LOS ARAÑAZOS Y LAS TARASCADAS DE LOS IMPRODUCTIVOS

BALCÓN DEL ESTRECHO. ONDA CERO ALGECIRAS (04/04/2016)

Por, Ernesto Pérez Vera


Hace unas semanas leí con estupor, en “Noticias de la Villa”, el periódico digital de Los Barrios, como en la sección Cartas al Director una persona que decía ser policía local barreño, criticaba con rabia que hubiesen felicitado públicamente a unos compañeros suyos. Tufillo a envidia, línea tras línea. Algo que me resulta desagradablemente familiar, María. Conozco a demasiados rezumadores de asco, gente que tiene asco hasta de sí misma; siendo este uno de los más destacados rasgos de quienes derraman gandulería e incompetencia, a cada paso que dan. Gente tóxica. No lo digo por el autor del texto, dado que su autoría era anónima. Lo digo porque conozco el paño, de ahí que a veces logre identificar la pringue y el desgobierno policial.

Esta persona se quejaba de que siempre fuesen reconocidos los mismos policías por incautar drogas y tabaco de contrabando, y por detener a maltratadores, a conductores borrachuzos y a sustraídos de la justicia. Pues claro, hijo, pues claro que sí, hijo, eso es lo normal, o por lo menos debería serlo, porque en determinados plazas estos galardones se regalan por puro compadreo. Porque atención, diré algo más: no es lo mismo ir al trabajo, que ir a trabajar. Me explico: si eres de los primeros, vas… y punto. Estás, solo eso. Pero es que resulta que hay gente que además de ir y estar, dobla el lomo, se la juega, se moja, da el callo, no se va a su casa a ver el fútbol y no se mete en los bares para gorronear bollos y latas de cerveza. Efectivamente, sí, hay gente íntegra, honesta, preparada, seria y profesional.

Por lo que refería el texto, a los comprometidos con el trabajo y con la calle les llaman, allí en Los Barrios, ‘los de la secta’. Esta lamentable realidad provoca serios daños al buen funcionamiento de las instituciones; resultando finalmente perjudicados los ciudadanos que pagan sus impuestos, y que por tanto exigen eficacia y celeridad en la resolución de sus problemas.

OÍR EL AUDIO: http://www.ivoox.com/balcon-ernesto-perez-audios-mp3_rf_11039209_1.html 

María, perdona que hoy haya sacado la basura, pero te juro que nuestra comarca no escapa a todo esto. Me gustaría que los “pagasmuertas”, por lo menos una vez, se sacudiesen las pulgas, se duchasen y se pusieran a producir, o por lo menos a disimular. Si no saben hacerlo, por falta de tan sano hábito, podrían pedir consejo a los de la secta, seguro que estos estarían encantados de admitirlos en su círculo, dado que ese es el fin de toda secta. ¿No?

He dicho, María.

Comentarios

Entradas populares de este blog

MIS ÚLTIMOS 10 MINUTOS CON VICTITO (QEPD)

SÍNDROME DE DUNNING-KRUGER: BURROS ENGREIDOS