UNA DE LAS MENTIRAS DE SIEMPRE: MUNICIÓN PERFORANTE

Por Ernesto Pérez Vera

Estoy viendo la televisión; las noticias. Estaba viéndolas, porque ahora estoy afanado en estos párrafos.

¿Quién carajo le habrá dicho a Antena 3 que la munición del calibre .38 Especial incautada en Madrid a unos atracadores es perforante (mostrada a cámara)? Sé que la inmensa mayoría de los policías no sabemos una mierda sobre cartuchería y balística. Sé que tampoco tenemos que ser expertos en esta materia, aunque la gente crea, incluso dentro de las propias instituciones policiales, que ya somos especialistas en el tema. Pero en todas partes hay una puerta, poco visitada por cierto, tras la que se encuentran un tío o una tía que sabe de verdad sobre estas cosas.

En este caso particular, tiendo a pensar que solo desde el propio seno de la Policía Nacional (PN) han podido proporcionar tan torpe y falsa información. El dato, obviamente, no ha partido de un experto sino de alguien que ha soñado que lo es. Uno que pasaba por allí, seguramente. Puede que la información incluso haya salido de la mente de un devorador de novelas de suspense. Alguien que ha oído campanas, pero que no sabe de qué iglesia viene el sonido. La noticia, protagonizada por el Grupo Especial de Operaciones, el GEO, refiere la detención de 5 atracadores. Sin duda, una buena investigación del Grupo XII de Policía Judicial.

A ver, que estos ladrones son unos hijos de puta, está claro. No solamente son atracadores que llevan consigo armas de fuego, sino que uno de ellos tiene en su cuenta penitenciaria la muerte de un policía. Pero no, por favor, no engañemos más al personal: los cartuchos Fiocchi marcados en el culote con las letras GFL, que montan proyectiles de plomo grafiteado, no son perforantes. O sea, que no atraviesan chalecos de protección balística. Es una mentira muy gorda que alguien se ha inventado, después de ver películas americanas pésimamente traducidas.
Vamos a ver, el color zaino no quiere decir que se trate de balas muy peligrosas, porque todas lo son. No es una bala de luto. Esta cromática le viene proporcionada a estos proyectiles porque cuentan con una capa de grafito. Sí, grafito, ese derivado del carbono que no es ni azul, ni amarillo, ni rojo, sino negro. ¿Que por qué se recurre al grafito? Pues porque es un lubricante natural que ayuda al sano mantenimiento interno de las armas.

Pero la razón de que a estas puntas se le atribuyan poderes híper perforantes nace de que esta munición, a veces, es bañada con teflón. Proyectiles teflonados, vamos.  ¿Y saben qué? Pues que el teflón es un material con un coeficiente muy bajo de fricción, pero no es perforante per se. ¿Han visto esos rollitos de color blanco que llevan todos los fontaneros en sus cajas de herramientas? Pues sepan que no se trata ni de cinta aislante ni de esparadrapo, sino de teflón. Lancen fuertemente esos rollos contra las paredes de sus casas, a ver si las atraviesan.

Señoras y señores, estos cartuchos son de los más vendidos en clubes de tiro y armerías. Son cartuchos muy pero que muy convencionales. Balas corrientes. Se usan tanto en el ámbito deportivo como en el profesional de la seguridad. Y les aseguro que no atraviesan chalecos antibalas. ¡Son de plomo!

Ahora, otra verdad: hay proyectiles de arma corta que sí atraviesan protecciones blindadas, como los KTW, que sobre su núcleo de acero (antiguos) o bronce (más modernos) llevan adherida una micro capa de teflón, para reducir la fricción con el ánima del cañón y con en el blindaje impactado, quizás más lo segundo que lo primero. Pero, hombre, lo que otorga poderes altamente perforantes son los núcleos, no las envueltas de teflón. Por cierto, en este caso, en el de las balas KTW, las micras de teflón no son de color negro sino de color verde pita.

Lo triste de esto es que muchos policías utilizan puntas grafiteadas y teflonadas pensando que van a lograr atravesar el pecho de los balísticamente protegidos. Menudos consejeros nos buscamos algunos.

Comentarios

  1. Ernesto, lo has dicho tu muchas veces y pienso igual que tu "no sabemos que no sabemos " a pesar de pasarte tu vida entera profesional con un arma al cinto la inmensa mayoria del personal ni sabe ni quiere saber, me atreveria a decir.
    Es lo que tenemos mal que nos pese y salvo unas cuantas excepciones asi esta el patio.
    El tema de la municion es ese otro gran desconocido dentro del mundo de las armas y muchos policias no le dedican ni un minuto de su tiempo a enterarse de lo que va la vaina, le meten en el cargador lo que le dan de dotacion y a otra cosa mariposa.
    Pocos compañeros se preguntan si la municion que llevan es la mas idonea para el servicio policial y si alguno lo hace se dara de bruces con el inevitable "aqui siempre se ha hecho asi" es decir si siempre se ha comprado la municion blindada de toda la vida quien se creera este que es para decir que es mejor la punta hueca.
    Te suena la musica Ernesto, por eso el unico consuelo que me queda es acordarme de la conversacion de dos sacerdotes que discutian sobre si los curas llegarian a casarse y uno de ellos le dijo al otro: Usted cree Padre Andres que los curas llegaremos a casarnos, a lo que el otro sacerdote le contesto: Padre Juan nosotros no lo veremos pero nuestros hijos si.
    Pues eso.
    Un saludo
    Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos, buenísimo el ejemplo de los curas. Saluda al padre Andrés, de mi parte, su hijo hizo la mili conmigo. Jaja.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MIS ÚLTIMOS 10 MINUTOS CON VICTITO (QEPD)

SÍNDROME DE DUNNING-KRUGER: BURROS ENGREIDOS