el campo de tiro, por ello seguramente respondí bien”.

No era cosa fácil, pero la hizo. Él sí. Tampoco echó el rabo atrás negando u ocultando qué hizo, cómo lo hizo y cuándo lo hizo. Hoy no toca hablar de por qué todos los proyectiles lesivos abandonaron el cuerpo del agresor, poniendo en grave riesgo la vida de terceros. Esto lo dejo para otro día.

Los agoreros, sucios ellos como siempre, florecieron por doquier. Emergieron desde las profundidades de sus miserias. Se colocaron sus mugrientas gorras y enarbolaron la bandera del desánimo. Los agoreros, ignorantes y cobardes por obra y gracia del ADN de los de su especie, querían meter en la cárcel a los policías actuantes. En fin, cosas de trabajar con compañeros y mandos miserables y legañosos.  

Pues no, listos, durante la instrucción de las diligencias previas quedó dilucidado que la acción policial no merecía reproche judicial.


Comentarios

  1. Pues nada, mi enhorabuena para los compañeros de esta delicada intervención y felicicidades por una justa sentencia. De lo demás, para los que intentan complicar y despreciar este tipo de actuaciones ya de por sí muy complicadas, ahí va mi desprecio, (hay que estar ahí)... ¡UN ABRAZO!

    ResponderEliminar
  2. Desde Zaragoza, gracias Ernesto, es jodido cogerte un día de fiesta y que le pase esto a tú compañero, pero es más jodido ver que después de tan difícil actuación y cuando en el juzgado te dan la razón, tu propia jefatura no reconoce como es debido el trabajo bien hecho, aunque nos da igual, porque SOMOS POLICÍAS. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ASG, se de qué va la cosa. He pasado por algo similar. Pero sí importa. Somos policías, sí, además de los de verdad. No nos movemos por premios. Pero cuando ves que al que no lo merece le dan premios, y que no los recibe el que los merece, entonces estás legitimido para mandar a tomar por culo a unos cuantos.

    Ernesto.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MIS ÚLTIMOS 10 MINUTOS CON VICTITO (QEPD)

CUANDO LAS RATAS PRESUMEN DE PLACA, SIN SABER QUÉ ES SER POLICÍA