JUAN CADENAS, EL POLICÍA AL QUE LE ARRANCARON LA VIDA

Por Ernesto Pérez Vera

Primera entrevista televisiva concedida por Juan Cadenas, el policía gaditano al que unos malnacidos le clavaron un pedazo de cristal en la garganta y en un ojo, hace 2 años.

Conocí a Juan poco tiempo después de producirse el incidente: yo quería oír su historia con todos los detalles, con todos, y él necesitaba saber por qué no fue capaz de apretar el disparador, aun teniendo encañonados a sus agresores. Ya no tiene duda alguna de que es una víctima del nefasto sistema formativo-policial al que estuvo expuesto mientras ejerció la profesión de sus sueños.  Ahora sabe que debió disparar, aunque en realidad lo supo, como él mismo verbaliza, un segundo después de no hacerlo y de sentirse derramado sobre el uniforme. Ahora es consciente de la natural y justa licitud de defender a tiros la integridad física, la vida que se pierde en el camino, aunque el homicida se halle armado con un ladrillo, con unas tijeras, con una escopeta, con un cenicero, con un destornillador, con una navaja, con un florero, con un palo de fregona, con una lasca de vidrio, con un revólver o con una llave inglesa. Ahora ya sabe, lo que nunca jamás nadie le había explicado.


Juan, muchas gracias por acordarte de mí durante la entrevista. Vídeo de Canal Sur TV: https://www.youtube.com/watch?v=aQQKQxOHPvk&feature=youtu.be

Comentarios

  1. Grandisimo artículo. Poco a poco nos iremos concienciando de exigir una formación no de mayor - sino de la mejor - calidad.
    Gracias por la labor divulgativa que estás haciendo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Estremecedor. Creo que puedo decirlo: "No es lo mismo, leerlo, que oírlo"
    Cuantísimas veces abré oído decir lo mismo a muchos de mis compañeros: "Es que no es proporcional "pegarle" tres tiros si te ataca con una navaja". A lo que respondo: "Tú tienes la suerte de no haber sido atacado, y el que los fue, ahora no puede decir lo mismo que tú".
    Valgan mis palabras de ánimo y apoyo al compañero, pues como muy bien dice, no debemos esperar nada de la Administración, por lo que en mi zona se ha llegado a acuñar una frase entre las diferentes FFCCSS: "Más valen bocadillos en Fontcalent (centro penitenciario) que flores en el cementerio", por lo que le dedico especialmente mi "firma" a tod@s l@s compañer@s patruller@s.
    --
    "Ante ferit quam flamma micet"

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MIS ÚLTIMOS 10 MINUTOS CON VICTITO (QEPD)

CUANDO LAS RATAS PRESUMEN DE PLACA, SIN SABER QUÉ ES SER POLICÍA